En la primera jornada del Sudamericano Femenino, Argentina y Brasil dominaron sus partidos y ganaron con comodidad, además se dio el triunfo de Paraguay en duelo parejo ante Ecuador.

Ecuador 52 - Paraguay 57

Un primer cuarto que fue muy parejo, tan es así que terminaron 15 iguales los primeros 10 minutos. Dividido en un mejor arranque de Paraguay, con 4 triples en la primera mitad del cuarto. Pero tras un minuto de tiempo Ecuador reaccionó, defendió duro y la caída en los porcentajes de Paraguay, sumado al notable acierto en libres de las ecuatorianas hizo que el juego se equilibrara. En el segundo cuarto, apareció toda la calidad de Paola Ferrari, la ex Defensor Sporting en la Liga Sudamericana de Clubes sacó todo su repertorio de jugadas y enloqueció a Ecuador que nunca encontró la forma de pararla 36-23 cerraron ganando las guaraníes.

En el tercer cuarto la dinámica cambio, el juego se hizo más físico y no tan goleado como en el primer tiempo. De igual manera el dominio fue entero de Paraguay con Ferrari como figura. El equipo ecuatoriano rotó a todo el plantel y eso hizo que varias veces el equipo no se encontrara en una línea de juego, llegó a estar 11 puntos por debajo, pero a los ponchazos llegó a clocarse a 7 puntos de cara al cuarto final. En el último cuarto el equipo ecuatoriano intentó acercarse, pero no pudo en ningún momento, dado que aparecía Ferrari o Quevedo para volver a estirar las diferencias en el score. Cuando parecía que se lo llevaba holgadamente Paraguay, errores en la salida proporcionaron puntos para Ecuador que tuvo en jaqué a las paraguayas hasta el final. Cuando faltando 3 segundos Ferrari puso los libres y abrió a 4 la distancia que definitiva de 57 a 52.

Brasil 74 - Colombia 45

Desde el arranque el equipo brasileño marcó la cancha y dominó en todos los lados de la cancha con Débora Costa como principal arma. El equipo de Brasil atacó desde el inicio con el tiro exterior cuando Colombia se cerró atrás. Mientras que Stephanie Soares fue la que rompió la pintura y logró hacer que la bola fuera abajo y ahí también dominara Brasil. En cambio, Colombia pudo mantenerse en partido gracias a su tiro exterior tan así que la última bomba de Mayra Caicedo cuando se iba el cuarto desde la mitad de la cancha entró tocando solamente red. En el segundo cuarto Brasil liquidó el juego, nuevamente aprovechando la altura y metiendo la bola abajo para resaltar la gran diferencia de un equipo 100% atlético. Colombia por su parte solo podía anotar desde los 6,75 debido a la gran defensa norteña. El primer tiempo se cerró con Brasil ganando 40 a 21.

El tercer cuarto fue más de los mismo, Brasil se dedicó a rotar el plantel y seguir estirando cada vez más la diferencia, sobre todo con el tiro exterior. Colombia siguió buscando su juego en base a triple, pero poco pudo hacer ente la pared que le puso Brasil en defensa. Si el tercer cuarto fue para cumplir, mucho más lo fue el último cuarto, con un Brasil aceitado en lo colectivo y Colombia sin poder romper a la defensa y siendo dañada constantemente desde los 6,75 y dominada en los rebotes. Brasil se quedó con el punto por 74 a 45.

Argentina 44 - Venezuela 79

Desde el comienzo el equipo argentino hizo su juego, rotando el balón de un lado al otro y buscando siempre a la jugadora mejor ubicada. Siendo Andrea Boquete la más buscada por sus compañeras en el tiro exterior, con una mira 100% letal. Mientras que Venezuela buscaba el juego interno con Corrales y Wallen, pero no mucho más en las caribeñas. En el segundo cuarto la selección argentina siguió moviendo la bola de un lado al otro y buscando los espacios que dejaba Venezuela para atacar y definir en soledad con bandejas muy claras para abrir cada vez más diferencia.  Por más que Venezuela tuvo unos minutos donde logró acortar la distancia en el marcador, Argentina de la mano de Luciana De la Barba volvió a estirar la diferencia para cerrar ganando 39 a 21.

Nuevamente la selección local salió con toda la energía de cara al tercer cuarto, buscando los espacios que le dejaba Venezuela tras las buenas cortinas de Argentina en ataque para abrir más de 20 puntos de renta. Los últimos 10 minutos fueron más de lo mismo, grandes movimientos de Victoria Llorente atacando el aro, al igual que De la Barba y Boquete. El resultado final fue de triunfo de Argentina por 79 a 44.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Paraguay logró el debut con triunfo en el Sudamericano Femenino y gran parte de ese triunfo se lo debe a Paola Ferrari. La experimentada jugadora guaraní utilizó todo su repertorio para darle el primer punto a su país. Lucho en la pintura y capturó varios rebotes, atacó el aro cada vez que vio el hueco y tiró de tres, su arma más letal, cada vez que se venía Ecuador y así mantener la ventaja de su equipo. Ferrari terminó con 22 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 1 robo.

 

😮 LA SORPRESA 😮

Sin duda alguna que la sorpresa para todos los que presenciaron la primera fecha del sudamericano femenino fue la ecuatoriana Blanca Quiñonez, que con sus 15 años dio que hablar y complicó a todo Paraguay en defensa, con grandes movimientos en el poste, sobre todo de espaldas al aro. Terminó como la mejor exponente de su selección con 18 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia, 4 robos y 1 bloqueo.  

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Ante una selección que prometía mucho más de lo que dio, la decepción de la primera jornada termina siendo Colombia. A pesar de las diferencias ante una potencia como Brasil, la estatura de las colombianas y su gran juego colectivo debería haber sido un poco más complicado para las norteñas y no lo fue, dependiendo mucho de su tiro exterior y olvidándose del juego interno. Deberá mejorar dado que mañana será el partido clave ante Argentina, y deberá mejorar de lo contrario quedará fuera de la definición del torneo.

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Melisa Gretter (Argentina), Paola Ferrari (Paraguay), Andrea Boquete (Argentina), Blanca Quiñonez (Ecuador) y Kamila Soares (Brasil).

 

💿 BONUS TRACK 💿

Estar en un sudamericano de mayores dando ventaja no es para nada raro en el básquet femenino, más en el crecimiento que ha tenido en estos últimos años. Pero el caso de Blanca Quiñonez es totalmente impresionante, no por su 1.82 de altura, ni por sus muy buenos movimientos en el poste, sino que se da por sus apenas 15 años. Así es, la joven jugadora nacida en 2006 fue el destaque de Ecuador en el debut ante Paraguay, siendo una jugadora de temer, tanto de espaldas al aro como de frente y con unos enormes movimientos técnicos que muchas veces desencajaron a sus rivales. Además, juega en La Molisana Magnolia de Italia y tiene mucho más por crecer, por lo que será una figurita repetida de aquí en más y que dará que hablar cada vez más

.