Antonella Mazzoni fue una de las jugadoras más destacadas del triunfo de Remeros frente a Urunday Universitario en Mercedes. Tras la victoria, dialogó con Basquet Total.

A la hora de hablar del trámite del encuentro, comentó: “Aplicamos una presión alta que nos ayudó mucho. Si queremos pelear algo tenemos que tomarnos cada partido como si fuese el último y con la intensidad de siempre sin desperdiciar ninguna pelota, ninguna defensa o ningún ataque porque cada partido nos va preparando para terminar esta fase de la mejor manera. A eso es a lo que apuntamos”.

Sobre el tercer cuarto, el mejor momento del equipo del Prado, dijo: “Son baches que suelen tener los partidos, más que nada con los recambios que cuesta fluir un poco más, pero después por suerte pudimos arreglar el problema y encaminar el partido”.

También habló sobre cómo evolucionó el proyecto de Remeros en el básquetbol femenino desde sus inicios hasta ahora: “La verdad es que vemos una evolución muy positiva porque cuando comenzamos fuimos un grupo de maxibasket que quiso intentar algo nuevo y hoy en día se mantienen muy pocas de las que arrancamos. Creo que sólo quedamos dos o tres desde aquel momento en el que soñamos estar en Liga Femenina, por suerte también había chicas en formativas que se venían sumando. Además de chicas de otros departamentos que también nos están dando una mano tremenda pero siempre del interior”.

A la hora de hablar de las jugadoras más jóvenes del plantel y su evolución en lo que va de la temporada, dijo: “la verdad que han tenido una muy buena evolución. La mayoría estudian en Paysandú así que la dificultad que tenemos es que solamente los viernes entrenamos todas juntas. Las que están acá en Mercedes sí pueden tener más entrenamientos, pero el día que nos encontramos es el viernes y alguna que cuando puede viene los jueves. En ese sentido estamos un escalón abajo con respecto a equipos de Montevideo que pueden entrenar todos los días, conocerse mucho más y lograr que el equipo fluya. Nosotras corremos con esa desventaja, pero la verdad es que las chiquilinas se han acoplado al grupo de una forma muy buena”.