Racing de Chivilcoy volvió a derrotar a Zárate de Ángel Arévalo por 83-65 para igualar la serie que ahora se jugará el próximo jueves, quien gane será finalista de la Conferencia Sur.

Ambos arrancaron con defensa personal con Racing apostando al juego interno y Zárate al lanzamiento de tres, dentro de este panorama, el dueño de casa sacó ventajas con Joaquín Gamazo y Rodrigo Acuña para alejarse llegando a la mitad del cuarto arriba por 14-7, sumando un buen pasaje de Ricardo Fernández con un par de bombas. El técnico visitante solicitó tiempo cuando la ventaja llegó a la 10 y con variantes intentaron darle otra energía, pero los conducidos por Diego D’Ambrosio no se salieron del libreto y terminaron ganando el inicial por 24-14.

En el segundo cuarto el juego cayó en un pozo bajó mucho la intensidad y si bien los porcentajes de Zárate aumentaron, Racing de Chivilcoy lastimaba en la pintura y mantuvo la renta de 10 al descanso largo, 41-31.

Tras el mismo se habló mucho, muchas faltas, fueron los mejores minutos de la visita que achicó a 5 la diferencia, 60-55 ganaba el elenco de Chivilcoy. Para el cuarto final, los primeros minutos tuvieron a Zárate encontrando dos bombazos con Angel Arévalo y Federico Grun para ponerse nuevamente a una posesión, hasta que Diego D’Ambrosio pidió tiempo muerto muy temprano; la vuelta de Alejo Barrales y el regreso al juego en el poste bajo, le dieron a Racing la ocasión de recuperar la ventaja tranquilizadora, llegando a un 68-61 a falta de 5 minutos. 

Los de Chivilcoy volvieron a jugar al básquet con la vuelta de su base titular, quien alimentó el poste donde Joaquín Gamazo y Rodrigo Acuña hicieron diferencia para ampliar la brecha en el momento justo, Zárate no pudo reaccionar más y ahora todo se define el jueves. 

Viniendo desde el banco en Zárate, Ángel Arévalo estuvo 14 minutos y medio en el rectángulo de juego donde aportó 7 puntos, bajó 4 rebotes, recuperó 1 balón y perdió otro.