Federico Ambrosoni fue uno de los puntos altos de Unión Atlética en su triunfo ante Olivol Mundial. Tras el juego dialogó con Básquet Tota, se llevó un regalito y firmó la pilcha de su querido UA.

“Siempre que venís acá son partidos complicados, ni yendo arriba en el marcador estás tranquilo”

“A veces pasa que no hay agua caliente, por suerte hoy había, así que: ¡Gracias Olivol!, y el siguiente es en Unión Atlética que también tiene (risas)”