Aguada sacó adelante un partido durísimo ante Malvín en su casa y ante su gente para liderar de forma solitaria la Liga Femenina.

Crónica del partido

El buen rendimiento colectivo del equipo locatario se observó desde el primero momento con Ana Paz siendo fundamental con sus cortes al aro. Con el correr de los minutos Malvín logró entrar en juego potenciadas por los lanzamientos de Florencia Somma. Aguada encontró las manos que necesitaba para poder lastimar con su tiro exterior pero en materia defensiva sufría cuando las rivales le corrían la cancha. Una bomba sobre la chicharra le terminó dando los primeros minutos por 18 a 17.

En el complemento de la primera parte Carolina Fernández se adueñó del equipo. El ingreso de Fernanda Midaglia fue fundamental para generar gol a través de las segundas oportunidades. En la otra vereda Camila Kirschenbaum se cargaba al equipo al hombro y con más ganas que ideas frenaba el envión playero. La vuelta de la menor de las Fernández volvió a mejorar el engranaje de las dirigidas por Juan Pablo Serdio que se fueron al descanso ganando 31 a 30.

Los primeros minutos luego del parate largo tuvo una mejor defensa playera quien controló las principales vías de generación aguatera. En ofensiva Emilia Larre Borges fue fundamental para abrir la distancia de 10 puntos y manejar las acciones del encuentro. Impulsados por su gente, las rojiverdes mostraron una mejor faceta ofensiva corriendo la cancha y estirando la defensa a la primera línea. De espaldas al aro Paz volvió a ser fundamental anotando y provocando faltas en el cierre del periodo. Un rebote ofensivo gigante de Yosimar Corrales terminó colocando a Malvín arriba por 47 a 40.

Aguada salió con todo a quedarse con el partido y a través de la defensa fue acortando la distancia. Las playeras no lograron encontrar los sistemas con los que había lastimado y eso terminó emparejando las acciones. Con Paz como principal arma ofensiva y con un despliegue físico de Catalina Pereyra las rojiverdes igualaron las acciones a falta de poco más de tres minutos. Una bomba desde la esquina de Kirschenbaum hizo delirar a toda la parcialidad aguatera que se sumó al envíon que traían las dirigidas por Nicolás Altalef. Camila parecía que lo sellaba desde los libres pero un triple de otro partido de Carito Fernández a falta de 3.7 segundos colocaba a su equipo a una bola. En la respuesta Kirschenbaum fue cortada y desde la línea selló el juego por 64 a 60.  

EL PODIO

🥇

Lo de Camila Kirschenbaum es para encuadrar y mostrarlo en cualquier escuelita de básquet. Seria, respetuosa, cordial con las rivales, de mente fría pero con corazón y mano bien caliente. Tras su paso por Estados Unidos recaló en Aguada y está conduciendo al equipo de forma más que satisfactoria. Sin nunca perder el rumbo lideró y selló el juego a favor de su equipo. Un triple que resonó fuertísimo en los hinchas rojiverdes y los libres para sellar el juego fue alguito de sus 26 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias. ¡Te extrañábamos Cami!

🥈

La de plata se la podía llevar Ana Paz por su goleo y su influencia en el equipo, Florencia Fernández por su espíritu competitivo capaz de levantar a un muerto de su lápida pero Catalina Pereyra tuvo una tarde para encuadrar. Sin deslumbrar en el goleo fue fundamental, pero fundamental de verdad, para que las locales comiencen la reacción en el segundo tiempo. El horizonte estaba negro para Aguada pero Cata se encargó de hacerlo colorido. 

🥉

El partido era tan importante que necesitaba tener la cantidad de gente que tuvo en las tribunas. Es que la parcialidad aguatera se encargó de engalanar las tribunas de su escenario de la Avenida San Martín. El femenino rojiverde sigue ganando adeptos y con el correr de las fechas cada vez son más los que acompañan y adornan los partidos con su gente. 

_______________________