Con un doble brutal de Davis en la hora, Trouville venció a Malvín 98-97 en un triunfo que parece alejar definitivamente al fantasma del descenso.

El playero comenzó mejor, con Goodwin y Hilliard inspirados, generando mucho y anotando a distancia. A la visita le costó meterse en partido, disfrutó de un enorme inicio de Bavosi para que no escapara tan rápido el rival. Aun así, con el 2-3 extremadamente picante la renta rápidamente tocó el doble dígito. Los cambios de Signorelli surgieron efecto en el cambio de la intensidad defensiva, pero sin el Mono en cancha los de Pocitos demoraron algunos minutos en volver a fluir. El priblema sin solución: Hilliard; quien anotó 12 en el primer cuarto liderando a su equipo.

 

Con un perímetro jóven siguió construyendo el rojo que presionó bien, funcionaron los doblajes obligando a pérdidas del playero que no se sintió tan cómodo con Capalbo en la banca. Los de Signorelli llegaron a pasar: Curbelo de muñeca hirviendo fue factor, con grandes colaboraciones de Dawson y Espíndola. Los de Camiña pasaron a generar desde los posteos de Goodwin que llevó a Davis a zona poco feliz. De a poco fue retomando su mejor versión ofensiva que coronó con triples de Hilliard y Cabillón para cerrar 49-41 arriba el primer tiempo.

 

En el juego de rachas, las del complemento sirvieron para que Trouville rápidamente volviera al juego. Dentro de un cuarto lento, absolutamente entreverado y protestado, llegó la zona Davis. La barba a su justo empezó a dañar con los tiros a distancia. Para colmo, quedó emparejado con Capalbo cuando Hilliard salió por lesión. El playero perdió a su goleador, pieza clave en el andamiaje. En el inicio se sostuvo con cortes al aro de Cabillón y en el cierre yendo a la línea de libres y sumando algún ataque rápido de Asca.

 

Con la visita uno abajo de cara al último, el partido fue golpe por golpe. Dawson jugó en modo bestia, para acompañar a Davis. Todo bien custodiado desde la conducción de Bavosi. Trouville andaba a ritmo de lancha, mientras que Malvín avanzaba a los tumbos, con Goodwin en una pierna y Asca alternando más malas que buenas. Pero los de Camiña siempre se las ingeniaron para encontrar una individualidad que empujara para continuar el ritmo anotador de su rival pese a no fluir con comodidad.

 

Malvín metió una zonita 2-3 con referencia permanente sobre Davis -que igual metió alguna bomba de nueve metros-. Silvarrey jugó de galera y bastón, poniendo asistencias y pelotas pesadas. El local parecía tenerlo en la mano con cinco de renta a poco más de un minuto para el final. Curbelo volvió del minuto con cinco al hilo para empatarlo. Aska se equivocó y Davis lanzó libres en una falta que era para sacar de costado. Falló los dos. El playero tuvo para ganarlo pero Aska erró dos veces y el partido se fue alargue con empate en 87.

 

El suplementario fue de locos, como toda la noche. Esta vez parecía que Trouville se encaminaba a llevarlo, otra vez con Davis y Curbelo a altísimo nivel, pero sobre todo levantando defensivamente ante un rival trancado. Pero el local otra vez revoleó el poncho, aprovechó libres errados y, con Aska y Capalbo como estandartes, pasó a falta de siete segundos por mínima. Pero la “T” tiene un extraterrestre; Davis la tomó para él y marcado entre dos la clavó para ganarlo y desatar la locura por todo Pocitos.

LO DESTACADO

Guille Curbelo entró dispuesto a quemar las redes. Si bien erró la primera, estuvo certero y completó un buen encuentro por lo que se ganó cerrarlo en cancha, y fue determinante. Colocó los últimos cinco puntos del tiempo regular para llevar al alargue cuando estaba feísima y en el suplementario sumó otra bombita. Enorme. Llegando desde el banco aportó 14 puntos, 2 rebotes y 3 asistencias. La pelota siempre al 10.

Liga Uruguaya 2023

UNO x UNO

Capalbo (6): Fue productivo generando, ante la salida de Hilliard dio un paso adelante asumiendo y fue importante. Le puso mucho de aquello al final. Goodwin (6): Arrancó mejor de lo que terminó, un golpe en el tobillo le bajó la producción. Pudo asumir más en el cierre cuando el equipo necesitaba de su gol. Hilliard (7): Era el mejor de la noche por escándalo, hasta que se lesionó. Con él hubiera sido otra historia. Ojalá no sea nada. Aska (6): Tomó el final para él, con buenas y malas. Sin ningún tipo de timidez. En el tiempo regular, que Trouville lo empatara fue producto de sus apuros, en el suplementario casi lo gana con dobles consecutivos. Wachsmann (6): En modo leñador, donde rinde absolutamente siempre. Silvarrey (7): Su primer ingreso muy flojo, en el cierre fue absolutamente influyente liderando al equipo en varios aspectos. Cabillón (5): Correcto ofensivamente, aunque quizás tomó alguna decisión de más. Pomoli (4): Minutos de rol, sin el positivismo de otras noches. Mendive (-): Segundos en cancha. Camiña (6): Con la lesión de Hilliard le quedó muy corto el plantel, la zona fue un buen recurso en momento caliente.

_______________________

Bavosi (6): Arrancó tirando del carro, terminó generando. Los dos libres fallados que pusieron en riesgo el triunfo de su equipo le bajan un punto. Davis (9): Es desprolijo, se enoja seguido. Pero cuando el partido está en llamas le encanta. Regó el final de jerarquía y, como si fuera poco, metió el doble ganador. Jaja. Lo de siempre. Talento. Espíndola (5): Siendo vertical al aro encontró alguna cosita, pero no fue su mejor producción. Dawson (8): Señor partido. Calladito, rendidor y absolutamente productivo para el equipo. Ibarguen (4): Flojo, en defensa siempre está un segundo atrás. Le eleva la consideración que se puso querendón en el cierre y encontró algún dividendo. Curbelo (8): Factor “x” del triunfo. Destacadísimo. Tucuna (4): Nunca pudo meterse de lleno en el partido. Fernández (5): Tuvo pasajes interesantes en la base. Amichetti (4): Una bombita y nada más. Gómez (-): Poco en cancha. Signorelli (7): Le dio herramientas a su equipo para corregir cuando era superado. Rotó para terminar con los cinco mejores en cancha.

VAR

Adrián Vázquez, Enrique Ferreira, Alejandra Godoy (4): Fue un partido dificil de arbitrar y entraron en el clima de protestas en más de un momento. Ferreira le dio libres a Davis en el final de los 40 una falta que era para saque de costado.

_______________________

LO DISTINTO

Fue un verdadero partidazo, de lo mejor de la Liga Uruguaya hasta ahora, con el agregado que se definió en la hora. Redondito. Tremendo espectáculo. Obviamente nadie se lo quería perder, hasta el cuidacoches de la zona se metió a la cancha para ver tremendo encuentro basquetbolístico. La noche invitaba, acierto del hombre.