Hebraica y Macabi pisó el acelerador a fondo y aplastó a Malvín. El equipo de Leonardo Zylbersztein es un reloj de alta calidad que cosechó su décima victoria en los últimos once juegos.

En partido correspondiente a la 17° fecha de la Liga Uruguaya de Básquetbol, Hebraica y Macabi enfrentaba a Malvín. Los primeros llegaban con una racha positiva de cinco victorias consecutivas, siendo su antecedente más cercano el juego en el cual superó ampliamente a Olimpia. Mientras tanto, su rival de turno venía alternando triunfos y derrotas, la última de ellas ante Urupan en Pando. Leonardo Zylbersztein presentó un quinteto conformado por Luciano Parodi, Brian García, Adonys Henriquez, Joseph Lawson y Frank Hassell. Por su parte, los dirigidos por Federico Camiña saltaron a la cancha con Lucas Capalbo, Anthony Hilliard, Rohndell Goodwin, Ivan Aska y Kiril Wachsmann. En el enfrentamiento entre estos dos equipos en la primera rueda, los de la playa se impusieron por 67 a 62 en el Juan Francisco Canil. Los encargados de impartir justicia fueron Alejandro Sánchez Varela, Valentina Dorrego y Pablo Graiño.

El encuentro celebrado en el gimnasio de Unión Atlética mostró un inicio favorable al elenco locatario, que con un buen aporte ofensivo de su backcourt conformado por Luciano Parodi y Brian García, conseguía abrir una prematura ventaja de diez unidades. El conjunto visitante demoró más de tres minutos en anotar, fallando sus primeros siete tiros de campo y perdiendo un par de balones sin tirar al aro. Con un par de anotaciones consecutivas de Ivan Aska y Anthony Hilliard, parecía que el playero comenzaba a engranar. No obstante, dos dobles y un triple en las manos del dominicano Adonys Henriquez, le devolvían el control de las acciones al macabeo. En el arranque del segundo periodo, los vestidos de amarillo lograron sacar una diferencia de +15 (35-20), para la que fueron importantes Hassell y Parodi, que se sumaban a lo que continuaba realizando Henriquez. Los de la avenida Legrand tenían algunos problemas en defensa, mientras que en el otro costado del rectángulo dependían en exceso de lo que pudiera generar Aska. En el cierre de la etapa inicial, más que nada a través de impulsos individuales de Hilliard y Goodwin, la visita achicaba la brecha de cara al descanso largo. Los primeros veinte minutos de juego se fueron con el anfitrión al frente en el electrónico en cifras de 44 a 35.

En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite claramente marcado, en donde un equipo intentaba por todos los medios concretar una reacción, al tiempo que el otro tenía como objetivo mantener lo hecho en la primera mitad. Dentro de dicho panorama, los de la calle Camacuá se sentían más cómodos que su rival, ya que el intercambio de ataques los favorecía ampliamente. En el comienzo del último cuarto, el macabeo puso un parcial de 7-1, que le daba la posibilidad de sacar una renta de 16 tantos (73-57). En dicho pasaje fue determinante la figura de Juan Ignacio Ducasse, que encestó cinco puntos al hilo. A falta de tres minutos para el epílogo del match, los dirigidos por Leonardo Zylbersztein abrieron una ventaja de +20, que sería lapidaria para las aspiraciones de los comandados por Federico Camiña. Finalmente, Hebraica y Macabi se quedó con el triunfo por 91 a 67 y de esa manera cosechó su sexta victoria consecutiva, que lo mantiene en el segundo escalón de la tabla de posiciones. Con esta derrota, Malvín quedó en la octava colocación, ostentando un récord de 7-9.

En el ganador se destacó la actuación de Luciano Parodi, que encestó 21 puntos y repartió 5 asistencias, bien acompañado por Frank Hassell con 13 tantos y 15 rebotes. Por el lado del perdedor, Anthony Hilliard terminó como máximo anotador de su equipo con 17 unidades.

El próximo compromiso del macabeo será el lunes, cuando en condición de visitante tenga que enfrentar a Urunday Universitario. En esa misma jornada, el playero estará recibiendo en casa a Trouville.

LO DESTACADO

Luego de un arranque de torneo en el cual su equipo dejó más dudas que certezas, Leonardo Zylbersztein logró enderezar el barco y en este momento, Hebraica y Macabi muestra en cancha un rendimiento muy bueno, ganando varios partidos por una amplia diferencia. Es una realidad que gran parte del éxito macabeo se debe a la presencia en cancha de Luciano Parodi. Sin embargo, también se puede observar la mano del coach en varios aspectos del juego. Ojo con la banda del coach Z.

Liga Uruguaya 2023

UNO x UNO

Parodi (8): Es increíble como le cambió la cara al macabeo desde su debut. Estuvo presente en once partidos y en diez de ellos su equipo se alzó con la victoria. Un fuera de serie. García (6): Una de sus mejores noches desde más allá de los 6.75 metros. En el costado defensivo es de lo mejor que tiene el plantel. Henriquez (5): Fue sumamente importante a la hora de abrir la primera ventaja en el cuarto inicial. En el resto del juego apareció en cuentagotas, aunque en realidad no fue necesario su goleo. Lawson (5): No asumió demasiado juego. Así y todo, las que le quedaron cerca del aro las mandó a guardar. Hassell (7): Uno de los mejores pívots del torneo. Se entiende a la perfección con “Nano”. Algo muy similar a lo que pasa en Biguá con Vidal y Santos. Ducasse (6): Dio una buena mano, sobre todo en los primeros minutos del último cuarto, en donde puso un par de bolas para sentenciar el match. Romero (4): No estuvo fino con su lanzamiento. Su mejor colaboración pasó por la generación. Haller (6): Siempre aporta su cuota de gol liderando la segunda unidad. Viatri, Larrea y Aszyn (-): Poco tiempo en cancha. Zylbersztein (7): El Destacado. En este momento del certamen, su equipo es el que está en mejor racha. Si logra mantener el rendimiento es un serio candidato a llegar a la definición de la LUB.

_______________________

Capalbo (2): No le salió absolutamente nada en toda la noche. Tiró demasiado cuando no embocaba una y además, atrás le pintó la cara Parodi. Hilliard (6): Como en la mayoría de los juegos del playero, el número 3 fue el encargado de liderar la ofensiva. Goodwin (4): Tuvo un lapso de inspiración, en el que anotó un par de triples seguidos. En el resto del encuentro pasó desapercibido. Aska (5): Después de Anthony fue el que más quiso en Malvín. Con más amor propio que juego, pero al menos intentó algo. Wachsmann (5): Tuvo una dura batalla con Hassell, en la que por varios tramos se vio superado. El hecho de no tener descanso le pasó factura en algún lapso del juego. Silvarrey (4): Logró mejorar lo de Capalbo pero hasta ahí nomás. No fue una good night para los bases de la visita. Pomoli (5): Dentro de lo suyo cumplió. Cabillón (4): No logró ser solución viniendo desde el banco de suplentes. Rosas y Mendive (-): Escasa participación. Camiña (4): No termina de encontrar una regularidad en el campeonato. De los últimos ocho partidos pudo ganar apenas dos. Saliendo del Juan Francisco Canil, Malvín tiene un récord de 1-7. La baja de Souberbielle le acortó una rotación que de por si no es muy extensa.

VAR

Alejandro Sánchez Varela, Valentina Dorrego y Pablo Graiño (6): En lo previo era una terna que brindaba mucha seguridad, sobre todo por la presencia de un juez con mucha experiencia como Sánchez Varela. Llevaron con mucha solvencia un juego que no dio para mucha polémica.

_______________________

LO DISTINTO

La contratación más importante previo al inicio de la temporada la hizo Hebraica y Macabi al repatriar a Luciano Parodi. Por una lesión, el sanducero se perdió los primeros cinco juegos del torneo. En ese lapso, los dirigidos por Leonardo Zylbersztein obtuvieron apenas una victoria. El base de la selección uruguaya debutó en la sexta fecha y a partir de ese momento, el macabeo ganó diez de los once partidos que disputó. El impacto que tiene “Nano” demuestra que es un distinto para nuestro medio.