Lagomar derrotó a Larrañaga como visitante 83 a 80 en un duro partido que se definió en alargue gracias a la mano caliente de Martín Larrea.

Desde el oriente medio llegaron noticias tempraneras para Larrañaga, con grandes movimientos de Ihab Al-Zuhairi. No solo con pelota, sino también sin el balón, posteandose desde el inicio y logrando 4 puntos y una asistencia en el 6-0 de los primeros dos minutos de juego. Lagomar por su parte no le encontró nunca el juego al equipo y varias veces perdió el balón sin tirar, lo que provocó corridas de Camilo Colman que terminaron en tantos para el milrayitas. Lagomar logró levantar hacia el cierre del cuarto y acortar distancia, apostando a una defensa en zona 3-2 que cortó el goleo del conjunto local. Pero, sobre el final y con buen cierre de Nobile que incluyó una bomba desde los 6,75 el equipo local volvió a estirar distancia terminando el primer cuarto 23-12 arriba.

En el segundo cuarto y con gran pasaje de Maximiliano Botta en defensa y ataque el equipo de la costa se puso rápidamente en partido. La defensa en zona le seguía costando a Larrañaga y no encontraba los goles como en el primer cuarto, con la salida del iraquí Sergio Delgado buscó un equipo más abierto para romper desde el perímetro, logrando por momentos quebrar e ir abajo y por otros romper desde el tiro exterior. Pero con la vuelta de Brian Moultrie, más los centímetros de Federico Haller nuevamente Lagomar se puso en juego, llegando a ponerse a cuatro puntos (37-33) a falta de 38 segundos. Pero, la última la tuvo Larrañaga y con una magia de Maximiliano Nobile para un lado y para el otro, más una boladita de zurda para entrar con suspenso, el milrayitas se fue ganando por 6 (39-33) al descanso largo.

El segundo tiempo comenzó igualado y muy enérgico, de corridas de un lado al otro de la cancha, triples en ambos lados y un duelo para alquilar balcones entre Moultrie y Al-Zuhairi. Con agarrones, golpes, tiradas de camiseta, empujones, sencillamente de todo entre ambos extranjeros. En cuanto al partido, por momentos era un descontrol, los jugadores veían más el parquet acostados que de pie, faltas y caídas tras los rebotes, en fin El Metro. Errores en ambos lados impedían que Larrañaga sacara más ventaja o que Lagomar acortara la diferencia. Este juego trancando y friccionado le sirvió más al equipo de la costa que se acercó en base a libres, pero nunca lo pudo igualar y menos pasar. De cara al último cuarto, el juego estaba por mínima a favor de Larrañaga 60 a 59.

El último cuarto no comenzó bien para el local, dado que el iraquí llegó a la cuarta falta personal, con una inocente falta ofensiva. Pero eso también hizo salir la rebeldía del equipo local y de Enzo Delgado, que se debió medir ante Moultrie en defensa. La experiencia del extranjero hizo que le sacara rápidamente un par de faltas y eso le complicara en el partido. En ataque, el juego de Larrañaga era muy vistoso y buscando siempre el pase extra, pero no siempre terminaba en gol y eso era aprovechado del otro lado para acortar y empatar por primera vez en la noche con triple de Marcelo Nessi a falta de poco más de dos minutos para el final. Eso hizo que se diera la vuelta del iraquí en el milrayitas para el cierre que fue altamente parejo y de ida y vuelta, sobre todo con errores de ambos lados. Lo tuvo para ganar Larrañaga, pero falló y en la recarga falta a Nessi a solo 7 segundos del final. Los libres fueron adentro y el juego se empató, la última la tuvo el local pero la pelota no entró y el partido se fue al alargue en 66 puntos por lado.

 El arranque arrancó con doble de Haller, para que Lagomar pasara por primera vez en toda la noche. El juego pasó a ser ofensiva tras ofensiva y los libres pasaron a ser un factor determinante. Hasta que llegó Larrea, el 8 de Lagomar la pudrió de tres para poner diferencia de 4 en el marcador, de ahí en más el juego se hizo muy áspero, pero con Lagomar ahora siempre adelante. Los libres terminaron siendo la clave del resultado, Larrea, Trelles y Sosa se encargaron de meter 5 de los últimos 6 para así robar el punto de visitante en cifras de 83 a 80.

LO DESTACADO

Martín Larrea jugó un partidazo en la visita, desde el arranque fue el que más quiso en el verde de la costa. Quién más pidió la bola en el peor momento del equipo, corrió, jugó y marcó todo lo que se movía. Pero lo más destacado lo hizo en el alargue, cuando la pelota más quemaba la pudrió dos veces desde los 6,75 y convirtió los dos libres que tiró, anotando 8 de los 17 puntos del “Lago” en el alargue, más que destacado, figura y pico el 🐢 que corrió como liebre en el final.

UNO x UNO

Nobile (7): Rendidor como siempre, un jugador que no duda en jugarse la personal y dejar perlitas para los presentes. Lewis (6): Partido disparejo, en un constante +/- con picos muy buenos y de los otros. Colman (7): Revulsivo como siempre, entrega nunca falta y velocidad de cancha a cancha tampoco. Cabillon (6): Partido correcto de Agustín, fue de los que más jugó y eso se sintió en el cierre, se lo notó cansado, duras peleas con Haller y Botta. Al-Zuhairi (5): Comenzó dominando, terminó dominado. Cuando entienda la divisional, puede dar que hablar y rendir mucho más. E. Delgado (6): Le tocó bailar con la más fea cuando el iraquí se cargó de faltas, se midió ante Moultrie tuvo buenas y malas. Cancela (7): De lo mejor de la casa, toda la entrega, al igual que su padre en el parrillero, no dan nada pelota o braza por perdida. Leites (6): Asumió demasiado en el final y eso le costó caro con algunas bolas que no entraron, pero así es como se hace un jugador, asumiendo cuando más duele. Santos (5): Defensivamente rindió bien, en la ofensiva no tuvo la misma suerte. S. Delgado (6): Su equipo estuvo arriba del marcador unos 39 minutos, pero no se pudo llevar el punto. La zona de Lagomar complicó el juego interno con Al-Zuhairi y eso le cerró los caminos al gol, aún así estuvo a una pelota de ganarlo.

_______________________

Sosa (6): Correcto partido en la conducción, puso el libre para cerrar el juego ante la presión de la hinchada rival, eso suma para el pibe. Larrea (8): Destacado. Barrera (5): Floja noche, apenas unos chispazos de su calidad. Haller (7): El 911 de Lagomar, a la orden para cualquier emergencia, clase y calidad para este equipo. Moultrie (7): Un poco pasado de peso, aun así se fajó ante todo el que lo marcó, el ahogo le peso en el final dale unos partidos y que esté en línea y me contas. Trelles (6): Siempre rinde, ingresó por Barrera y casi que no salió más, defensivamente ayudó mucho en la zona. Nessi (6): Era un partido discreto, pero una bomba y los libres para igualar el partido en los instantes finales le dan puntos extras. Botta (6): Estas de la cabeza Maxi, enérgico al 100%, revulsivo, duro en defensa y letal en ataque, claro, eso cuando no se ciega con el arbitraje. Rocha (5): Cumplió, minutos rendidores para dar el descanso necesario a los compañeros. Rodriguez (7): Gran lectura del partido para entender que la ventaja de Larrañaga, cuando le llegó a sacar 14 puntos, era en el bajo. Con la zona impuesta en defensa le prohibió el paso al equipo local y eso le dio rédito para acercarse en el marcador, cuando pasó no lo perdió más. 

VAR

Enrique Ferreira, Martín Fernández y Nicolás Revetria (6): Correcto partido de la terna, solo una manchita en la noche. Doble y falta a favor de Larrañaga que pita muy bien Fernández, pero Ferreira desestima la acción sin mucha explicación. Eso le baja un punto al equipo.

_______________________

LO DISTINTO

Si decimos que El Metro es el mejor torneo, no es casualidad. Es el torneo del básquet aguerrido, los codos, agachar la cola y de los jugadores rústicos, pero ahora le agregamos algo más, El Metro trajo al primer iraquí al básquetbol uruguayo, en épocas de frío, con temperaturas menores a los 10 grados, cuando en Iraq la media ronda los 30 grados. El pívot titular de la selección de Iraq, dejó muchas cosas buenas en su primera presentación, a pesar de estar un poco tosco en los movimientos, va a dar que hablar en este torneo, que está hecho para este tipo de jugadores. Se lo dedicamos a la Liga que lo mira por tv, apenas pudo traer un nigeriano, mientras que El Metro te trae un iraquí.