Con una gran actuación del tridente conformado por Marcus Smart, Jaylen Brown y Jayson Tatum, Boston Celtics venció como local a Golden State Warriors y se puso 2-1 al frente en las Finales de la NBA.

Boston Celtics 116 - 100 Golden State Warriors (2-1)

Por el tercer punto de la gran definición de la mejor liga del planeta se veían nuevamente las caras Celtics y Warriors. Los primeros habían logrado imponerse en el juego inicial, robando de esa forma la ventaja de localía, mientras que los segundos venían de quedarse con la victoria el domingo pasado, lo que les permitió viajar a la costa este con la llave 1-1. Ime Udoka presentó un quinteto conformado por Marcus Smart, Jaylen Brown, Jayson Tatum, Al Horford y Robert Williams III. Por su parte, los dirigidos por Steve Kerr saltaron a la cancha con Stephen Curry, Klay Thompson, Andrew Wiggins, Draymond Green y Kevon Looney.

El encuentro celebrado en el TD Garden presentó un inicio favorable al elenco locatario, que con una buena efectividad en lanzamientos desde el perímetro por intermedio de Jaylen Brown y Al Horford, conseguía abrir una prematura ventaja de ocho unidades. El conjunto visitante tenía serios problemas para poder vulnerar la sólida defensa que le planteaba su rival, lo que llevaba a que tomaran tiros sumamente exigidos. De a poco, los de San Francisco fueron mejorando su ofensiva, en gran medida gracias a la figura de Stephen Curry. No obstante, la inspiración de Brown le daba a los celtas la posibilidad de irse al primer descanso corto once puntos arriba. En el segundo cuarto, los de Massachusetts mantuvieron la intensidad en ambos costados, mientras que los de California seguían dependiendo en exceso de lo que pudieran generar sus individualidades. Promediando el periodo, con un par de anotaciones consecutivas de Jayson Tatum, Boston había logrado tener a su favor una diferencia de 17 tantos. En el peor momento de la noche, apareció en todo su esplendor Klay Thompson, que se encargó de liderar la reacción de su equipo, colocando un rápido parcial de 10-0, que provocaba que la brecha en el score se achicara.

Al comenzar la segunda mitad, el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 68 a 56. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite bastante abierto, en donde los ataques superaban ampliamente a las defensas. El anfitrión cargaba la zona pintada con la presencia de Al Horford y Robert Williams III. Por su parte, la visita dañaba con los disparos de tercera dimensión de los Splash Brothers. Con un Steph Curry en modo Dios, los seis veces campeones conseguían pasar al frente en el marcador por primera vez desde aquel doble inicial de Kevon Looney a los 17 segundos. En el arranque del último periodo, con Marcus Smart y Grant Williams como principales exponentes ofensivos, los dirigidos por Ime Udoka volvían a abrir una brecha de más de diez unidades. Los comandados por Steve Kerr intentaron reaccionar, con Curry como abanderado. Sin embargo, el local se mantuvo firme y terminó cerrando el juego sin pasar mayores sobresaltos. Finalmente, los Celtics se quedaron con el triunfo por 116 a 100 y de esa manera se pusieron 2-1 arriba en las Finales de la NBA.

En el ganador se destacó la actuación de Jaylen Brown, que aportó 27 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias, bien acompañado por Jayson Tatum con 26 tantos y 9 asistencias. Por el lado del perdedor, Stephen Curry culminó como máximo anotador con 31 unidades.

El cuarto punto de la serie se disputará el próximo viernes, nuevamente a las 22 horas en la ciudad de Boston.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Para poder vencer a los Warriors, los Celtics contaron con un “Big Three” totalmente desnivelante. Tanto Jaylen Brown, como Jayson Tatum y el propio Marcus Smart, salieron decididos a borrar todo lo malo que hicieron en el segundo tiempo del juego disputado el pasado domingo en el Chase Center. Entre los tres jugadores de Boston aportaron nada más y nada menos que 77 puntos, 22 rebotes y 19 asistencias. Ime Udoka puede dormir tranquilo, ya que estos tipos van a hacer hasta lo imposible para darle la 18° corona a la ciudad de Boston.

 

😮 LA SORPRESA 😮

El pasado domingo, Marcus Smart brilló por su ausencia en el Chase Center, anotando apenas 2 puntos, su cosecha más magra en la actual postemporada. Una vez más, el nacido en Texas sorprendió a propios y extraños, al cambiar de forma contundente la pobre imagen mostrada en el game dos. Si bien en defensa tuvo algún problemita con Steph Curry, lo que hizo en ataque fue impresionante, poniendo bolas importantes en momentos calientes del compromiso. El hombre inteligente nunca te va a dejar tirado dos juegos consecutivos.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Draymond Green es un jugador demasiado temperamental, cuyo combustible principal es provocar el desconcierto y el enojo de sus adversarios. En la noche de hoy, en varios pasajes del juego fue contraproducente para los intereses de los Warriors, ya que su aporte en ataque fue nulo y en defensa fue claramente superado. Para que los de San Francisco tengan chance de lograr su séptimo anillo, necesitan que el número 23 sea mucho más productivo en ambos costados de la cancha.

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Stephen Curry (Warriors), Marcus Smart (Celtics), Jaylen Brown (Celtics), Jayson Tatum (Celtics) y Al Horford (Celtics).

 

💿 BONUS TRACK 💿

La NBA es la mejor liga del mundo, pero no eso no quiere decir que no sucedan cosas dignas del Metro uruguayo por ejemplo. Mientras realizaban los ejercicios de tiro previo al inicio del juego, los jugadores de los Warriors notaron algo raro en el aro. En un intento de avivada que ni en nuestro país se ha visto, Boston colocó el mismo unos centímetros más arriba de lo debido. Celtics pillos.

.