Aguada obtuvo la clasificación al Final Four tras un gran triunfo ante Universitario San Simón. Tras estar cerca de jugar la anterior edición, Josefina Zeballos se sacó la espina y fue una de las claves defensivas. Tras el juego, habló con Básquet Total.

La base comenzó dejando las sensaciones de este objetivo, tras haber retornado al básquetbol uruguayo: "Ahora lo único que se maneja es felicidad, emoción, más que nada, por todo el esfuerzo que venimos haciendo. Si bien las extranjeras llegaron a último momento, se pudieron acoplar lo más rápido posible. Eso habla de lo buena gente que son, por lo bien que cayeron al grupo y quedó demostrado en la cancha. Con respecto a mi vuelta a Uruguay, es mucha felicidad volver a mi casa, volver con mis amigos, compartir plantel con mis amigas, con mi hermano (Juan Manuel Zeballos), con Nico (Altalef) que lo conozco desde que arranca a jugar el básquet. Estoy muy contenta".

Zeballos intentó jugar la pasada Liga Sudamericana, pero su presencia en la Liga Argentina no se lo permitió: "Por temas de contrato con mi otro club (Obras), no pude estar. Por suerte se da la revancha y todo pasa por algo, ¿no? Ahora me toca estar acá, en una tremenda oportunidad, disfrutando a full con toda la gente, con mis amigas. La única palabra que puedo sentir ahora es felicidad, emoción y todo lo que tenga que ver con estar feliz".

Josefina tuvo en la referencia de Romina Rodríguez una responsabilidad importante: "Me voy contenta por el resultado del juego y más que nada por mi trabajo en la defensa, porque si bien mi rol en los equipos que estuve, nunca es defensivo, siempre es ofensivo, eso es lo que me cuesta dar el salto a nivel internacional, lo sufro más y hoy di todo, porque era la única herramienta para poder ayudar al equipo. Me tocó ese rol, di lo que tenía y más. A veces la defensa no es solo técnica, sino corazón y actitud. Intentar lo mejor de mí para que el equipo pueda ganar".

Si bien Macarena D'urso le da mucho en la generación a Aguada, en los momentos de descanso, Zeballos junto a Camila Kirschenbaum, dieron el paso hacia adelante: "Es un privilegio compartir plantel con Maca (D'urso), me está ayudando mucho dentro y fuera de la cancha también. Es una persona increíble y ni que hablar de lo que es como jugadora, toda la historia que tiene y la trayectoria. Con Cami (Kirschenbaum) nos conocemos desde chicas y siempre intentamos dar lo mejor para que el equipo pueda salir adelante".