Tabaré derrotó a Lagomar y aseguró su pasaje a los playoffs. Octavio Medina jugó un gran partido colectivo e individual y tras el juego habló con Básquet Total.

El partido lo dominó Tabaré de principio a fin, por más que en el final Lagomar con una presión alta lo complicó, pero la intensidad de tabaré llevó a aguantar y controlar la parte final del juego, esto dijo Medina sobre el partido: “Sabemos que a medida que avanza el campeonato tenemos que subir la intensidad. Es algo en lo que estamos mentalizados y esperamos poder demostrarlo en los partidos que se vienen. Tenemos que ser un equipo intenso si queremos lograr objetivos, tratar de correr un poco más, creo que en esa parte estamos en el debe.

El juego de Tabaré fue muy dinámico en ofensiva, buscando siempre al compañero mejor posicionado para tirar sin enloquecerse y con posesiones largas de 18/20 segundos, sobre esto Octavio dijo: “Somos un equipo que tiene vías de gol por todos lados, entonces es fundamental no apurarnos, no mandarnos para adentro ante la primera ventaja que veamos. El Metro es un torneo muy entreverado, lo demuestra la tabla, recién hoy (ayer) aseguramos puesto de playoffs, por más de estar arriba en la tabla, eso demuestra lo que es este torneo y que si jugamos al básquet y movemos la pelota tenemos más chances de ganar“.

El indio sigue demostrando que de local es muy difícil superarlo, ha ganado todos los partidos jugados en el Parque Batlle. De la importancia de la Localía en el torneo dijo: “Es fundamental hacerse fuerte de local, más ahora que volvió el torneo a los barrios. Además sabemos que Tabaré es un club social y familiar, no solo deportivo y tenemos que hacerle sentir a los rivales que para ganarnos acá van a tener que sufrir porque vamos a ser un rival duro, por nosotros y por la gente.

La noche inspirada en Tavaré la tuvo Xavier Couste, con un gran porcentaje de tiro exterior sobre todo en el primer tiempo, esto dijo Medina sobre su compañero: “Xavi es un gran tirador, todos tenemos plena confianza en él, por más que erre un millón de tiros, estamos seguros que el siguiente lo mete. Esa confianza sabemos que le da libertad de hacer su juego, está motivado en el club y sin duda influye para su confianza a la hora de tirar, eso hace que él equipo pueda fluir en base a su tiro, como en base a los tiros de todos y sumado a los extranjeros determinantes que tenemos formamos un equipo que a mí me gusta mucho.

Para finalizar Medina habló de su sentir personal en el club, en un torneo que ha tenido más altas que bajas y siendo una figura preponderante en el indio: “Tengo varios torneos de estos arriba y creo que he empezado a madurar, antes era más duro de cabeza, mucho más temperamental. En este equipo somos muchos jóvenes y soy el que tiene que tomar el rol de la tranquilidad, bajar un cambio cuando las cosas no salen, tanto para mí como para los demás. Hay días buenos y días malos, esperemos que los buenos sigan, así no sean individuales, porque si a mí me va mal, pero colectivamente cumplimos el objetivo también estaría contento.