Peñarol consiguió un punto impostergable ante Trouville. Alex López fue pieza fundamental y tras el partido, se refirió a la lucha por el descenso, su bandeja fallada ante Defensor Sporting y del buen uso que le va a dar al Poxipol.

"Después de Defensor Sporting me fui con una bronca bárbara. Gracias a Dios tengo una gran familia que me apoya, dándome para adelante, conteniéndome. Tengo un grupo de compañeros también divino, que en el momento que erré la bandeja, me dieron para adelante"

"Todos quieren ver descender a Peñarol. Se armó para estar arriba y hoy estamos abajo"