Hebraica y Macabi derrotó con autoridad a 25 de Agosto y sigue creciendo en este torneo. Natasha Dolinksy, una de las referentes del plantel, estuvo con Básquet Total tras la victoria conseguida.

“En la semana lo preparamos como todos los partidos más allá de que obviamente, y es natural, estábamos con otra tranquilidad porque ya estábamos en la Copa de Oro y ese era nuestro primer objetivo. Lo preparamos y lo planteamos como para salir a ganarlo. Tal vez esperábamos un partido más parejo, porque 25 de Agosto es un rival directo para nosotras y va a estar peleando arriba. Pero pudimos hacer las cosas bien, todo lo que nos planteamos, fuimos intensas y nos mantuvimos arriba. Las compañeras que entraron del banco aportaron bastante, eso suma y eso es el camino que estamos tratando de seguir”, comenzó diciendo una de las referentes del plantel. 

Macabi incomodó en todo momento a 25 de Agosto y desde el primer minuto controló las acciones del cotejo: “La realidad es que entramos a jugarlo con mucha intensidad y mentalizadas en lo que nos planteó el cuerpo técnico, las jugadas que íbamos a hacer concretamente y como íbamos a defender. Nos salió el plan. Básicamente salió todo lo que se planteó y pudimos resolver la ventaja. La diferencia desde el principio se dio por la defensa y eso a veces en otros partidos no nos ha pasado, pero hoy lo supimos sobrellevar y tuvimos muchas bolas que corrimos y pasó por ahí el juego”.

Los cambios en el equipo de Hebraica llevaron a que Dolinsky tenga un rol más preponderante en las ofensivas del equipo de Luis Pierri: “En sí me siento cómoda. Me lo esperaba realmente cuando arrancó el año y luego se fueron sumando las extranjeras. Está un poco repartido el juego. Sí siento la responsabilidad y un poco el rol que se me dio este año, pero tengo la confianza siempre con mis compañeras. Por más que hayan cambiado, el grupo humano está muy fuerte, está muy unido y para ahí vamos tirando. El cuerpo técnico me da mucha confianza y me siento cómoda jugando, entonces hace que no me pese”.

Otra de las que dio el paso al frente fue Romina D’Alesandro, quién en el encuentro tuvo un gran rendimiento y atraviesa un gran momento en la base: “Es una de las que más se está haciendo notar. Ella el año pasado entraba de suplente y este año estamos teniendo muchas más charlas entre nosotros y con Luis también. Ella sabía y lo hemos conversado. Ella sabía que iba a ser la base titular, que tenía que asumir mucho más, que no es menor, porque es una posición donde tenés que ordenar y llevar al equipo. Está asumiendo bien, está más confiada yendo a atacar el aro, que lo puede hacer y está asumiendo su rol, haciendo lo que tiene que hacer y manteniendo la defensa intensa, que es lo que la mantiene allá arriba y es lo que la caracteriza”

Hebraica tiene un combo de extranjeras las cuales una ya conoce el medio y la otra llegó y se metió de llenó en el engranaje amarillo desde que arribó a nuestro país: “Es algo a resaltar. Paloma (Alfaro) llegó y había entrenado un día y luego jugamos y está cómoda. Lo esperábamos porque es una mujer, es experiente, ya hace muchos años que juega, ha estado en muchos lados y tiene esa soltura para adaptarse rápidamente al en equipo en el que está. Nosotros obviamente la esperamos y la recibimos como mejor podíamos para que ella llegara y se acoplara, nos está dando resultados. Se está acoplando bien y se siente cómoda, que es lo que queremos”.

Las macabeas ya clasificadas a la Copa de Oro se trazan la ilusión de porque no, soñar con el título: “Nosotras primero que nada queríamos entrar entre las seis, estar arriba. Ahora vamos a ir por todo a jugarle de igual a igual a todos y sin subestimar a ningún equipo. Capaz que nos han subestimado a nosotras en la primera fase, pero estamos tranquilas con esto. Estamos muy tranquilas, vamos a ir por todo y no hay que ir a tirarle con todo a alguna en especial, hay que ir partido a partido”.