Con la unión desde el principio del partido entre todos los jugadores, más el apoyo constante del hincha, Capurro derrotó a Montevideo 92-70 y sigue líder de la DTA.

El arranque del juego favoreció a la visita, que con buenos movimientos de balón logró imponerse desde el bajo durante los primeros 3 minutos de juego. Capurro con Tomás De León desde los 6,75 lograba puntos para comenzar una reacción. Que al final llegó y fue de la mano de otro triple, pero esta vez de Luca Ramos para igualar las acciones en 8 por lado. Luego de eso Capurro le colocó un parcial de 11-2 para abrir una ventaja considerable. Además, cada vez que el equipo del mercado intentaba una reacción aparecían los triples en Capurro para volver a sacar distancia, tanto de Ramos como de Gonzalo Fleitas. Así los primeros 10 minutos se fueron con triunfo para Capurro 27-13.

El segundo cuarto comenzó de la misma manera, con Montevideo imponiendo el juego, corriendo la cancha y logrando puntos de bandeja. Pero, otra vez, cuando el rojo va, el rojinegro lo frena en seco desde los 6,75. Esta vez con dos bombas de Daniel Dacal. Pero no quedó solo ahí, el equipo local siguió aumentando la diferencia, moviendo la pelota, atacando el aro y descargando al perímetro para seguir dañando de tres puntos con varias manos, porque aparecieron Fleitas, Castro y Gentini. Además, el buen porcentaje en el tiro exterior hizo que la defensa cayera en la finta y eso le permitió también a los jugadores penetrar para ir con comodidad hacia el aro. De esta manera el rojinegro abrió más de 20 puntos de renta, yendo al descanso largo ganando 53-31.

Capurro entró con la misma energía al complemento y con Luca Ramos dañando enormemente en cada ataque. Con una lectura de juego muy clara a la hora de lanzar al aro o pasar la bola. Montevideo era un cúmulo de intenciones, Timote, Nuñez y no mucho más para un equipo deslucido totalmente. Atrás, el extra pase de Capurro los volvía locos. Incluso, cuando el entrenador le dio descanso a los más experiencia, el equipo local no flaqueó, y de la mano de un interminable Daniel Dacal en el traslado y en él inoxidable tiro exterior, con ello Capurro siguió aumentando distancias en el marcador, dejando el resultado 75-46 de cara al último cuarto. 

Con un par de bombas arrancó el período final, otra vez de Nicolás Gentini, en una noche espectacular desde más allá de los 6,75. Montevideo por su parte intentó, con un equipo joven y querendón. Con los chicos de inferiores dando la cara por el club en un momento muy complicado del rojo del mercado. Capurro también rotó el plantel, los más jóvenes vieron minutos y con buenas sensaciones, moviendo la bola, buscando el mejor tiro, cansando al rival con el juego rápido de un lado al otro. Tiago Cabrera y Francisco Pereira sacaron la cara en el ataque por Montevideo. El juego no dio para mucho más, Capurro sentenció el partido rápidamente y derrotó al rojo del mercado 92 a 70 para seguir puntero en esta DTA.

LO DESTACADO

39 años no son nada, sino pregúntale a Daniel Dacal que entró para darle descanso a una gran figura como Luca Ramos. Y la experiencia pesó en cada salida, sin la agilidad de un jóven, pero con la sabiduría de un "viejo", Dacal se las ingenió para romper la defensa alta que en gran parte del juego puso Montevideo. Logrando pasar la mitad de la cancha e incluso soltando balones cuando se encontraba encerrado en el triángulo de la muerte entre la línea del costado y la de mitad del campo con 2 o 3 jugadores arriba de él. Además contó con la mano cargadita para cerrar una noche redonda desde el triple, no solo para él, sino para todo el equipo. Dacal terminó con 13 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias. 

UNO x UNO

Ramos (7): Ponele la muralla china en la mitad de la cancha que él, la pasa igual. Enorme partido en el traslado. Rodriguez (6): Manito caliente, ayuda constante atrás y con buen rol ofensivo. Cardozo (6): Molesto en su brazo, pidió que le pasen crema, pero jugando no se notó para nada, buen partido De León (8): Pero abajo manda uno solo, es Tomás y no hay nadie más. Martínez (6): 100% dedicado al equipo, saltó a todas las ayudas y adelante siempre descargó la bola. Gentini (8): Como buen toro, cuando ve algo rojo frente a él se pone furioso, letal de tres puntos. Fleitas (6): Acompañó siempre, pero cuando la tuvo para él no dudó y falló poco. Castro (6): Otro que en la salida fue muy seguro, difícil sacarle la pelota por momentos. Dacal (8): Destacado. Conde, Suarez, Carretto (6): Entraron con el juego liquidado, les costó un poco en defensa, pero aceptable actuación. Ortega (7): Gran manejo en la rotación del plantel, ningún jugador llegó cansado al final a pesar del alto ritmo en el juego.

_______________________

Midaglia (4): Poquito y nada, lo marcaron muy bien. Nuñez (5): Otra vez de los que más quiere en el equipo, va y va, tiene poca compañía. Barroso (4): Noche de pocos amigos con la pelota, no se llevaron para nada bien. Savariz (4): No fue claro en los ataques y atrás sufrió un montón. Timote (6): El mejor exponente del Mercado, salvo alguna ayuda de Nuñez, jugó solo, solo, solito. Cabrera (5): Gran ingreso desde el banco, en el final fue el que más quiso a pesar de la diferencia. Corujo (4): Muy superado. Real (4): Poca incidencia en el juego. Montes de Oca (4): Por momentos perdido, en otros defendió bien. Masner (4): Con el juego liquidado no tuvo una buena participación. Pereira, González (5): Ingresaron en el final, querendones y con actitud, no mucho más. Gómez (4): Buen arranque del equipo, pero duró poco. A pesar de los cambios y las indicaciones nunca pudo volver al juego.

VAR

Marcelo Galli, Valentina Benitez y José Gallo (6): Noche tranquila, fallos correctos de Benítez en un par de técnicos por protestas desmedidas. Aciertos y desaciertos sin incidencia en el resultado.

_______________________

LO DISTINTO

Hincha rabiosa y dedicada a los colores que lleva tatuados en la piel. Capurro es el lugar que ama, donde siempre que hay femenino juega, hace mesa en formativas o es la kinesióloga del equipo en mayores. Pero este, sin dudas, no fue un partido más para Antonella Aguilera y lo vivió de esa forma. No fue la Anto que nos acostumbra a gritar cada punto como si fuera él último, sino que lo vivió más tranquila. Es que mucho tiene que ver, el gran grupo humano que formó en esta edición de la Liga Femenina, justamente en Montevideo, club que le abrió las puertas para jugar, dado que Capurro no participó, además contó con la presencia de Sabrina Blanco y Victoria Cardone en el sector visitante, compañeras en el rojo esta temporada. Sin dudas fue una noche de emociones encontradas para "la toto" que en su casa, recibió a su familia del Mercado.