Capitol volvió al Prado con un partido de equipo bárbaro, en el que aplastó a San Telmo Rápido Sport.

El Capi salió a comerse la cancha de movida, con una presión arriba con la que castigó las pérdidas en la salida de su rival con puntos y agregó verticalidad para iniciar 12-0 arriba en apenas tres minutos. El blanquinegro sufrió la  Pablo Gómez en el bajo destrabó el cero y Nicoletti con un 2+1 tras robó, quebró los dos dígitos de déficit. Trebucq se sumó a la producción en la pintura, pero en frente tuvo a un equipo que se nutrió de corridas y que logró sostener el liderazgo. Al término del primer cuarto, el score marcó ventaja para el local, 23-17.

A su producción, Gómez agregó puntos del medio rango para achicar a una bola. Wenzel apagó la reacción con triple y Danridge abrió el grifo ofensivo, para otra vez estirar a 10. El ingreso de Meira fue con triple y posteriormente, se despachó con una asistencia a Castro, para achicar a 4. El de El Prado tiró por la borda la reacción a pura bomba, consiguiendo la de García desde el banco y también la de Bascou. Sobre la hora, el Rana castigó con una más, para que su equipo recuperara 14 al término del primer tiempo (42-28).

Capitol salió muy sólido ganando los uno contra uno atrás y adelante encontró distintas vías de gol desde las asistencias, para abrir 22 muy temprano. Danridge fue indefendible por cualquier “4” rival, Bascou aprovechó muy bien los cortes y Giano con una encendida mano a distancia, siguieron disparando la diferencia hasta los 31 (66-35), al término del tercero.

Tras un 8-0 fugaz, Fernández tiró toda su segunda línea a la cancha, al quebrarse el juego. Si bien Masner sostuvo parte de la suya durante más tiempo, no pudo traer el juego. Massoni y Simovic demostraron cosas interesantes en el tramo final, junto a Rosas y su peso en el bajo. En el Santo, Piñeiro y Castro maquillaron sus números en un mal partido del equipo, para terminar cerrando el juego, en cifras de 88-56.

LO DESTACADO

Sería injusto mencionar a un jugador dentro de una gran producción de equipo. Por eso, pese a que Capitol tiene una inmensidad de destaques, nos vamos a quedar con los triples. Porque fue el rubro que el equipo sufrió en el Cerro y hoy, le abrió mil puertas. No sólo porque aparecieron en el momento de quiebre, en donde García y Bascou derrumbaron la reacción de un Santo que se había puesto a 4. Sino porque además, Danridge tuvo espacios para ser vertical y dañar con su infalible tiro del medio rango. Con estos números, durísimo competir contra este súper equipo.

UNO x UNO

Taboada (-): Hasta su lesión estaba haciendo un partidún. Le deseamos una pronta recuperación. Giano (7): No importa el torneo ni el clima, la muñeca siempre caliente. García (7): Puso un triple gigante ante la última reacción rival. Atrás se fajó notable. Danridge (8): Tras su retiro, El Metro debería denominarse Tony Danridge. El dueño de la divisional. Pruitt (7): Hizo un laburón en el bajo. Lo mató a Trebucq y además de lo que sumó adentro en materias de puntos y rebotes, sumó también de afuera. Ya se puede ilusionar con la vuelta el Capi con esta dupla. Bascou (8): Fundamental en su vuelta con los triples que rompieron el juego. Wenzel (7): Su rol defensivo lo da siempre y leyó bien las ventajas para anotar. Rosas (5): Se fajó bien adentro. Pérez (4): No se enrachó con el tiro. Massoni (6): Demostró una interesante mano de afuera. Simovic (5): Otro de los que aprovechó sus minutos para demostrar. Acosta (4): Fue superado. Fernández (8): Su equipo de a poco va encontrando la identidad del entrenador. Estuvo muy duro atrás y adelante, al acompañar los porcentajes su equipo fluyó bárbaro.

_______________________

Castro (4): Apareció con el juego quebrado. Piñeiro (3): Maquilló con el partido liquidado. Nicoletti (4):  Pequeños chispazos. Gómez (7): Se cargó el equipo en el primer tiempo. Tuvo dura la tarea con Tony. Trebucq (2): Muy pobre. Meira (3): Puso un triple esperanzador. No repitió. García Morandi (4): Intentó, pero no pudo. Amichetti (4): No dio soluciones defensivas y no aportó adelante. Marcehlli, Brun y Pastorini (-): Poco en cancha. Masner (4): La diferencia de planteles era lógica, pero no logró destrabar al equipo de ninguna forma.

VAR

Vivian García, Valentina Dorrego y Franco D’Abbisogno (7): No influyeron para nada en un partido súper abierto.

_______________________

LO DISTINTO

La vuelta de Capitol a su recinto no fue especial sólo por el reencuentro con su hinchada tras la emotiva despedida en Liga. También, se dio el retorno del hombre que hizo al hincha, vivir su Metro más emotivo. Diego Cal se bancó una noche de extremo frío y volvió, con un título bajo el brazo. Decir que su puesto en El Prado está bien cuidado por un DT de miles de alegrías en este hermoso torneo, porque si no más de un hincha lo habrá presionado para la vuelta. Aunque hoy su querido blanquinegro fue un ballet, ¿le habrá tirado algo de su Biguá, su presencia?