Con un enorme partido de Rohndell Goodwin, Malvín derrotó a Nacional por 82 a 67.

Con doble de Will Daniels que además recibió la falta y puso el adicional, Nacional abrió el partido. Los primeros instantes fueron para el tricolor con Alejandro Acosta acompañando a Daniels en el goleo. Malvín basó su juego en la pintura para de a poco comenzar a despertar pero, rápidamente, corriendo la cancha y moviendo la bola Nacional volvió a doblar en puntos al equipo de la playa, que sobre el final del cuarto intentó acortar atacando desde el bajo nuevamente. Así fue como aprovechando la sequía tricolor de 3 minutos, los primeros 10 se fueron con el bolso ganando 16 a 11.

El segundo cuarto comenzó con toda la energía para el conjunto de Malvín que tras el ingreso de Marcel Souberbielle incorporó peso en la pintura y con buenos movimientos ante los internos tricolores e incluso una bomba desde más allá de los 6,75 el equipo de Malvín logró pasar por primera vez en la noche 19-18. A partir de ahí el juego fue más cortado e incluso en un ataque de Malvín, Anthony Hilliard intentó sacarse de encima a Miguel Barriola y le pegó con el codo en su nariz, provocando un gran sangrado en el jugador tricolor. En cuanto al juego el partido continuó de la misma manera y los triples comenzaron a ser el arma para ambos equipos, Patricio Prieto y Juan Andrés Galleto en el tricolor para pasar, pero una bomba rápida de Lucas Capalbo volvió a poner arriba a la playa que sobre el cierre con otra bomba, pero esta vez de Juan Diego Cabillón cerró el segundo cuarto con marcador de 36 a 32 para Malvín. 

Con otro gran comienzo de Souberbielle, Malvín comenzó de mejor manera el tercer cuarto. El tricolor intentaba jugar en el bajo con Daniels y McGhee pero con poco acierto. Por su parte Malvín no paró de dañar desde más allá del triple con Souberbielle, Hilliard y Goodwin para abrir la máxima de 16 puntos (53-37). Pero, cuando todo parecía que venía bien para Malvín, dos faltas antideportivas, primero a Goodwin y después a Jones parecían acercar al tricolor, pero ni McGhee, ni Barriola aprovecharon sus libres. Así fue como el azul de la playa de la mano de un enorme juego defensivo dominando la pintura y corriendo la cancha logró varias jugadas de doble y falta e incluso sobre la bocina Pedro Mendive puso una bomba lapidaria anímicamente para Nacional, dejando el marcador 67-46 para Malvín de cara al último cuarto. 

El arranque de los últimos 10 minutos no cambió mucho, el bolso siguió equivocando los caminos, atacando el aro con una defensa cerrada y revirtiendo la bola en vez de tirar cuando había un hueco claro al doble. Malvín se dedicó a cuidar la diferencia, los porcentajes de tres ayudaron mucho a un equipo versátil con jugadores que tanto penetran como tiran desde cualquier zona de la cancha. Los minutos finales dieron para el espectáculo en las tribunas y minutos para los más jóvenes. El resultado final fue de 82 a 67 para el equipo de Malvín.

LO DESTACADO

Cuando el partido tenía a Nacional por delante y con mejor juego colectivo, saltó desde el banco y le dio todas las soluciones que necesitaba el equipo. Llegó para defender, para atacar posteado e incluso tirar de tres puntos. Es que Marcel Souberbielle volvió a tener protagonismo en una cancha de básquet luego de su lesión de rodilla jugando curiosamente para Nacional y tras una operación de hernia de disco, que la verdad ni se notó. Volvió, jugó y desniveló para que el equipo de la playa se llevará el partido de forma contundente.

Liga Uruguaya 2023

UNO x UNO

Acosta (5): Acertado comienzo, se fue quedando con el pasar de los minutos. Pereiras (5): Lejos de su nivel, incluso en defensa, su punto más alto. Hoy lo pasaron por todos lados. Danridge (6): De lo mejorcito en el tricolor, con muy buen comienzo, se fue apagando junto con el equipo de cara al final. Daniels (5): Corpulento, luchador, va y va. Pero así como digo una cosa digo la otra, la mira está muy desviada 5/14 y la mayoría pegado al aro. McGhee (4): Si juega de esta manera, le quedan pocas horas en Uruguay, a veces pareció hasta sin ganas. Barriola (6): Un antes y un después del codazo. Sin dudas le movió toda la carrocería. Prieto (6): Otro enorme partido de Patricio, que además no dejó de luchar, hasta perdiendo por 20 en el final no dio pelota por perdida. Se llevó el aplauso de la hinchada y tarareo algunas canciones del tricolor, siente la camiseta. Galleto (5): Desde el banco intentó traer soluciones, pero lo anularon bien. Fernández (4): Cuando Malvín se cerró no supo cómo romper esa defensa, los cambios al principio le dieron resultados, pero luego con Barriola diezmado en lo físico quedó con un plantel muy corto.

_______________________

Capalbo (6): Relojito, como siempre. Esa energía insoportable para correr de un lado al otro con sus 4 pulmones. Hilliard (8): Calidad intachable, juega un básquet distinto y cuando la pelota quema, la pide. Goodwin (8): Le dice su apellido, para que más. Gran partido en defensa y mucho más a la hora de atacar, siendo consistente durante todo el partido. Jones (5): Arrancó perdido y miró mucho el partido desde el banco. Le vino bien ese cambio de aire, volvió mejor defensivamente. Wachsman (7): Señor Kirill, siempre en mi equipo. Trabajo silencioso pero vital. Silvarrey (7): La bola, al bola. Movió los hilos e hizo jugar a sus compañeros. Souberbielle (8): Destacado. Cabillón (6): Dos bombas claves. Pomoli (5): Cumplió. Mendive (6): La 💣 de la noche. Anímicamente rompió a Nacional. N. Martínez, F. Martínez (-): Minutos con el partido liquidado. Camiña (7): Supo leer dónde pasó la ventaja, el ingreso de Marcel Souberbielle le solució el tema defensivo, a partir de ahí correr la cancha fue un arma letal.

VAR

Andrés Bartel, Carlos Romero y Walter Borio (8): 3 cosas naranjas dentro de la cancha. Si no pitan ni cuenta nos dábamos que estaban. Correctísimo partido.

_______________________

LO DISTINTO

Hoy no fue la humedad la que complicó por un momento el partido, sino que fue eso que todos tenemos en nuestro cuerpo y corre por nuestras venas. Así es, la SANGRE. El golpe de Hilliard en su nariz provocó una gran hemorragia en Miguel Barriola que debió abandonar la cancha, no sin antes dejar una buena cantidad de sangre en el lugar dónde cayó y un caminito que lo siguió hasta el banco tricolor y que tuvieron que seguir para limpiar toda la cancha. Fue un par de minutos que el juego se vio truncado por la sangre del 8 tricolor.