Con un soberbio partido de Rohndell Goodwin, Malvín superó a Aguada y se recuperó de dos derrotas consecutivas.
Malvín llegaba con un andar irregular (7-10) e iba por una victoria que le dé aire. Aguada (10-7)  llegaba golpeado de la derrota vs Peñarol e iba por la recuperación.

El debutante Daniel Hamilton era quien estrenaba el score en la Aguada. El foráneo empezaba a mostrar sus primeros recursos y el equipo de la playa comenzaba arriba las acciones. La playa cada vez que salía rápido al ritmo de Lucas Capalbo castigaba en transición. Aguada trataba de jugar ataques más estacionados y pese a arrancar abajo, los extranjeros eran importantes para mantener a su equipo en juego, por lo que tanto Young como algo de Eloy en el poste sobre Kiril eran de suma valía. Así  y todo Malvín manteniendo su fluidez ofensiva con Goodwin y Kiril cómo estandartes en ambos costados se iba a ir arriba el primer chico por 25 a 20, en un cuarto que finalizó con un lindo doble final tras giro de Agustín Zuvich en los últimos segundos para que el aguatero achique.

Cerminato con una buena corrección achicaba aún más para Aguada en el inicio del segundo cuarto. El equipo de la Avenida San Martín salía decidido con su segunda unidad con una presión a toda cancha para trancar la generación de juego al azul de la playa que salían con una doble base Capalbo/Silvarrey. Luego de la embestida rojiverde, el bola Silvarrey era el encargado de que el equipo de la Avenida Legrand tome nuevamente el dominio del juego, generando goles con triples, penetraciones y hasta alguna asistencia de faja a puro lujo para que así la playa se sostenga arriba y con un Goodwin que estaba con la mano en llamas, la gaviota cierre un muy buen primer tiempo yéndose arriba en cifras de 47 a 38.

El complemento daba inicio con un aguatero intensificando su juego defensivo, pero algunas distracciones no le permitían volver a colocarse en juego rápidamente. Goodwin mostraba sus dotes técnicos para salir de la asfixiante marca del defensa (Medina) y hacerse el spacing para tirar, mientras que Kiril en la pintura hacia un surco para que la playa pese a que el arranque de los rojiverdes era con intensidad, puedan tomar la máxima en el juego. Los de Ramella probaban distintas variantes defensivas para frenar tanto a Hamilton cómo a Goodwin, cambiándole defensores y estableciendo referencias sobre ellos pero no le era suficiente y en ataque era a puro impulso individual en base a lo que hacía Young para mantenerse en match. Malvín en tanto, pasándose más el balón y jugando más colectivo, pese a tener figuras marcadas, era quien comandaba y manejaba las acciones para que irse arriba al cierre del tercer cuarto en cifras de 66 a 59.

El epílogo del juego comenzaba igual a lo que fue el juego. Aguada trataba de esbozar alguna reacciones, pero caía algún punto de Malvín que era como balde de agua fría para las intenciones. Aska desde su juego de espaldas y con su tiro de media distancia era clave para ello. Nuevamente pasado el ecuador del cuarto Aguada estaba en partido con Planells y Cerminato como piezas claves se colocaba a 5, pero otra vez, Goodwin iba a hacer que Malvín tome tranquilidad y luego con mayor estabilidad en el juego, moviendo la pelota sentencien las acciones y se lleven un triunfazo a domicilio luego de dos derrotas en fila en cifras de 85 a 74.

LO DESTACADO

El partido tuvo un amo y señor (léase así en el título). Y ese fue Rohndell Goodwin, los rojiverdes le alternaron constantemente el defensor, sea con Santiso, Medina, Cerminato o algún otro que le tocó en algún pasaje y ninguno pudo con él. Marcas absolutamente pegajosas le propinaron, pero no había forma, el hombre tuvo el aro entre ceja y ceja. Hoy se despachó con 25 puntos (10-18 en campo), 6 rebotes y 5 asistencias en poco más de 36 minutos en campo. What a man “el rasta” 🔥🔥.

Liga Uruguaya 2023

UNO x UNO

Santiso (3): Pobre juego del pitu. Superado por la defensa y muy impreciso en su lanzamiento. Medina (3): Nada por aquí, nada por allá. No fue efectivo ni en ataque ni en defensa. Hace unos juegos parecía levantar, en los últimos dos volvió a retroceder un par de escalones. Johnson (2): Desconocidisimo. Poco querendón como habitualmente lo es él y ofuscado. El calor reinante parece haberlo hasta afectado. Díficil de concebir de un jugador con su trayectoria Young (7): El mejor por afano del aguatero. Pieza importante en las distintas reacciones del equipo. Cuando está fino con su tiro exterior es complicado de defender. Vargas (3): Apariciones en cuentagotas. La cantidad de desconcentraciones y las pocas ganas que le echa a veces lo condenan pese a sus puntos. Planells (6): Brindo intensidad en sus ingresos, aportó gol y atrás se fajó con el que venga. Cerminato (6): Buenos ingresos, muchas ganas y atleticismo al servicio del cuadro. Merece que le den más confianza. Zuvich (6): Mucho de aquello, Aguada debió cerrar con él en cancha. Ramella (3): Falló durante todo el partido. Desde la integración hasta las defensas que intentó durante el juego.

_______________________

Capalbo (5): Pese a que sus números no destacaron, atrás enloqueció a Santiso y fue prolijo en la conducción. Goodwin (9): La rasta loca. Completamente demente. Dársela y festejar era hoy. Destacado, título y todos los flashes de la noche de hoy se lleva el hombre. Hamilton (7): Auspicioso debut. Mostró cosas interesantes. Tiene lo que aportarle a este Malvín. No desentonó en lo que venía mostrando Hilliard. Souberbielle (4): Retornó pero no se encontró con el gol y eso lo condenó a jugar pocos minutos. Waschmann (6): Un león atrás. Agarró un par de panes y se lo metió adentro a Eloy, cual fuera una longaniza. Adelante sumó en momentos claves. Aska (8): Sus tiritos de medio rango fueron un puñal a las reacciones rojiverdes. Vinó desde el banco en esta ocasión y jugó un partidún. Silvarrey (7): Ingreso deluxe del “bola” rememorando sus viejas épocas en el que cómo suplente era pieza clave de aquellos Malvín campeón. Minutos de calidad en el recambio de la base. Cabillón (5): Pocos minutos, pero sumó desde la intensidad defensiva. Camiña (7): Triunfazo de punta a punta del playero. Supo manejar los tiempos del juego a la perfección y sumó un punto que le da una tremenda tranquilidad mirando la tabla de abajo tras varias derrotas.

VAR

Diego Ortiz, Martín Fernández y Nicolás Revetria (6): Mantuvieron el criterio de dejar fluir el juego. Correcta noche de la terna, pese a que pudieron ser un poco más rigurosos en algunas acciones.
_______________________

LO DISTINTO

Daniel Hamilton debutó hoy en Malvín, siendo el segundo de los tres hermanos Hamilton en jugar en esta liga. Isaac, uno de ellos, ya había jugado en este básquet, mostrando ser un goleador nato., jugando para Olimpia en la campaña pasada y dejando una gran impresión, tanto que le valió fichar por el Minas Tenis brasilero. Daniel, la verdad, no dejó para nada pegado a su hermano en el debut. En sus respectivas funciones y posiciones en los equipos, ambos son muy talentosos.. ¿Tendremos luego la oportunidad de ver al tercero en discordia Jordan jugar en esta liga? No lo sabemos 😅.