La promesa de un partidazo entre 25 de Agosto y Defensor Sporting quedó trunca debido a un problema con la chicharra del tablero electrónico tras finalizar el primer cuarto.

Las locales habían arrancado mejor el juego con un gran nivel de la colombiana Alejandra Alonso más allá de los 6.75. Los espacios autogenerados más la distancia defensiva que le proponía su marca hizo que las primeras bombas llegaran con plena confianza. Al buen momento en ofensiva se le sumaba una mejor situación en defensa logrando incomodar a las violetas y provocando un sinfín de pérdidas en el comienzo del cotejo. Cuando el panorama era poco alentador para la visita, apareció Paola Ferrari que junto a su jerarquía lograron entrar en el andamiaje del partido. En un abrir y cerrar ojos las bicampeonas se pusieron en partido y cuando parecía que seguían de largo, la argentina Rocío Bereilh se hizo cargo del balón y bien secundada por Sabrina Molina encontraron en el pick and roll soluciones para dañar y quedarse con el primer periodo por 20 a 14.

Fue en ese momento que Adrián Vázquez se percató de la situación y notó que la chicharra no funcionaba. A pesar de los intentos por parte de la gente de 25 de Agosto de solucionar el problema, el barco no llegó a buen puerto y se terminó la actividad por el día sábado. A priori, el juego se continuaría el día domingo a las 21 horas pero resta la información oficial.