En un partido sumamente caliente y con una gran actuación del dominicano Luis Santos, Biguá venció a Trouville y quedó a un triunfo de meterse en la final de la LUB.

En partido correspondiente al segundo punto de la serie semifinal de la Liga Uruguaya de Básquetbol se enfrentaban Trouville y Biguá. Estos últimos, el lunes pasado habían logrado ponerse 1-0 al frente, luego de haber obtenido la victoria en el Antel Arena con marcador de 103 a 93. Por lo tanto, los primeros estaban prácticamente obligados a conseguir el triunfo para no quedar contra las cuerdas. Marcelo Signorelli presentó un quinteto conformado por Manuel Mayora, Dwayne Davis, Federico Soto, Miles Bowman Jr y el norteamericano Tyler Harris. Por su parte, los dirigidos por Diego Cal saltaron a la cancha con Santiago Vidal, Donald Sims, Iván Loriente, Victor Rudd y el dominicano Luis Santos. Los encargados de impartir justicia fueron Andrés Bartel, Diego Borghini y Valentina Dorrego.

El encuentro celebrado en el Palacio Peñarol Cr. Gastón Guelfi presentó un inicio algo favorable al conjunto “visitante”, que con un buen aporte de sus dos máximas figuras, Donald Sims y Victor Rudd, conseguía abrir una rápida ventaja de ocho unidades. El elenco “locatario” tenía problemas para contener el ataque de su rival, mientras que en el otro costado del rectángulo intentaba cargar en la pintura con Miles Bowman Jr y Tyler Harris. Con el correr de los minutos, los de la calle Chucarro fueron emparejando las acciones, siendo determinante para ello la figura de Dwayne Davis, que lastimaba tanto desde más allá de los 6.75 metros, pero que también era sumamente agresivo en el uno contra uno. Entre el cierre del primer periodo y el arranque del segundo, ambos equipos tenían ciertas facilidades para llegar el gol, aprovechando por momentos la pasividad de las defensas. Además, el aporte de los jugadores que llegaban desde el banco de suplentes, hacía que el buen nivel del juego se mantuviera mientras la mayoría de los titulares tomaba un merecido un descanso. En los de Pocitos eran claves Gonzalo Iglesias y Santiago Massa, que entre los dos colocaron tres bombas consecutivas. Por su parte, los de Villa Biarritz encontraron soluciones a través de Martín Rojas, que explotaba a la perfección las asistencias que le brindaban Vidal y Sims.

Al comenzar la segunda mitad, los actuales campeones de la LUB se encontraban al frente en el electrónico en cifras de 51 a 46. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite similar al del segundo cuarto, en donde las ofensivas se mostraban bastante efectivas. El “Rojo” otra vez disfrutaba de la mano caliente desde el perímetro de Iglesias y Massa, lo que les daba la posibilidad de igualar el score en 62 puntos por bando. En el peor pasaje del “Pato” cayeron un par de triples al hilo de Sims y Vidal, que le devolvían la tranquilidad al equipo al tomar una distancia de ocho tantos. En el epílogo del tercer periodo, con Manuel Mayora como abanderado, la “T” concretó una pequeña reacción, que le permitía achicar la brecha de cara a los diez minutos finales. En el comienzo del último periodo, con el dominicano Luis Santos siendo desnivelante en la zona pintada, los de la calle Vázquez Ledesma lograron sacar una renta de 14 unidades (85-71), que obligaba a Marcelo Signorelli a quemar un tiempo muerto, para buscar cambiar la complicada situación que estaban atravesando en cancha sus dirigidos. El efecto fue inmediato, ya que dos triples desde 45° de Federico Soto, ponían a Trouville a ocho, con algo más de cinco minutos por disputar. Sin embargo, los comandados por Diego Cal nunca perdieron la calma y terminaron cerrando el juego sin sufrir mayores inconvenientes. Finalmente, Biguá se llevó la victoria por 98 a 83 y de esa manera quedó a un triunfo de meterse en la final de la Liga Uruguaya por segunda temporada consecutiva.

El tercer punto de la serie se disputará el próximo lunes, nuevamente en el Palacio Peñarol.

LO DESTACADO

Sin lugar a dudas, Biguá es el equipo con mayores recursos ofensivos del torneo. En la noche de hoy, Santiago Vidal y Donald Sims aparecieron en momentos importantes. Sin embargo, el que la rompió toda durante todo el juego fue Luis Santos. El dominicano fue amo y señor de los tableros, siendo desnivelante tanto en ataque como en defensa. En los 31:11 minutos que permaneció en cancha, el pívot aportó 27 puntos, 10 rebotes, 1 robo y 3 tapas, para una valoración total de 36.

UNO x UNO

Mayora (5): En ataque alternó buenas y malas. Fue importante en la reacción del tercer cuarto. Tuvo serios problemas en defensa a la hora de contener a “Pepo” Vidal. Davis (6): En el primer tiempo mostró todo su arsenal ofensivo, incluyendo un par de anotaciones dignas del Top 10 de la NBA. En el momento que entró en la discusión con Rudd se fue totalmente del partido. Se fue descalificado en el último periodo, luego de un técnico bien cobrado. Soto (6): Tuvo un arranque bastante impreciso, en el cual no le entraban las bolas. Con el correr del juego se fue soltando y terminó siendo una de las principales vías de gol del conjunto de Pocitos. Bowman Jr (2): Brilló por su ausencia. Se le nota que arrastra alguna molestia física. Igualmente, su actitud fue muy diferente a la otras noches. Harris (6): Cuando estuvo defendido por Santos le costó una enormidad poder tirar. Aprovechó de buena manera los descansos del dominicano, dañando tanto a Rojas como a Rudd. Iglesias (5): En la etapa inicial logró dañar con su lanzamiento perimetral. En el complemento no le salió prácticamente nada. Massa (7): Saltando desde el banco de suplentes fue sumamente importante, aportando cosas interesantes en ambos costados de la cancha. Fernández (-): Escasa participación. Signorelli (5): Su plan de juego le permitió llevar el trámite bastante parejo. Por momentos se enfocó demasiado en el arbitraje, cuando no estaba sucediendo nada extraño.

_______________________

Vidal (8): Hoy pudimos observar la versión shooter de “Pepo”. Lanzó una cantidad industrial de triples, errando mucho, pero encestando algunos que fueron importantísimos. En lectura de juego está totalmente despegados. Sims (7): Debe haber sido su peor noche desde más allá de los 6.75 metros desde que llegó al Uruguay. Sin embargo, se las arregló para anotar 26 puntos. Su principal aporte pasó por la generación, repartiendo un total de 11 pases gol. Loriente (4): El partido más flojo del “Beco” en estos playoffs. No le entraron los tiros y atrás perdió más de lo que ganó. Rudd (5): Concepto muy similar al de Davis. Arrancó bastante enchufado y se fue apagando, sobre todo luego del encontronazo con Dwayne. Santos (9): El Destacado. Madre santa, que partidún del dominicano. Toda bola que pasa por la pintura, el “Lucho” se encarga de depositarla adentro del aro. Rojas (7): Una demencia lo que ha evolucionado el “Tincho” esta temporada. Es el jugador que mayor provecho le saca Vidal y Sims. Mejorando el tiro exterior, tiene todo para ser jugador de selección por muchos años más. Pena García (5): Sin llegar a su mejor nivel, mejoró lo hecho en encuentros anteriores. López (4): Venía de tener una gran actuación el pasado lunes. Hoy no pudo repetir en el rato que estuvo en cancha. Cal (6): Buen manejo de la rotación. Buscó todo el tiempo jugar para un Santos que claramente tenía ventajas en la zona pintada.

VAR

Andrés Bartel, Diego Borghini y Valentina Dorrego (6): Más allá de algún error puntual de apreciación, correcta actuación en líneas generales. Cobraron varios técnicos, pero los mismos estuvieron perfectamente sancionados.

_______________________

LO DISTINTO

Promediando el segundo cuarto, se produjo un “intercambio de opiniones” bastante subido de tono entre Victor Rudd y Dwayne Davis. Al ser dos jugadores que generalmente tranquilos, llamó mucho la atención, sobre todo en sus propios compañeros, que intentaron calmarlos a ambos. Valentina Dorrego intentó cortar por lo sano, pitando un técnico para cada uno. Sin embargo, se siguieron hablando por un largo rato. Le pusieron calor a la fría noche del Palacio Peñarol.