Octavio Medina fue una de las figuras de Tabaré en la victoria frente a Lagomar por la última fecha de la fase regular. Tras el juego, fuimos por su palabra.

Para comenzar, el ex Hebraica Macabi hizo un balance de la primera rueda del equipo: “Bueno, pasando raya, obviamente esta primera fase deja un poco de tranquilidad. Después del arranque feo que tuvimos, en donde estábamos un poco diezmados y no nos sentíamos cómodos, optamos por algunos cambios.  Esas decisiones fueron bastante arriesgadas, teniendo en cuenta la cantidad de jugadores que tuvimos, de los cuales ninguno fue fijo. Por eso, me quedo con la fortaleza del plantel, de saber adaptarse a las adversidades, sacar partidos de visita importante y cosechar esas ocho victorias seguidas que nos colocaron entre los ocho mejores. Ahora a afrontar de la mejor manera la siguiente ronda para quedar lo más alto posible en la definición.”

Sobre los distintos cambios de formación, con 7 fichas innominadas a lo largo de la fase regular, comentó: “Al no encontrar un 5 como es que estábamos buscando, que en este caso es Prince (Orizu), un interno más definido, optamos por las opciones de acá de uruguayos que puedan reforzar lo que hacemos nosotros, que es un poco correr la cancha, la fluidez, la rapidez, creo que con Gian (Gianfranco Espíndola), mi hermano (Facundo Medina) y Nahuel (Lemos) pudimos hacerlo muy bien. Ellos supieron adaptarse a nosotros, lo que nos dio el empujón y el aire que necesitábamos para cuando llegara un 5 definido.”

En la victoria contra Lagomar, el equipo de Diego Palacios convirtió 28 unidades en el tercer período, mostrando su mejor versión. En referencia a esto, recalcó: “Hay cosas que nos han costado mucho en casi todos los partidos de la primera rueda. Una de ellas es el comienzo de los segundos tiempos. Hoy nos propusimos cambiar eso, y creo que lo pudimos resolver, sobre todo para llegar con un poquito más de aire al final, de tener esa ventajita esa que siempre te sirve. Ese pasaje es merecido y es un reconocimiento que se reflejen en los números, por el esfuerzo que hicimos en el tercer cuarto.”

Luego de dos derrotas consecutivas, el indio logró cortar la racha negativa y despedirse de la primera ronda con una sonrisa. Sobre estas derrotas, reflexionó: “Cuando fuimos allá con Verdirrojo habíamos sacado una ventaja y no la supimos aprovechar. En el tercer cuarto la perdimos, entonces a eso apuntábamos hoy, a salir en el tercero no dando ventaja, o al menos pisando el acelerador a full. Después con Urunday llegamos a un final cerrado, remando un poquito de atrás todo el partido. Creo que fueron justos ganadores, y sabemos que son uno de los candidatos a pelear el título y el ascenso.”

Pese a lograr el ascenso en cancha, el equipo de la calle Ricaldoni decidió no usar su cupo en la Liga Uruguaya y volver a disputar El Metro. En relación a esto, sentenció: “Yo soy un jugador contratado, a mí se me paga por venir a jugar y ascender, o salir campeón. Si yo cumplo eso voy a estar satisfecho conmigo, después el club lo que decida con el tema de la plaza o si jugar en primero o no, obviamente es decisión de ellos, tendrán sus argumentos. Yo que estoy en la interna del club, sé que ellos apuntan a crecer más en lo edilicio, como habían dicho en la carta el año pasado, de crecer más y de darle más infraestructura a las formativas, buscando crear una base sólida para después, en el momento que estén dispuestos, puedan estar en primera establemente. A mí no me parece mal eso, aunque obviamente un jugador que logra el ascenso le gustaría estar en primera, disputar su cupo en la liga. Pero bueno, es una decisión del club y ellos tendrán sus argumentos.”