Martín Rojas tuvo una gran actuación en el triunfo de Biguá ante Defensor Sporting, el ala pívot hizo todo el trabajo sucio en los dos sectores y fue pieza clave en la soberbia actuación de los suyos.

Martín manifestó que no se esperaba un partido y un resultado tan cómodo como el que se dio ayer: “Por más que en la tabla de posiciones Defensor Sporting viene abajo, nos esperábamos un partido un poco más cerrado, la realidad es que nosotros hicimos un partido casi perfecto y eso nos dio tranquilidad. Se nos abrió en el primer tiempo, pudimos mantener la diferencia y ganar el partido con cierta tranquilidad”.

Rojas habló del muy buen presente de Biguá en la actualidad y cómo les puede servir en el plano internacional: “Si bien tuvimos algunos partidos malos con dos derrotas seguidas y la gente hablaba de que no éramos el equipo de antes, hace algunos partidos atrás que venimos levantando, encontramos la química que necesitábamos, le ganamos a Goes de visitante que es complicadísimo, vamos a ir con todo el jueves a ganarle a Larre Borges y luego sí pensar en la Champions, que el domingo viajamos”.

Martín resaltó la importancia en el sector defensivo, más allá que una de las principales características del Pato es el ataque: “Somos un equipo muy aguerrido en la defensa. Si bien nos caracterizamos por ser un equipo goleador, atrás entregamos mucho, somos un equipo que se entiende, que sabemos cambiar de jugador en el momento justo, a quien se puede dejar lanzar y a quien no. Esas lecturas que tenemos como equipo, es una gran virtud y nos da una muy buena solvencia partido tras partido”.

Biguá empieza a engranar las piezas, cuenta con plantel completo y se hace un equipo más extenso, con respecto a esto Rojas sentenció: “La primera parte nunca tuvimos el plantel completo, o nos faltaba algún jugador o mismo los extranjeros y eso es muy importante, a lo largo en la rotación. Si bien tenemos a muchos chicos del club que demostraron estar listos para jugar, tener un jugador de experiencia en la rotación te da un plus desde la confianza. Entregarnos un poco más al límite y eso se nota en cada bola, sabemos que hay compañeros listos para jugar.

Para finalizar habló de su rol dentro del equipo y cómo se siente: “Yo me siento muy cómodo, en un rol diferente al del arranque del campeonato en donde quizás me tocaba tomar más tiros. Pero si el equipo fluye, yo me siento bien, soy un jugador que le gusta jugar más para el equipo que para mí e intento aprovechar mis minutos al máximo para brindarle al equipo todo lo que necesita”.