Entre playa, cumpleaños de la hija y los pocos regalos que dejó Papá Noel, Brian García sobresalió en el triunfo de Hebraica que construye con un objetivo claro: definir la Liga.

“Soy un jugador de rol, más en este equipo que hay mucho talento”

“Jugar en estas fechas es complicado. Todo el mundo con las sillas y chancletas para la playa, y nosotros yendo a entrenar”