Florencia Mier fue clave en la victoria de Montevideo sobre Urunday Universitario por la tercera fecha de la LFB. Tras el encuentro conversó con BT sobre el partido y su experiencia dirigiendo en DTA.

Florencia comenzó hablando de la victoria: “Llegamos con mucha ansiedad. Era la primera vez que el equipo femenino jugaba acá. Debutar con triunfo y con la cancha bastante repleta estuvo divino. Además, para nosotras era un rival directo. Teníamos que ganar para escalar en la tabla”.

Con excelentes porcentajes en el primer tiempo, el local sacó una buena ventaja. Sobre esto, comentó: “Esta es una cancha que entra bastante de tres puntos, al menos lo siento así yo que vengo de Capurro. En el segundo tiempo tratamos de penetrar, por más de que ellas se nos cerraron. Encontramos buenas descargas para buenos tiros y pudimos llevarnos el punto”.

Sobre el final, se llevó un golpe en el rostro que la dejó sentida. Entre risas, expresó: “Me llevé un hombro en la cara. No se si fue de una compañera mía o de una rival. Todas me pedían disculpas. Todo bien, por suerte no pasó a mayores”.

“Molina era una de nuestras referencias. Sabemos que maneja casi todo el juego de Urunday. Es una muy buena jugadora, pero la estuvimos scouteando para ver cuáles eran sus debilidades para poder sacar fruto de eso” comentó acerca de la excelente defensa del equipo del Mercado sobre Sabrina Molina.

Sobre cómo es compartir la tabla con Florencia Cardozo, expresó: “Flor es una crack. Tiene bastante experiencia. Habíamos jugado juntas en Liga Universitaria. Se mueve muy bien, además de tener un muy buen tiro. Está bueno entenderse para poder lograr cosas, lo ideal es seguir afinando esa conexión para poder sacar la mayor ventaja posible”.

Montevideo es un equipo en construcción que sumó varias jugadoras que llegaron desde Capurro: “Para las que vinimos de Capurro era un poco raro. La idea era jugar ahí pero no se dio. Vinimos y nos recibieron muy bien. Estamos entrenando para poder amoldarnos al equipo, ellas vienen jugando juntas hace ya algunos años. No se nos hizo para nada difícil sumarnos“.

En la DTA, Mier estuvo a cargo de Albatros cuando Ellis estuvo suspendido, siendo la primer y única mujer en el Uruguay en llegar hasta el momento. La entrenadora y profesora de Educación Física se refirió a esto: “Fue algo que se dio. Recién me había recibido, me habían dado la nota esa misma semana. Tocó dar una mano, mi compañero estaba con tres fechas de suspensión. Fue algo súper loco, recién recibida no me esperaba una situación así, pero fue un trabajo en equipo. Encima me tocó una victoria”.

Para finalizar, comentó como preparan lo que se viene: “Nuestra idea era sacar estos dos primeros partidos adelante. No podíamos perder. Ahora tenemos que sacarnos el “cuco” de los cuadros de arriba, de que entrenando podemos pellizcar algún punto para quedar lo más arriba posible”.