Con un gran acierto desde la línea de tres puntos, Lagomar derrotó a Stockolmo y sigue como uno de los líderes invictos del certamen.

El cotejo comenzó con quien oficia de local lastimando con Facundo Terra y Matías De Gouveia usando los picks centrales del “Tute” Martínez, que también rolaba con facilidad. La visita no se quedaba atrás y con buenas ofensivas de Martín Larrea, quien rompía y desajustaba la defensa de Stockolmo, y con Federico Haller tomando tiros cómodos. Pese a que el azul del Prado buscaba variantes con los tiros de segundas oportunidades de Daniel, el equipo de Mauricio Rodriguez mejoró en defensa capturando sus rebotes y con dos bombas, una de Rodrigo Trelles y otra de Sebastián Sosa sobre la chicharra, se llevó el primero 21-15. 

El segundo chico comenzó con Lagomar lanzado, corriendo la cancha y rompiendo la zona con Larrea anotando y asistiendo, llegando rápidamente a los dos dígitos de renta. El equipo de Guido Fernández acusó el golpe  y esbozó una pequeña reacción atacando el centro de la defensa del Lago, pero la verticalidad de Sosa y su buena mano le permitieron retomar la ventaja. Los pases de un lado a otro complicaron al conjunto de Camino Castro, que veía como Rodrigo Trelles y Santiago Rocha castigaban desde los 6.75. La “S” mejoró nuevamente con Terra apoyado con las cortinas de Martínez y se fue abajo al vestuario 32-45. 

El complemento tuvo un arranque goleado. Los del Prado mejoraron en ataque de la mano de un Terra y Daniel siendo muy verticales, aprovechando las lentas transiciones del conjunto de la Costa. Haller con tiros de media lograba bancar a la visita, pero los mismos eran la excepción. Sin embargo, el verde volvió a rotar la bola de lado a lado, encontrando los triples de Larrea y Sosa. El equipo de Guido se siguió encomendado a la explosividad de Terra en el 1×1, lo que sumado a una bomba de De Gouveia le permitía ponerse en juego. El conjunto canario nuevamente apeló a la rotación de pelota, buscando los espacios y fue otra vez el lanzamiento a distancia con Haller y Larrea como abanderados lo que le permitió a Lagomar cerrar el tercer cuarto 70-57.

Un 4-0 por parte de Stockolmo con Terra comandando las ofensivas hacia levantar a la hinchada locataria. Los dirigidos por Rodríguez no se desesperaron y tuvieron en Maxi Botta las respuestas en el bajo, y claramente no podía faltar los triples de Larrea y Bernardo Barrera como aliados. Lenny Daniel y Terra seguían buscando los puntos flojos en defensa y si bien pudieron sacar réditos, Lagomar sobre el final ajustó las ayudas y no permitió los dobles debajo del cesto, lo cual complicó el panorama para la “S”. Barrera le sumó una buena conducción y fuertes rompimientos a su repertorio para dejar el partido prácticamente definido en cifras de 93-83.

LO DESTACADO

En el día de ayer Inumet pronosticaba fuertes lluvias para la hora del partido, por lo cual es mismo se pospuso para el día de hoy. No obstante, lo que no pudo pronosticar fue el chaparrón de triples que se vio hoy en Villa Dolores. Con una racha que llegó a rozar el 70% de efectividad por unos minutos, el conjunto de la Costa fue un vendaval con lanzamientos que venían desde todas las direcciones: desde la esquina hasta el centro pasando por los lanzamientos abiertos en 45°. También sorprendían en los momentos que caían, ya que eran para finalizar el cuarto, para ampliar la renta o para cortar una reacción. Ni que hablar de los protagonistas, ya que de los 6 tripleros solo Haller tiró por debajo del 50%. Por lo menos avisen para la próxima, así llevamos paraguas!

UNO x UNO

De Gouveia (4): Anduvo de a ratos. Puso una bomba clave que pintaba para reacción, pero poco más. Terra (7): Junto a Daniel eran la esperanza de Stockolmo. Es insoportable en el 1×1, pero su equipo no lo pudo aprovechar. Acevedo (2): Pésima noche para él. Abusó del triple y no encontró cómo ayudar al equipo. Daniel (7): Gran trabajo del foráneo, que como Terra iba hasta abajo y casi nadie lo podía parar y sí lo hacían era con falta. Quedó muy solo en la pintura. Martínez (4): De más a menos. Estaba siendo clave con sus cortinas en el alto, pero luego lo dejaron de buscar. Villafán (6): Acompañó en ofensiva, aunque tomó tiros que no le correspondían. Corbo (4): Bien en la rotación, pero no pudo aportar mucho más. Machado (4): Pasó desapercibido. Fernández (4): Había arrancado bárbaro pero después no supo leer el juego. En ofensiva dependió de solo dos jugadores y no tuvo más argumentos, mientras que en defensa no supo controlar a los tiradores.

_______________________

Sosa (6): Este gurí no tiene botón de apagado y es capaz de recorrerte la cancha en dos piques. Jugó un buen partido conduciendo al equipo y en defensa fue un león.  Larrea (8): De Tortuga solo tiene el apodo. Que manera de tirar de tres y con qué confianza. Cada triple que metía era más importante que el anterior. Barrera (8): Tuvo un buen arranque, pero su cierre fue bestial con toda clase de recursos. Asumió muchísimo y no defraudó. Otro que la quemó desde la línea de tres. Haller (8): A cada paso que daba, se le caía una hoja de la enorme carpeta que tiene. No solo estaba implacable en el poste, sino que metió una bomba clave cuando Stockolmo se venía. Moultrie (6): Si bien el partido no fue para su especialidad, supo acoplarse. Dio una mano para contener a Daniel en el bajo. Trelles (5): Si bien no tuvo una gran actuación, puso bombas clave. Botta (5) : Tampoco estuvo tan presente, pero unos puntos suyos fueron vitales para cortar un 4-0 de la “S” en el último chico. Rocha (5): Mucho en defensa. En ataque se animó cumplió. Rodríguez (8): Entendió que el trámite venía por el lado del triple y siempre buscó que sus dirigidos tuvieran la obligación de rotar para desajustar las marcas.

VAR

 Carlos Romero, Marcelo Galli y Álvaro Labuiza (5): Tuvieron alguna que otra polémica en el transcurso del juego pero las pudieron controlar a tiempo.

_______________________

LO DISTINTO

Llegó Julio (inserte meme de Julio Iglesias) y también llegó el frío. Ya vamos teniendo las clásicas imágenes de todos los Metros en donde el verdadero sexto hombre es la manta que cubre a los jugadores cuando están en el banco. Si bien es cierto que el apoyo del hincha es más que reconfortante y sube el ánimo, una buena frazada también es clave para combatir estos primeros fríos. ¡Aparte tiene los colores de la Institución y todo!