San Telmo Rápido Sport venció a Verdirrojo y logró un punto clave pensando en la permanencia en El Metro.

Desde el inicio del partido, Verdirrojo impuso un juego mucho más dinámico que el de San Telmo, al que le costó encontrar su mejor versión en los primeros minutos. Las intervenciones de Matias Nicoletti fueron lo más destacado del elenco visitante, pero no pudo terminar de romper la defensa en la pintura del Verdi que de a poco fue sacando ventaja en el marcador hasta cerrar el primer cuarto arriba 31 a 19. Pero en el entrecuarto la cosa cambió. La segunda línea locataria no pudo repetir los buenos rendimientos del primer chico y el fusionado aprovechó cada pérdida de balón para correr y lastimar de contragolpe. La diferencia en el marcador se achicó, pero intervenciones en los momentos justos de Brian García, Christian Pereira y Giovanni Corbisiero mantuvieron al equipo del Cerro arriba en el score. Un triple muy festejado de Nicolás Gentini le permitió a Verdirrojo irse al descanso largo ganando por 47 a 45.

Para el inicio del segundo tiempo, la intensidad defensiva de San Telmo Rápido Sport empezó a imponerse. Zona 2-3 mediante, los locales se vieron forzados a abusar del tiro exterior sin los mejores resultados, cosa que el elenco visitante supo aprovechar para correr la cancha y lastimar en la pintura. Pese a esto fueron los dirigidos por Masner quienes encararon mejor el tramo final del cotejo, terminaron el tercer chico arriba 71 a 64. Los últimos diez minutos estuvieron cargados de tensión, con los dueños de casa intentando aprovechar los tiros lejanos y los rebotes ofensivos, sobre todo con Manuel Monteverde en la pintura, pero el reloj les terminó jugando en contra. San Telmo pudo mantener la concentración todo el encuentro y cerró de buena manera para abrochar el triunfo en cifras de 90 -84. Un punto que se torna fudamental pensando en la parte baja de la tabla de posiciones ya visualizando lo que será la siguiente fase de la competición.

LO DESTACADO

Matias Nicoletti jugó un partidazo. Metió bombas importantes y guió al equipo cuando la cosa estaba difícil. Pero también se animó a meter un par de asistencias de faja y alguna que otra fantasía que sumó mucho al espectáculo.

UNO x UNO

García (6): supo conducir a su equipo y ordenar el juego, pero tomó malas decisiones a la hora de buscar su triple. Corbisiero (7): rápido y movedizo, supo ganar rebotes a rivales más grandes y hacer mucho daño cuando se mandaba a penetrar. Pereira (8): el mejor del local, a partir de él salieron las mejores jugadas y metió varias bombas importantes. Blazina (4): colaboró en el rebote defensivo, pero en todo lo demás quedó en debe. Monteverde (7): dueño de los rebotes del equipo del Cerro y un dolor de cabeza insoportable en la pintura rival con 8 rebotes ofensivos. Gentini (5): aportó un triple clave para cerrar el primer tiempo arriba, pero poco más. D’jellatian (4): pocos minutos en cancha y no mucha influencia. Morganti (2): no fue su noche. Refresquines (3): poca influencia en el partido. Ortega (6): supo manejar bien el equipo en el primer tiempo, pero en el segundo no encontró la vuelta a la zona de San Telmo

_______________________

Brun (6): muy intenso en defensa y siempre se mostró como una opción de ataque. Piñeiro (7): ayudó en la conducción del equipo y generó mucho en ataque. Nicoletti (9): destacado. Duvenced (7): en el cierre fue clave en la pintura. Meira (7): ganó varios rebotes y dio más de una asistencia clave. Harina (7): aportó mucho en la pintura tanto en rebotes como en puntos. Masner (8): supo sacarle el máximo rendimiento a sus jugadores y pedir minutos en los momentos justos para frenar las arremetidas de Verdirrojo.

VAR

Diego Ortíz, Enrique Ferreira, Marcelo Galli (6): cumplieron bien pero hubo algunos cobros que generaron dudas.

_______________________

LO DISTINTO

 Ir a jugar a la cancha de Verdirrojo es difícil para cualquiera, pero en este partido lo fue para los dos equipos. La humedad del ambiente se condensaba en el techo de chapa de la cancha, lo que terminó generando goteras constantes a lo largo de todo el encuentro. Se recurrió a la vieja confiable de la resina para solucionar el problema, pero no fueron pocos los jugadores que no se pudieron afirmar y se resbalaron. Por suerte, no hubo lesionados.