Con una tremenda bomba sobre la chicharra, Unión Atlética consiguió un gran triunfo de visitante frente a Olivol Mundial en cifras de 52 a 51 y de esta forma continúa en la cima del torneo.

Noche fría, Olivol Mundial recibió a Unión Atlética. Un inicio de juego bastante chato donde ambos equipos estaban erráticos en ofensiva sumado a varias pérdidas de balón. La visita buscaba desde la intensidad defensiva correr la cancha mientras que el local con ataques estacionados de a poco iba encontrando el juego. Luego de casi tres minutos, aparecieron los primeros puntos de la mano de Emiliano Bastón a quien se sumó Ambrosoni con bombas para su equipo. Sin embargo, Wohlwend respondió, Taboada lastimó de tres y Gusmao hizo de las suyas en la pintura para igualar las acciones. Mosley estaba incómodo y la visita lo sentía en ofensiva que por momentos se quedaba sin ideas ante la defensa en zona de Olivol. En el final, Bianchi y Bastón cargaron en la llave para que Unión se vaya 21 a 15 arriba.

El segundo fue un dejavú del inicio del juego: Feo de ver y sin conversiones. Ambos equipos equivocaron los caminos y realmente los porcentajes de acierto eran muy bajos, abusando del tiro de tres puntos. Luego de varios minutos, aparecieron triples de Wohlwend y Ambrosoni para sacar el frío de las tribunas. De todas formas, el volumen ofensivo continuó bajo. Mosley apareció en cuenta gotas, en el local Taboada le costaba encontrar espacios y de esta forma no había una figura en el juego, el partido continuaba con score bajo. En el final, buen pasaje de Bastón le permitía irse arriba a la visita. Sin embargo, rompimientos de Ángel Varela y Taboada hicieron achicar al mundialista e irse al descanso largo abajo 31 a 27.

Estimad@ lector, ¿adivine qué? Los primeros minutos del complemento nuevamente tuvieron al aro cerrado. Con los dos equipos plantados en zona, las ofensivas resultaban desprolijas y únicamente apostaban a individuales sin éxito. Recién a falta de 6′ llegaron los primeros puntos de cancha de la mano de Bastón que se convertía en figura. A partir de allí,  el azulgrana se mostró más sólido. Corridas de cancha y buena rotación de balón hacia poner un 9 a 2 para sacar la máxima de 9 que parecía demasiado para el trámite del juego (40 a 31). Tras minuto de Cortizas, Olivol elevó el tono defensivo, forzó pérdidas y por allí buscó achicar. En ofensiva Borrallo ponía doble con bonificación para ponerse a 4. En la última, doble de Bastón dejaba arriba al azulgrana 42 a 36.

El último capítulo amaneció con triple del capitán Ángel Varela para levantar a la parcialidad mundialista y más allá del juego poco vistoso, ya había promesa de final cerrado. Promediando el cuarto nuevamente los errores fueron el común denominador; defensas al límite y poca efectividad era un trámite que le servía a Unión Atlética que conservaba una diferencia de dos posesiones. Sin embargo, en el final apareció otra bomba de Varela y a falta de 29 segundos Lucas Silva también dijo presente con otro triple para que Olivol pasara 51 a 49. Tras minuto de Lovera, la visita realizó una ofensiva larga que luego de pasar por todas las manos le quedó a Nicolás Pereyra que la quemó desde los 6,75 a falta de 2,7’ y de esta forma su equipo pasaba por mínima. En la última de la noche, la pelota fue para Taboada pero una notable defensa de Unión forzó la pérdida de Olivol sin tirar y de esta forma la visita se quedó con un gran triunfo que le permite seguir arriba.

LO DESTACADO

En un partido feo de ver pero con final muy atractivo, Unión Atlética se quedó con un gran triunfo. Dentro de los que salieron con nota positiva, Emiliano Bastón se lleva todos los aplausos. Fue de menos a más en la noche pero terminó siendo pilar del azulgrana. Puso alguna bomba, se fajó en la pintura y también apareció con rompimientos para convertirse en la figura del equipo: 19 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias en 38 minutos en cancha.

UNO x UNO

Wohlwend (6): Sin brillar fue de los que más tiró del carro. De todas formas estuvo peleado con el aro. Varela (7): De los revulsivos y responsable directos de la reacción. En el último cuarto tomó toda la responsabilidad. Taboada (5): No jugó cómodo ante la defensa intensa que le plantaron. En el final perdió la última bola sin tirar. Gusmao (4): Es limitado pero su gran estatura hace que en la pintura desnivele.  Debió asumir más. Couñago (4): No pudo influir y por momentos no estuvo fino. Borallo (5):  Rindió viniendo desde el banco. Fuerte en defensa y aportando en ataque. Queda en el debe algún punto fácil que pudo arrimar en el final. Di Giorgi  (5): Correctos minutos en cancha.  Cortizas (5): Por momentos no le encontró la vuelta a un equipo que en ataque careció de ideas.

_______________________

Pereyra (6):  Peleado con el aro durante todo el partido pero con la suficiente clase como para poner la última bomba para darle el triunfo a su equipo. Ambrosoni (7): De lo mejor de Unión Atlética poniendo puntos en momentos claves.  Mosley (3):  Discreto partido. Lo marcaron bien y no quiso nada en toda la noche. Malas decisiones y escaso aporte del foráneo. Bianchi (5): Buen partido. Firme en defensa y aportando en ataque. Es un torneo que debe aprovechar para explotar.  Bastón (8): Destacado. Rodríguez (5): Su ingresó le dio más intensidad defensiva al equipo. Dios (4): Entró con muchas ganas y presionando de gran manera pero rápidamente se cargó de faltas. Trussich (4):  En los minutos que estuvo en cancha no se acomodó. Lovera (6): Segundo triunfo pero con muchas cosas por mejorar. Cambios en momentos claves le posibilitaron llevar el domino del juego en gran parte del mismo.

VAR

Julio Dutra, Martín Rial y Álvaro Labiuza (7): En terminos generales fue una correcta actuación de la terna salvo alguna jugada puntual que no tuvo incidencia en el desenlace del partido. 

_______________________

LO DISTINTO

Fue un juego muy discreto con un score bajísimo y los números finales lo reflejan. Olivol Mundial capturó en total -escuché bien- ¡¡65 rebotes!! Pero lo que más llama la atención, es que terminó con más ofensivos que defensivos (33vs32). Sin embargo perdió juego y eso habla de los bajos porcentajes de acierto (21/82), incluso de segunda oportunidad. El ganador tampoco fue un ballet siendo que culminó con 18/67 en tiros de cancha. Una noche terrible de los equipos teniendo el aro cerrado.