A diferencia del juego 1 donde dejó ir una buena renta, Golden State Warriors de la mano de Stephen Curry aplastó a los Boston Celtics e igualó las finales de la NBA.

Golden State Warriors 107 (1) Boston Celtics 88 (1)

El segundo punto de las finales jugado en el Chase Center comenzó con la visita tomando ventaja gracias a las bombas de Jaylen Brown. Los dueños de casa se repusieron rápidamente con Stpehen Curry anotando y haciendo jugar a los suyos, pero Brown volvía a poner tierra de por medio a las aspiraciones de los Dubs con tiros de media y larga distancia. Jayson Tatum y Curry intercambiaron triples en la recta final, pero el número “30” tuvo la última palabra con una bandeja sobre la bocina que dejaba las cosas 31-30 a su favor.

Los segundos doce minutos mostraron a los de Ime Udoka muy enchufados con los triples de Tatum y de un Derrick White que también se apuntaba a la fiesta. Sin embargo, los de Steve Kerr no quisieron ser menos y de la mano de Curry por la misma vía, igualaron las acciones. Luego de un pasaje marcado por las acciones defensivas de Draymond Green por un lado y Al Horford por otro, Andrew Wiggins tuvo un cierre muy fuerte con buenas penetraciones y un doble suyo tras capturar un rebote le permitió a los dueños de casa irse en ventaja 52-50 a los vestuarios.

El complemento parecía estar igualado, pero un parcial de 14-4 en apenas cuatro minutos por parte de los dueños de casa con los Splash Brothers siendo protagonistas hizo que la diferencia de dos dígitos se instalara. Los del Este quisieron reaccionar con Grant Williams y Jayson Tatum desde la línea de tres puntos para ponerse a dos posesiones, aunque por enésima vez Curry con triples totalmente estratosféricos dejaba en nada los esfuerzos de los celtas. Para colmo de males, Jordan Poole también estaba inspirado y puso dos triples sobre el final (el último sobre la bocina y casi desde mitad de cancha) para que el cuarto se cerrara 87-64.

Pese a tener una renta muy favorable, el conjunto de la Bahía puso a su unidad B en cancha y supo golpear a Boston, que seguía atónito. Recién unos minutos después de la mano de Pritchard pudo devolver el golpe y se puso a 20. Ya con varios suplentes en cancha, los minutos pasaron y cayeron algunos triples de Boston para maquillar la diferencia y sellar el juego 107-88.

Stephen Curry terminó con 29 puntos, seguido por Jordan Poole con 17. Jayson Tatum dio la cara por Boston con 28 unidades.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Otra vez lo hizo. Si bien su primer juego había sido muy bueno, quedó el gusto amargo porque dejaron espacar una buena diferencia. Hoy no se repitió la historia pero si la performance de Stephen Curry. El Chef volvió a ser una pesadilla para la defensa de Boston, que no tuvo las herramientas para poder frenar al mejor tirador de la historia. 29 puntos (4/9 en dobles, 5/12 en triples y 6/7 en libres), 6 rebotes, 4 asistencias y 3 robos para darle tranquilidad a toda la ciudad de San Francisco.

 

😮 LA SORPRESA 😮

Al filo entre la sorpresa y la decepción, pero Derrick White se cargó al equipo cuando varios no aparecían. Si bien Marcus Smart y Al Horford se deben al área defensiva, siempre dejan su cuota goleadora. No obstante, hoy los dos terminaron con 2 puntos cada uno, mientras que el bueno de White encestó 12. Udoka se lleva la derrota, pero sabe que puede confiar en el ex San Antonio.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

El tercer cuarto de Boston fue una lágrima. Permitió que su rival le encestara un parcial duro de batallar y en ofensiva no pudo mostrar lo hecho en el juego anterior. Terminó encestando 14 unidades y su rival le encestó 35. Desde ahí se terminó el segundo punto. 

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Jordan Poole (Golden State Warriors), Stephen Curry (Golden State Warriors), Jaylen Brown (Boston Celtics), Jayson Tatum (Boston Celtics), Kevon Looney (Golden State Warriors)

 

💿 BONUS TRACK 💿

La escalada de violencia en los últimos días en el territorio norteamericano es algo que ha llamado la atención no solo a nivel de dicho país, sino que a nivel mundial. Han sido varias las celebridades que se han involucrado en el tema pidiendo el cese a la violencia con las armas y limitar su uso. Se lo vio a Steve Kerr (que ni bien sucedió la masacre en Uvalde pidió que se haga algo urgentemente) y a Ime Udoka usar una camiseta con la leyenda “End Gun Violence” (Terminemos con la violencia de las armas). Este gesto lo imitaron los jugadores de ambos planteles en el calentamiento previo al juego. De eso se trata este deporte, de unir a toda la población en los momentos más complicados.

.