Hebraica y Macabi metió un punto trabajoso ante Yale, para seguir recontra prendido a la lucha por la Copa de Oro, con un gran partido de la debutante, Celeste Alfaro.

Crónica del partido

Macabi inició muy sólido el juego, ganando los uno contra uno defensivos y adelante, generando a partir de la verticalidad de Mariño. Las de Briñón mejoraron de atrás para adelante, siendo más colectivas en defensa desde atrapes ante rompimientos y trabajando más eficientemente las situaciones de cambio contrarias. El ingreso de Santana le dio soluciones al azul, cuando atacó el aro. Pero el amarillo lo cerró mejor, ajustando con atrapes las situaciones de cambio para no generar desventajas y se fue 14-11 arriba al primer descanso.

Regalando el tiro de tres puntos y corriendo tras rebotes defensivos, Hebraica abrió tempranos 7 de renta. Yale creció cuando puso la bola al bajo para Techera y Raviolo se sumó a la producción con un triple largo ante la zona. El sistema defensivo pasó a ser protagonista en ambos costados de la cancha y el partido cayó notoriamente. Sin embargo, la visita llegó a igualar con robo y corrida de Mariño. El primer tiempo se fue con paridad en 20.

Las de la calle Camacuá comenzaron anotando a distancia con la debutante Alfaro, mientras que las de Jacinto Vera mantuvieron la paridad con puntos de segunda oportunidad. Ramírez comenzó a nutrirse con cortes por línea de fondo y corriendo la cancha, Macabi encontró algo de tranquilidad con de 5 ventaja. Yendo al posteo de Raviolo, Yale llegó logró dar vuelta el encuentro. Pero Alfaro volvió a contestar una vez más de la esquina, para darle a las amarillas la ventaja. Su compatriota, Ramírez, se sumó a la producción castigando de la contraria, para que Hebraica abriera 4 al descanso final (37-33).

D’Alesandro abrió el cuarto con un triple más que llenó de aire a su equipo. Ante la respuesta de Raviolo, fue nuevamente Alfaro, quien de su esquina, puso a Macabi en un optimista panorama a cinco del final. Mieres salió sentida por un golpe en la mandíbula y Yale aprovechó la baja del pilar central de la zona, para cargar adentro, a lo que agregó, un doble de contraataque de Podestá tras exquisita asistencia de Raviolo, para ponerse a un doble. Las Macabeas se aferraron a la 2-3, forzando a Raviolo a exigir en demasía las ofensivas. Del otro lado, Dolinsky asumió, repartiendo una asistencia a Mariño y un doble del medio rango para abrir 6 a un minuto del cierre. Pese a entregar todo atrás, el azul no fue acompañado por sus porcentajes de afuera y el de la calle Camacuá haciendo prolijo su tarea atrás, se quedó con un puntazo.

De esta forma, Hebraica y Macabi sigue dependiendo de sí mismo para meterse en la Copa de Oro. Yale tendrá una vida más la fecha que viene, en una finalísima ante Malvín, en la Avenida Legrand.

EL PODIO

🥇

La zona tomó un rol determinante en el tramo final del juego ante un Yale que no encontró abrirla de afuera. Pero más allá del sistema, Macabi lo trabajó muy bien, atrapando permanentemente a una asesina Laila Raviolo. En el tramo final, el de la Ciudad Vieja recibió los tiros que quiso y los utilizó, para rebotear y salir en contraataque. Por más de que tuvo algún bache en ataque, su identidad, Hebraica la encontró atrás y desde ahí, sacó adelante el partido.

🥈

Con sólo una práctica encima, Celeste Alfaro fue determinante en el triunfo. Encontró una chacrita de la esquina pegada a su banco de suplentes de la que castigó permanentemente en momentos pesados del partido. Una mano de recontra cuidado, que sumada a la de Natasha Dolinsky, hacen a Macabi un rival súper duro para la segunda rueda.

En su debut, la argentina se fue con 12 puntos y 5 rebotes, para dejar a su equipo cada vez más cerca de la Copa de Oro.

🥉

Si Yale se ilusionó con el Oro es en gran parte por lo que le dio Laila Raviolo a este equipo de guerreras. La argentina se cargó realmente a Jacinto Vera, cuando las vías de gol estaban cortadas, mostrando sus variados golpes en ofensiva. Tripleó, anotó de segunda oportunidad, atacó el aro y también anotó desde el posteo para llenar el álbum de anotaciones y demostrar una vez más, lo bien que le calza a este equipo de Yale.

_______________________