Malvín venció a Yale con un enorme último cuarto y aseguró su lugar en la Copa de Oro de la Liga Femenina de Básquetbol.

Crónica del partido

El partido se abrió con puntos de Carolina Fernández en transición. En el comienzo, las playeras apostaron a una integración alta y a una zona 2-3 en defensa, generando buenos dividendos en ataque, aunque en defensa de las de Jacinto Vera lograron revertir bien la bola y encontraron tiros francos para dañar. Con el correr de los minutos, el ingreso de Raviolo potenció a la visita, que pasó en el tanteador por primera vez en la tarde-noche. En el cierre, los libres de Florencia Somma le dieron la ventaja a las locales, que se fueron 19-13 arriba en el primero.

El segundo período se abrió con puntos de Luciana Chagas para Yale. Con el correr de los minutos, la número 5 se transformó en la figura ofensiva de las dirigidas por Rodrigo Briñón. Sin embargo, Malvín se hizo fuerte en ofensiva a partir de los rompimientos de Emilia Larre Borges, que se puso la capa de heroína y solucionó los problemas de las locales. Cuando parecía que las de Serdio podían sacar una renta, Mariangel Santana encendió la muñeca y puso tres triples al hilo para nuevamente emparejar las acciones.  Finalmente, el segundo se fue en cifras de 35-33, favorable a las playeras.

Luciana Chagas volvió a aparecer en el arranque del tercer cuarto para empatar las acciones. Con el correr de los minutos, ambos equipos se alternaron en el marcador aprovechando de la verticalidad. Sin embargo, las visitantes encontraron nuevamente a la dupla Raviolo-Chagas para tomar las riendas del partido. Sin estar para nada cómodas, las playeras encontraron en Florencia Somma y Emilia Larre Borges la llave para poner un parcial de 12-3 y tomar aire.

Malvín puso un rápido parcial de 6-0 en el primer minuto del último período y tomó una buena renta de 16. Si bien Yale extendió la presión toda la cancha, la jerarquía de Malvín cerró el partido temprano, sumando una nueva victoria que coloca a las dirigidas por Juan Pablo Serdio en Copa de Oro, mientras que la derrota de Yale las deja en Copa de Plata a una fecha del final.

EL PODIO

🥇

Emilia Larre Borges tuvo una de esas noches iluminadas. No solo por lo que anotó, sino por la valía de cada uno de sus puntos. En el peor momento de Malvín, se combinó de manera notable con Somma y le dio el salto a la ofensiva playera. Culminó el encuentro con 29 puntos, 8/10 en dobles, 3/7 en triples y 4/4 en libres.

🥈

Pocas conocen el medio como ella. En los momentos donde las papas queman, es quien agarra la posta. Cuando la paridad se adueñaba del partido, Florencia Somma asumió la ofensiva de las playeras y le dio en la tecla en el tono defensivo. Sin jugar para sus puntos, fue el punto de quiebre en el partido. Juega como si tuviera 15.

🥉

Cuando Mariangel Santana encendió la muñeca en el segundo cuarto no hubo quien la pueda parar. La elegante número 12 de Yale puso tres bombas consecutivas que hicieron delirar a los parciales de Jacinto Vera que se acercaron hasta la avenida Legrand. Si bien Chagas y Raviolo bancaron a Yale, es imposible dejar de reconocer su pasaje en el partido.

_______________________