Verdirrojo obtuvo un enorme triunfo de local frente a Miramar. Luego del partido, Alfonso Arrillaga analizó el partido.

Arrillaga dio sus primeras sensaciones tras la victoria “La verdad que muy contento. Ahora toca aflojar un poco. Miramar era un rival directo y nosotros teníamos que seguir con el objetivo de hacernos fuerte en casa con nuestra gente y por ahora continuamos en ese camino.”

Verdirrojo estuvo prácticamente todo el partido remando de atrás. Sobre la gran reacción final, se refirió “Creo que es una virtud tener una rotación bastante larga, sobre todo con los tiradores abiertos que tenemos. Si los jugadores de rol hacemos nuestro trabajo y le damos tiempo y espacio a ellos para que tiren cómodos, vamos a andar bien en el torneo”.

El elenco del cerro continua en racha y goza del mejor momento del torneo. Respecto a este cambio, Alfonso comentó “Nosotros en lo que nos enfocamos fue en hacer la autocrítica necesaria. Más allá que se cambió el cuerpo técnico, creo que el cambio más grande fue de nosotros mismos; encerrarnos en el vestuario y decirnos las cosas en la cara, lo que no nos gustaban de los demás compañeros. Eso nos permitió que asumiéramos como equipo que somos y que sacáramos la cara por todos y en particular por toda esta gente que viene siempre y llena la cancha todos los partidos.”

Arrillaga fue clave en el último cuarto para que su equipo se lleve el triunfo. Sobre como se viene sintiendo, el ala-pívot dijo “La verdad es que estoy disfrutando mucho jugar, me están dando mucho protagonismo, no solo de tomar tiros sino de hacer mi juego y divertirme, aunque a veces quisiera jugar algún minutito menos porque termino muy cansado (risas). La realidad es que estoy disfrutando y la gente nos da para adelante siempre”.

Para terminar, Arrillaga analizó la jugada final que le dio la victoria a su equipo “La tapa fue puro reflejo y cuando vi que se me venía la tribuna arriba para festejar me tiré al piso por las dudas porque dije “estos me van a matar o lesionar (risas)”.