Auriblanco cerró las primeras contrataciones para la próxima DTA y está cerca de un par de jugadores más.

Humo blanco en zona papal. Días atrás, el equipo de barrio Bella Vista había confirmado a Andrés Jones como entrenador y ahora comenzó a armar el puzzle de jugadores que conformarán el plantel.

Uno que vuelve al Auri es Andrés Piñeiro, que había tenido pasajes en la institución en las DTA 2015 y 2016. También defendió esa camiseta en El Metro 2018. Viene de ascender la temporada pasada con San Telmo Rápido Sport, equipo que defiende actualmente en segunda.

La otra ficha confirmada, que también viene del Santo, es Federico Miller. El alero oriundo de Urunday Universitario también tuvo pasajes por Danubio y Tabaré.

Además, Auriblanco busca algunos jugadores importantes para la divisional. Suenan los nombres de Martín Couñago y Agustín Amaral. También se intentará incorporar un base.