25 de Agosto se quedó con el clásico al derrotar a Miramar con claridad por 78-69. El León se trepó a la punta y la celebración fue completa en Villa Dolores.

En medio de un verdadero clima de fiesta comenzó el partido en el escenario del Club 25 de Agosto. El juego fue muy parejo durante todo el primer cuarto, de tanto a tanto con el León anotando mediante Verrone, Fernández y McKinney; mientras el Mono encontraba sus goles con Mayora y Cabillón para irse del primero con la mínima, 19-18.

Todo cambió en el segundo chico, ya que con la notable entrada de Gadnich (3/3 en triples) y una notoria mejora en defensa, los del Colo Reig se adueñaron por completo del trámite, dejando a Miramar sin anotar los últimos seis minutos del primer tiempo, en el que 25 se fue con la ventaja de 45-28, gracias a un contundente parcial de 24-9.

Nuevamente a través de la anotación de McKinney y Verrone, el dueño de casa alcanzó 17 de renta con aún más de siete minutos por jugar, lo que amenazaba con decidir prematuramente el trámite. Sin embargo, Miramar se endureció atrás y volvió a achicar para meterse en juego, aunque poco le duró, porque otro oportunísimo triple de Gadnich y una buena aparición del “Coco” Brause le devolvían al Veinte la tranquilizadora ventaja de 58-39 al término del tercero.

Por más que parecía que ya estaba todo cocinado los de Diego Olivera salieron a presionar toda la cancha y complicaron más de la cuenta la salida del equipo de Reig, con Lautaro Pérez dejando la piel en cada pelota, más los puntos de Arregui que sirvieron para maquillar bastante el resultado gracias a un último cuarto de 30-20 para la visita, que confeccionó el 78-69 en el marcador final, con una diferencia bastante mentirosa que no refleja la superioridad real de 25 durante la mayoría del trámite. Victoria fundamental para el León de Villa Dolores que se quedó con el clásico, se trepó a la punta y hay carnaval en la Villa.

LO DESTACADO

El pibe Nacho Gadnich está con la mano en llamas. Venía de un muy buen juego ante Larrañaga y hoy fue sin dudas, la gran figura del clásico. Es que fue gran partícipe de todos los mejores momentos de 25 de Agosto. Entró con tres bombas seguidas en el segundo cuarto para cultivar la ventaja, y en el tercero cuando amagó a venirse clavó otra para desactivar la reacción. En sólo 18 minutos aportó catorce puntos con 4/5 en triples y de a poquito se va ganando un lugar en el corazón de la hinchada.

UNO x UNO

Fernández (4): No estuvo en su noche. Con la mira torcida y algunas dificultades ante la presión. Garbarino (5): El goleo no pasó por él, pero rescató una floja noche con un buen ingreso defensivo y generando juego para terminar de bajarle la cortina al match. McKinney (6): Aportó importantes puntos, aunque en baja efectividad. Brause (7): Fue el señor del telón. Cuando Miramar amagó a reaccionar, apareció para ponerle el broche de oro a la obra. Verrone (5): Muy buen arranque, se fue apagando. Gadnich (8): El destacado. Tortajada (6): De rol, pero interesante aporte. Souza (4): Poca participación. Midaglia (4): Pocos minutos de intensidad defensiva. Álvarez y Fleitas (-): Poco en cancha. Reig (7): A pesar de algunas desventajas en la pintura, su equipo fue netamente superior. Buena rotación para disimular todos los problemas.

_______________________

Mayora (4): No estaba en una gran noche y terminó sentado casi todo el complemento. Cabillón (5): Bien en el primer tiempo, desaparecido en el segundo. Flippin (4): Arrimó sus puntos, pero atrás tuvo muchos problemas y le cuesta asociarse al plan de juego. Tessadri (5): Luchó un montón, aunque sin demasiada claridad. Arregui (4): Maquilló su planilla y el marcador con el juego liquidado. Pérez (6): A base de empuje y sacrificio fue el mejor de su equipo. Complicó con la presión y siguió luchando hasta el final, aunque ya estaba todo perdido. Núñez (5): No estuvo fino, pero intentó en todo momento generar y darle soluciones al equipo desde la banca. Rodríguez (4): Entró a tirarse unos triples, metió el primero y se apagó. Piñeiro (4): En poco tiempo no aportó mucho. Olivera (4): Su equipo está complicado. Al menos logró cambiar la muy floja imagen sobre el final, con más empuje que básquet.

VAR

Gonzalo Salgueiro, Gastón Rodríguez y Álvaro Labiuza (5): No se complicaron la noche.

_______________________

LO DISTINTO

Casi tres años después, el clásico volvió a Villa Dolores. Variados avatares del destino quisieron que aquélla noche de gloria para los monos (y tétrica para los del León) quede como el más fresco recuerdo. Como no podía ser de otra manera, el gimnasio de la calle Bado lució colmado y con un clima realmente excepcional. La fiesta fue competa para la hinchada del Veinte que se sacó la espinita, ganó con claridad y se subió a lo más alto.