KS Tirana ganó en el debut de nuestra compatriota Sabrina Molina ante el equipo de Vllaznia Shkoder por 72 a 56.

Desde el comienzo del partido el equipo local mostró superioridad yendo al bajo y obteniendo puntos desde la línea de libres. De esta forma llegó a doblegar a su rival cuando se jugaba la mitad del primer cuarto. Esto demostró que el equipo en defensa también se plantó bien, no dejando jugar con comodidad al Vllazina que la mayoría de puntos que consiguió fue al lado del aro. Ese primer cuarto se terminó con victoria para Tirana por 20 a 13.

En el segundo cuarto se dio el debut oficial de Sabrina en el equipo iniciando desde el comienzo del mismo. En cuanto al juego, fue mucho más favorable al equipo local que el primer período. El equipo acribilló al rival desde todos los sectores del rectángulo de juego. Morina Bojka era la jugadora más certera en Tirana tanto en la zona interna como desde más allá de los 6.75. Atrás, el equipo permitió muy pocos tiros, y desde la defensa corriendo la cancha llegaron a obtener varios puntos. Molina anotó sus primeros puntos en Europa luego de una asistencia de Aida Palko para abrir 8 de renta a 4:20 para terminar el primer tiempo, que se cerró con el marcador 35-21 para el equipo de nuestra compatriota. 

En el segundo tiempo la temática del juego siguió siendo la misma. Tirana continuó atacando y dañando a la defensa rival en la pintura y también cuando sacó el juego al perímetro logró dañar con Gelis Gonzales y Morina Bojka. La Pocha volvió a aparecer en el marcador, pero el destaque de nuestra compatriota una vez más fue su especialidad, los rebotes, y desde ahí salieron varias jugadas para conseguir puntos en el equipo. El marcador al final del juego indicaba que Tirana ganaba 51 a 34.

En el último cuarto aparecieron los cambios y la rotación y eso llevó a que Tirana perdiera el potencial defensivo y Vllaznia comenzó a dañar en el bajo y sobre todo desde el triple con  Bernada Rreshpja y la mano caliente de Sindi Kryeziu con tres bombas consecutivas. El equipo local a pesar del bajón en defensa, logró mantener el buen momento en ataque y con un buen juego colectivo cerró el partido a su favor por 72 a 56.

Sabrina Molina debutó estando 25:06 en cancha, anotando 4 puntos, bajando 5 rebotes (3 en ataque y 2 en defensa), además repartiendo 2 asistencias, robó 3 pelotas y metió 1 tapa. El equipo ahora jugará el martes ante Bashkimí por la Liga Unike. Mientras que por la Superliga lo volverá a hacer el próximo 17 de febrero ante Berleti.

Foto: Instagram @kstirana.al