Rotando todo el plantel y dando muchos minutos de calidad, Aguada venció a Urunday Universitarios y sigue en los primeros puestos de la Liga Femenina de Básquetbol.

Crónica del partido

Tras un arranque impreciso por parte de ambos equipos, Aguada logró imponer una defensa firme en su mitad de la cancha que impidió a Urunday generar circuitos de juego, que les dieran la posibilidad de tomar tiros a pie firme y generó numerosos errores en la salida del conjunto del Prado, que las dueñas de casa supieron aprovechar para sacar ventajas a través de recupero de balón y corridas de cancha. El dominio rojiverde terminó siendo inobjetable para llevarse el primer cuarto por 28 a 0.

El segundo cuarto las aguateras apelaron a su segunda línea para darles minutos de calidad. Mientras, las estudiosas probaron por todos los modos posibles cerrar la defensa para intentar complicar en la pintura. Por momentos lo lograron, pero la poca eficacia en el aro rival y los constantes rebotes ofensivos que cedían, no paraban de ampliar la ventaja para las locatarias. Sobre el final del primer tiempo apareció  la mano de Martina Caldas para romper el 0 de Urunday con cinco puntos consecutivos, dejando el marcador en 52 a 5 para las aguateras.

Ya en el inicio del complemento, las estudiosas comenzaron a mostrar su mejor cara. A pesar de estar muy lejos en el marcador, lograron encontrar circuitos de juego tanto en el tiro de tres como en las penetraciones que lograron poner incómoda a la segunda línea aguatera. Esto, sumado a una defensa intensa en la pintura, forzó a las locatarias a volver a jugar con su primera línea para volver a dominar plenamente el trámite del encuentro e irse ganado al último descanso por 82 a 12.

El último cuarto ambos equipos lo usaron para seguir rotando sus planteles ya que el encuentro estaba decidido. Sólo faltaba saber por cuánto sería el triunfo de Aguada, que finalmente fue por 107 a 17.

EL PODIO

🥇

La rotación de Aguada fue una locura. Las 12 jugadoras del plantel tuvieron más de cinco minutos en cancha y anotaron por lo menos un punto, además de mantener casi todo el tiempo la misma intensidad de juego más allá de los nombres que estuvieran en cancha.

🥈

Urunday mostró nuevamente su mejor versión en el segundo tiempo. Ya en el final del segundo cuarto había demostrado que podía ser una defensa de cuidado, pero en el complemento fue cuando a esa defensa le sumó eficacia en el ataque. La vuelta de la primera línea de Aguada cortó el buen momento, pero el crecimiento con relación a lo anteriormente mostrado en el partido fue notorio.

🥉

Desde el inicio del partido, las aguateras tuvieron a su gente de su lado. Empezaron siendo tres pibes cantando en la tribuna, pero para el final del partido eran cerca de 20. El “Vamo vamo las pibas” se hizo sentir en el recinto aguatero.

_______________________