Finalizado el juego fuimos en busca de la palabra de Santiago Massa que habló de los cambios en el plantel, la actualidad y le tiró un mimo a su madre.

“Me banca siempre, la quiero muchísimo, ella vino conmigo, me acompañó desde Salto y cuesta un poco desprenderse de ese cariño porque me apoyó desde chiquito el sueño de jugar al básquet”

“El cambio fue anímico, atrás, defendiendo como perros”