En un partido de rachas, Cordón lo cerró mejor y venció como local a Olivol Mundial en cifras de 87-79 para continuar siendo uno de los líderes que tiene El Metro.

En una noche gélida, pero sin humedad y con un buen marco de público, el Julio Zito se vistió de gala para recibir un gran partido por la sexta jornada de El Metro. Cordón llegó con plantel completo, tras ganarle de forma clara a Lagomar en cifras de 96-71, en donde la preocupación había quedado en la salida de Lucas Capalbo con un dolor en su tobillo. Por su parte, Olivol Mundial llegaba de vencer a San Telmo Rápido Sport en cifras de 90-87, pero con las bajas de Martín Couñago y Lucas Silva por lesión. Además, sumó a Agustín Ramírez como ficha recambio para este juego.

El encuentro se abrió con puntos de Capalbo para Cordón. En el comienzo, el local propuso una sofocante presión sobre Wohlwend, que no logró gravitar en la ofensiva de Olivol Mundial y recibió un parcial de 10-2 en el comienzo del encuentro. Tras el minuto de Cortizas, el mundialista encontró en la verticalidad de Taboada y Cardozo las vías para para poner un parcial de 17-6, con el que se fue el cuarto, en cifras de 19-18 favorable al visitante.

Cordón encontró en su segunda línea las vías para pasar al frente, de la mano de un gran trabajo de Modernell. Sin embargo, el elenco de Álvaro Ponce tuvo enormes dificultades a la hora de defender a Emilio Taboada y Wohlwend, que, sumando desde el tiro exterior, le dieron la ventaja en el tanteador. Con el correr de los minutos, el albiceleste no logró correr la cancha y evidenció algunas falencias atacando en el 5×5, mientras que el mundialista aprovechó las colectivas de su rival para sumar desde la línea fácil. El buen cierre de Capalbo en Cordón emparejó el tanteador y marcó una mínima ventaja para la visita (38-37).

Cordón aprovechó de las innumerables pérdidas de Olivol Mundial para pasar en el tanteador. El malhumor de apoderó del mundialista, que se fue de partido y toleró un 22-6 en tan solo 4 minutos. El enorme pasaje de Vasirani en ambos costados de la cancha, sumado a un intersantísimo trabajo de Capalbo empujando al equipo, le dieron 15 de renta. Sin embargo, corrigiendo con una zona 2-3, Olivol trajo el partido en un abrir y cerrar de ojos, con Taboada liderando la reacción. Pese a esto, los malos porcentajes en la línea no le permitieron descontar, ante un Olivol que no se sintió tan cómodo. Finalmente, el tercero se fue en cifras de 63-56.

 El epílogo comenzó con ambos equipos tirando desde la línea fácil. La buena defensa mundialista incomodó a su rival, que pese a alguna insinuación de Modernell, no se sintió para nada cómodo. Con Wolhwend tirando del carro, la visita empató el juego y pasó a ganar. El nombre de Romulo Gusmao se agigantó en la reacción, haciendo uso de sus eternos brazos para dañar en ambos costados de la cancha. Cuando parecía que Olivol entornaba la puerta del partido, las quintas faltas de Cardozo y Gusmao le dieron la esperanza a Cordón que se puso a una pelota a falta de 2 minutos para el final con puntos de Vasirani. En el cierre hubo de todo. Olivol, sin internos, buscó maquillar la falta de centímetros, pero Cordón, siendo inteligente, puso la pelota en mano de los argentinos y cerró el partido en cifras de 87-79.

LO DESTACADO

El cierre de Eduardo Vasirani es digno de destacar. Más allá del trabajo invisible que hace y no luce, el bonaerense puso 6 puntos valiosísimos en el cierre del encuentro que le dieron la victoria al equipo de Álvaro Ponce. Por momentos se la prestan poco, pero es siempre influyente cada vez que toma la posta y no tiene problemas de fajarse abajo ante jugadores que lo superan físicamente. Culminó con 16 puntos y 16 rebotes, incluyendo 7 de ataque. Chapeaux.

UNO x UNO

Capalbo (8): Gran nivel mostrado, siendo capicúa en su rendimiento. El comienzo y el cierre, sus momentos. En este equipo se siente como pez en el agua. Prieto (4): Se encendieron las alarmas cuando cayó sentido en su rodilla izquierda. Demostró ser un gran actor, volviendo rápidamente y aportando su intensidad característica. Xavier (7): Está despegado. Ya estuvo en el radar de Magnano y si confirma este nivel volverá más temprano que tarde. Hoy estuvo errático con los libres y eso le baja un punto. Ramírez Barrios (6): Hoy tuvo un partido discreto hasta el último cuarto, donde apareció en todo su esplendor. Vasirani (8): Destacado. Modernell (6): Inteligente y maduro para jugar. Sus puntos fueron todos de peso. Planells (5): Mantener la intensidad que propone Cordón viniendo desde la banca no es para nada fácil. Luciano es ideal para eso. No logró involucrarse demasiado en ataque. Tucuna (5): Tuvo un interesante ingreso, pero salió y no volvió a entrar. Raro. Timote (-): Minutos de rol. Ponce (7): El equipo juega bien e ilusiona al hincha. Cuando toma fuerzas, es incontenible por su intensidad. El DT tiene mucho que ver en un equipo con jugadores que aún no están en su maduración profesional pero que dan pasos firmes. Como preocupación quedan los libres marrados y la ventaja esfumada cuando pintaba para ser una noche tranquila.

_______________________

Wohlwend (6): Despedida con derrota para quien fue de lo mejor hoy. Cuando no estuvo en cancha su equipo lo sintió muchísimo. Taboada (7): Muchísima calidad, demostrando vigencia y buena salud. Vio el aro como una piscina, pero la tocó poco en el cierre. Varela (5): Entreveró el partido y se prendió en defensa. No tuvo su mejor noche en ataque. Cardozo (5): La entrega característica, pero sin demasiada claridad. Jugó algo incómodo. Gusmao (5): De más a menos. Venía levantando, y ¿en lo mejor del baile? Quinta falta y posterior técnico por golpear una colchoneta. Desde ahí su equipo cayó en picada. Borrallo (2): Poquísimo. No se metió en ningún momento en el partido. Ramírez (4): Apareció sorpresivamente en el calentamiento del mundialista como recambio de Couñago, pero no pudo introducirse en los sistemas, aunque en defensa aportó piernas. De todas maneras, es el menos culpable de todos. Ramos (4): Buscó ganarse los minutos con una defensa pegajosa, pero le pitaron 3 faltas y tuvo que salir. Di Giorgi, Pérez, Araújo (-): Pocos minutos en cancha. Cortizas (4): Se le vuelve a ir un partido en el cierre. El arranque no es bueno ni mucho menos, y preocupa teniendo en cuenta los jugadores que tiene. Hoy tuvo que hacer malabares con la rotación por las bajas de Couñago y Silva.

VAR

Enrique Ferreira, Pablo Graiño y Andrés Bustelo (3): Floja noche de la terna. Malhumoraron a ambos equipos, con dualidad de criterios durante toda la noche. Se dialogó mucho más de lo que se jugó y no lograron frenar la situación.

_______________________

LO DISTINTO

En este siglo en el básquetbol nos acostumbramos a ver los shorts por debajo de la rodilla, largos y anchos. Sin embargo, Cordón apeló a una indumentaria ajustada y con un short que hace recordar a las viejas épocas. Aquellas, cuando jugaban los Capalbo, los Tucuna, los Xavier y los Losada. Hoy, en versión 2022, son sus hijos quienes están adentro de la cancha y cumplen con aquella misma condición.