Con un Anthony Danridge intratable y un buen juego colectivo Capitol se impuso en cifras de 82 a 78 sobre Unión Atlética sellando así su puesto en playoffs.

El cotejo comenzaba con Capitol mejor cargando el bajo con Pruitt que sacaba ventajas y a su vez hacía jugar a sus compañeros, bien acompañado de Danridge para poner el primer parcial de 12 a 2 que llevó al minuto de tiempo de Lovera. Un triple de Ambrosini iba a hacer despertar en ataque y contagiar para que se pongan intensos atrás los dirigidos por Lovera, trasladándolo así a su hinchada para tomar la batuta del match. Con Pereyra como abanderado agarrando la manija de los de la calle Velsen, estos pasaban por el mejor momento en lo que iba del juego para irse 21 a 18 arriba el primer chico.

Con triple de Wenzel continuaba el segundo cuarto, el capi parecía aguantar la embestida azulgrana y no le permitía escaparse en el score. Sobre el ecuador del cuarto con un Pruitt que estaba incontenible en la zona pintada le permitía abrir 7 de renta para el equipo del Prado. Pero nuevos errores en la salida y con Unión defendiendo con mucha intensidad se iba a volver a meter en juego, igualar las acciones e incluso pasar a comandar con un Ottonello que dañaba en el poste, sumado a lo que hacían los del club, Ambrosoni y Trusich.  Sobre el cierre con una arremetida de Tony Danridge el equipo de las cinco estrellas tomó el liderato en cifras de 39 a 36 para irse al descanso largo.

El complemento continuaba parejo , Capitol jugaba un mejor básquet atacando la zona que le plantaba la UA, pero los dirigidos por Lovera respondían con triples y a través de algunas pinceladas de Emiliano Bastón. Llegando a la mitad del tercer cuarto los jugadores de Unión se comenzaron a malhumorar con el arbitraje y eso les jugó en contra. El equipo de Gonzalo Fernández marcaba las diferencias del juego explotando a sus extranjeros y un Wenzel que estaba con la mano caliente para abrir 12 tras lo que había sido un arranque con paridad. Trusich por su parte asumía en el momento más complicado y no permitía que el Capi se les termine de escapar del todo en el score. Pero sobre el final del cuarto otra vez Capitol sacaba sus ventajas aprovechando a sus tiradores que llegaban muy sueltos y castigaban. 67 a 54 se iban a ir arriba.

El cuarto de cierre del cotejo iba a presentarse con Unión Atlética marcando hombre con la doble base Pereyra/Dios y tratando de achicar las ventajas. Estos iban a lograr su cometido y poco a poco la UA se acercaba. Tanto que a falta de poco más de tres minutos el azulgrana se puso a mínima diferencia. El estadio era una caldera y se preparaba para un final no apto para cardíacos. Ambrosoni y Ottonello continuaban siendo las figuras del momento de la UA. Pero Anthony Danridge a sangre fría con un triple tras un triple fallado de Taboada, un mal cerco reboteador de Unión y un rebote capturado por Pruitt iba a poner paños fríos al juego abriendo cuatro puntos (79 a 75). Un tremendo bombazo de Dios le volvía a dar vida a Unión Atlética a falta de 17 segundos y colocarse a tan solo un punto. Pero sobre el cierre mediante libres de Leandro Taboada y un triple fallado de Ambrosoni el equipo de las cinco estrellas se llevó el triunfo que lo deposita entre los siete mejores del torneo.

 

LO DESTACADO

Cuando no, el inexorable Anthony Danridge. Que jugador, pasan los años pero sigue siendo desnivelante en este básquet. Puso 26 puntos, con 10/15 en dobles 1/2 en triples (y que triple 🔥), además de 4 rebotes, 3 asistencias y 2 tapas. Calidad al servicio del equipo.

UNO x UNO

Pereyra (4): Algún que otro chispazo en la primera reacción de la UA y poco más. Atrás alternó altos y bajos. Ambrosoni (7): Puntal de la reacción azulgrana. Cargó con el equipo al hombro en el último cuarto, no es más el puntaje por algunas decisiones erróneas sobre el final. Rodríguez (5): Pocos minutos en cancha, aportó alguna cosa interesante. Quizá debió jugar un poco más. Bastón (3): No fue su partido pero tampoco lo buscó mucho el equipo, cuando pudo daño. En defensa perdió, así como también en el cerco reboteador. Ottonello (6): Hizo un muy buen primer tiempo, en el segundo se quedó un poco. En defensa sufrió. Trusich (7): Le dio vida al equipo en los momentos que más lo precisaba. Fue clave en las reacciones de la UA que corrió casi todo el cotejo de atrás. Dios (6): Puso bombas claves y fue importante atrás. Bianchi (5): Se revolvió como pudo en la zona y puso un par de puntos. Lovera (4): Alternó aciertos y errores. Sobre el final se equivocó en algunas decisiones que le pudieron haber permitido cerrar mejor el juego.

_______________________

Taboada (6): Muy correcto defensivamente. Adelante puso bolas claves y demostró su jerarquía. Giano (4): No fue el mejor partido de Mateo. Estuvo un tanto errático en el tiro exterior. Wenzel (7): Se jugó un partidazo atrás, bajó una cantidad industrial de rebotes y por sí fuera poco puso puntos claves Danridge (9): What a man. Que hombre Tony, cuando se prende y ataca el aro no hay quien lo frene. Destacado. Pruitt (8): Jugador muy utilitario, un león a la hora de prenderse a rebotear y una capacidad atlética poca veces vista en este básquet para elevarse y atacar el aro rival. Partidazo. García (5): Una buena bomba cuando la UA se venía. Bascou (4): En los pocos minutos que jugó no estuvo claro. Fernández (6): Quizá debió alternar un poco más el plantel, de todas formas planificó muy bien sobre las armas ofensivas de los rivales.

VAR

 

Adrián Vázquez, Alejandra Godoy, Álvaro Aunchayna (3): Mal partido de la terna. En determinadas situaciones se les fue el partido de las manos y le erraron en fallos claves.

_______________________

LO DISTINTO

La hinchada de Unión Atlética siempre da que hablar y sorprende a propios y extraños. La barra llegó tarde al juego, su ausencia se notaba y el equipo no respondía en cancha. Llegó con bombos y platillos sobre la mitad del primer cuarto y en un momento el ruido era tal que los árbitros debieron frenar el juego porque no se escuchaba lo que se hablaban entre ellos. El jugador número 6 como se hace llamar la brava de la UA estuvo a la altura.