Unión Atlética trajo 19 puntos en el segundo tiempo para vencer de forma épica a 25 de Agosto 89-87. El azulgrana volvió a su cancha después de mucho tiempo con una victoria para el recuerdo.

Un hermoso partido entre dos invictos en el torneo hasta el momento. Comenzó mejor 25 de Agosto, siendo intenso atrás y corriendo la cancha con McKinney y Garbarino, siempre bajo los influjos del Tati Fernández. El local intentó acercarse, primero con interesante pasaje de Emiliano Bastón y luego presionando y recuperando con buen ingreso de Dios cambiando la intensidad defensiva. Alentado por su gente, el azulgrana se puso a dos pelotas, pero un cierre mágico de McKinney -15 en el primer cuarto- s cerraron los primeros diez minutos 27-21.

El segundo tuvo pasajes insoportables de McKinney, lastimaba posteado, yendo al aro y con el tiro largo. Le costaba pila a Unión Atlética defenderlo, con algún chispazo de Mosley se mantenía en juego. Lovera mandó al pibe Villalba a la cancha para defender en cuadrado-uno sobre el foráneo del león de Villa Dolores. A los de Reig le costó meter en ofensivas consecutivas y con el retorno de Nicolás Pereyra a la cancha, defendió duro y corrió el azulgrana para empatarlo; incluso tuvo la chance de pasar con triple de Bastón que salió. Con el extranjero controlado, Garbarino sacó la cara por el equipo y lideró un 7-0. Una bomba final de Pereyra puso cifras definitivas: 44-40 la visita al descanso largo.

El segundo inició con un lapidario 8-0 de 25 de Agosto que tuvo dos bombas de Brause y una corrida de Juan Manuel Garbarino. Unión Atlética, de a poco, lo trajo, dependiendo en exclusividad de lo que generaba y anotaba Nicolás Pereyra. De a poco Bastón fue la mano derecha del base, pero cuando estaba en su mejor momento cometió un error en la salida y Lovera lo sacó. De ahí en más fue todo fue todo del león de Villa Dolores con el retorno al goleo de McKinney, lastimando de cuarta, y de 6.75. Con el azulgrana totalmente perdido en ataque, los de Reig llegaron a tener 19 de renta. El tercero se cerró 73-56.

La verdad, parecía no tener vuelta. Incluso, la visita seguía manteniendo ventaja de 14 puntos a poco más de cuatro minutos para el cierre, con Garbarino y McKinney marcando el ritmo. ¿Qué pasó? Es dificil de explicar. Pero sucedió. Pereyra presionó toda la cancha a Tati Fernández, 25 de Agosto fue desprolijo adelante. Hubo robos en primera línea y un aluvión de puntos de Mosley que desde una volcada tomó confianza para transformarse en figura. La UA cortó pases en primera línea, corrió la cancha y tanto Trusich como Bianchi fueron importantes para terminar cerca del aro. Justamente el Fefe, puso cuatro libres para empatarlo. Los de Reig jugaron muy mal la última, Bianchi tapó a Garbarino y corriendo Mosley le sacó el foul de tres a Brause faltando un segundo. El extranjero erró el primero pero metió los otros dos para sellar un triunfo epico, de esos que se recuerdan por mucho tiempo.

LO DESTACADO

¡Que lo llevan adentro….! Los huevos de Trusich en el último cuarto. Mamá. Se metió en cancha para revolucionar desde su intensidad defensiva, cortó balones y corrió para terminar en bandeja. Además, metió cuatro libres fundamentales para ganarlo. Con el corazón en la mano y el sentimiento a flor de piel fue factor clave llegando desde el banco con 12 puntos y 4 robos. Hubo mejores rendimientos en la UA, pero de no ser por el Fefe, no ganaba. Recontra destacado.

UNO x UNO

Pereyra (9): Fue el más regular de Unión, lo bancó en los momentos jodidos y lo hizo llegar con vida al final. Clave en la defensa del Tati. Ambrosoni (4): Floja noche, no influyó en ningún costado. Mosley (8): Venía para una nota muy baja y generando preocupación. Pero en el último cuarto se cargó todo Nuevo Malvín en los hombros siendo absolutamente clave para ganarlo. Bastón (5): En el mejor momento, se mandó una macana en la salida y lo sacaron. Se despidió del equipo sin estar en la remontada final. Bianchi (7): Venía flojo, pero también creció en el epílogo, intimidó mucho atrás. Rodríguez (4): Por momentos sufrió a McKinney que lo sacó loco, defendió muy bien en la bola clave sobre Garbarino. Dios (4): Más allá de algún chispazo, no se pudo meter de lleno en el encuentro. Trusich (8): Destacado. Vital para que el triunfo quedara en la calle Velsen. Villalba (5): Buenos minutos defensivos sobre McKinney. Lovera (6): Su equipo no jugó bien, pero el entrenador empleó estrategias defensivas para sacar el trámite de los pelos.

_______________________

Fernández (4): No pudo gravitar, pero en el peor momento le costó agarrar la bola para transmitir tranquilidad. Garbarino (5): Goleando jugó un gran encuentro, trasladando el balón generó mucho entrevero en el cierre. McKinney (9): Es la gran aparición del certamen, jugó un disparate nuevamente. Imposible de frenar, tiene todos los golpes. La última se la debieron dar. Brause (5): Venía haciendo un correcto partido, la falta final le baja un punto. Verrone (3): Desconocido. No pudo gravitar ofensivamente. Tortajada (5): Correcto encuentro, en su rol. Gadnich (4): No se le abrió el aro y tampoco logró ordenar al equipo. Souza (-): Pocos minutos sin influir. Reig (5): El partido era perfecto, pero en el cierre no le dio soluciones para tranquilizar al equipo. 

VAR

V. García, C. Barreiro, M. Correa (7): Muy sobrio. Sacaron un partido recontra dificil arbitrando muy bien. Vivián se adueñó de la noche con notable presencia y lideró a sus compañeros.

_______________________

LO DISTINTO

Nadie quería dejar de ser parte de la fiesta en la calle Velsen. Se mezclaron las generaciones para secar el piso. El niño estuvo aportando su fuerza en mano de obra para colaborar con la causa. Muy divertido, iba y venía. Hay futuro, seguro.