Lagomar se vistió de fiesta en la vuelta de Victoria Pereyra y superó a Montevideo, 80-27.

El rojo del Mercado hizo bien su papel en los primeros minutos, con un buen balance defensivo, haciendo un juego de media cancha donde atrapó a Medrick en el bajo. Pereyra saltó del banco pero su ingreso se dio casi al instante, siendo clave a la hora de atrapar y que el equipo pueda comenzar a destrabarse en contraataque. En el 5×5, la puntería de Marcial fue clave, mientras que Medrick generó segundos tiros. Claudio agregó un seguro tiro de la esquina corta, mientras que Pereyra, sumó también desde más allá de los 6.75. El equipo de Viazzo, lideró al primer descanso por 21-6.

Lagomar se nutrió desde su trabajo en la presión, de donde consiguió puntos tras pérdidas. Pereyra fue decisiva en su lectura ofensiva y además, mantuvo la mano caliente con un triple más, para elevar la distancia por encima de los 20 puntos. En la medida que bajó las pérdidas, el equipo de Igoa creció. Cardone comenzó a tomar protagonismo desde el 1×1 y sacó faltas, mientras que Sánchez calentó la mano de tres puntos. Pereyra con pasajes importantes mantuvo la ventaja para el de la Costa que lideró los primeros 20, 40-16.

Marcial volvió a darle mucha intensidad en la primera línea a su equipo, junto con el tiro de tres puntos. El verde salió decidido a elevar la presión y allí también encontró un buen rendimiento de Pereyra. Además, Medrick encontró mayores espacios en el bajo para mejorar su planilla. De esta forma, el Lago llegó a abrir hasta 28 de renta, pero un buen cierre de Cardone, dejó en 25 la distancia al cierre del tercero (59-24).

Lagomar marcó desde la defensa un contundente último cuarto en donde sólo recibió tres puntos. Subió bien alta la presión, encontró más triples en sus manos más confiables y soltó a Analía en contraataque para redondear la faena. Hubo tiempo para la salida y la ovación a Pereyra en su vuelta, que una vez se indicó el final, disfrutó en el rectángulo, con toda la familia del club. Sus dirigidos en formativas, marcaron presencia en el clásico túnel y los juveniles del masculino, cerraron su noche con un baño de agua helada. Por suerte hoy el clima acompañó para el tan esperado retorno de una ícono de nuestro básquet, a la actividad.

LO DESTACADO

Generó un clima divino en la Costa, fue el centro de atención y no decepcionó a la gente que se presentó en un gran número al Balneario. Es que Victoria Pereyra volvió como si nunca se hubiese lesionado, con la energía, con la lectura, con la intensidad atrás e incluso con porcentajes un poquito más arriba que el año pasado. El retorno se dio con 22 puntos, 9 asistencias y 5 rebotes. Qué bueno tenerte de vuelta Vico.

UNO x UNO

Marcial (8): En al defensa arriba te asfixia y hoy sumó un infernal tiro de tres puntos. Tiene súper claro su rol en el equipo, le calza a medida. A. Martínez (6): Mantuvo el ritmo del equipo en el último cuarto con corridas. Claudio (6): Abrió el partido con su tirito de media. Durán (4): Leyó bien cortes por línea de fondo, pero no estuvo efectiva. Medrick (5): Se fajó ante 300 manos en el bajo, tuvo sus momentos. Pereyra (8): Volvió la magia. Destacada. Schiaffarino (5): Dio su juego de rol. M. Martínez (5): Al tono del equipo. Almirón y Ramírez (5): Trabajaron bien desde la conducción. Se prendieron atrás. Núñez (-): Colaboró en la presión. Laborde (-): Poco en cancha. Viazzo (6): Colaboró a la fiesta con las entradas y salidas de Pereyra. La sacó desde el banco para terrible ovación. El ataque contra la zona por momentos lo tuvo dificultoso, pero generó buenos tiros. Cuando subió la presión, se vio lo mejor del equipo

_______________________

Cardone (6): Se animó a generar por momentos siendo profunda. Su rubro bajo fueron los libres. Blanco (4): No fue su noche. Perdió en ambos costados. Sánchez (6): Puso algunos triples importantes. Mier (7): Dio una lucha bárbara en la defensa del bajo y se las revolvió para sumar. Hadjirallis (6): Cerró la pintura. Modificó varios tiros. Cardoso (4): Con buenas y malas. Puede dar más. Roveta (5): Correcta. Aguilera (4): Sufrió la presión en primera línea. Lotito y Zerbini (-): Entraron con el partido abierto. Igoa (6): Si bien regaló el tiro periemtral, la zona forzó a Lagomar a muchas pérdidas. No renunció a su sistema defensivo y trabajó bien el balance defensivo.

VAR

Pablo Graiño y Andrés Bustelo (7): Por momentos permitieron algún contacto de más pero sostuvieron el criterio. Buena tarea.

_______________________

LO DISTINTO

La vuelta de Vico marcó varios momentos. El pedido de titularidad por parte de un dirigente, que despertó las risas de una Pereyra que arrancó arriba de una bicicleta la noche, los carteles de las chiquitas y hasta lo sucedido en el cierre con los juveniles. Pero la nota distinta la dio Pablo Graiño. Al marcar el primer ingreso de Victoria, el primer árbitro del juego se dirigió a darle la bienvenida con unas sentidas palabras. Graiño fue el árbitro que estuvo en la noche de la fatídica lesión ante Yale y estuvo muy pendiente de la recuperación de la jugadora que supo brillar en Obras. Hoy el destino los volvió a cruzar, en el día que Vico volvió a picar la naranja.