Con un soberbio nivel colectivo, el equipo de Pablo López aplastó a Aguada y pegó primero en la Semifinal, ante un Aguada desconocido, agotado física y mentalmente post victoria clásica.

El arranque fue tooooodo carbonero, que en menos de cinco minutos, le ganaba 16-0 a un Aguada totalmente desconocido y desconcentrado. De atrás para adelante fue la consigna carbonera, que defendiendo de forma intensa, pudo correr constantemente la cancha y cuando tuvo ataques estacionados, la conducción de Zanotta se encargó de generar situaciones favorables para sus individualidades, que no fallaron. Tanto en el juego interno como perimetral, Peñarol dominó en todo. 29-11 al segundo período.

La tónica del match continuó siendo la misma. Aguada desconocido y costándole horrores llegar al gol, o por lo menos, fluir ofensivamente. Por otro lado, a Peñarol le paso absolutamente todo lo contrario. Además, encontró en su segunda unidad, buenos minutos. Tanto García, Tito como Espíndola, dieron una mano bárbara y le dieron continuidad al altísimo nivel carbonero, que llegó a abrir 30 de máxima. Los dirigidos por Pablo López se fueron al descanso largo ganando cómodamente 53-25.

¿El segundo tiempo? Sobró. Aguada no tuvo ninguna reacción. Peñarol mantuvo la intensidad y solo amplió ventajas y jugó cada vez mejor. Sin bajar en ningún momento el nivel mostrado en los primeros 20 minutos, llegando a sacar 39 (sí, treinta y nueve) de ventaja.

Fue victoria, categórica y contundente del manya, que mostró un nivel colectivo deluxe y aprovecho un bajísimo rendimiento aguatero, que con poco descanso y luego de ganar una serie histórica, no hizo pie en el Antel Arena. Ganó Peñarol, 92-59.

LO DESTACADO

Pablo López. Such a man. No sabemos si destacar a Pablo o al equipo de Pablo, así que vamos a ir un poco por los dos. Partidazo y enorme planteo táctico del técnico multicampeón de LUB. Desde el primer minuto hasta al último mantuvo una intensidad defensiva asombrosa y adelante fue un equipo. Solidario, inteligente y convencido de su juego. Falta mucho, pero el equipo de Pablo pegó primero. ¡Y pegó fuerte, eh!

UNO x UNO

Zanotta (7): Un relojito. Entendió absolutamente todo desde el primer minuto.  Méndez (8): Lo que juega este Wey, eh.  Aguilera (8): Tiene más defensas que una pfizer. Infalible. No te deja nunca a gamba este tipo. Flowers (7): Generó bastante para sus compañeros. Hizo de las suyas igual. Lee Roberts (8): Es más completo que cobertura de Playoffs de BT. Un animal.  García (7): Cuando se comparten la base con Salvador, pasan cositas. Son la manija del equipo. Borsellino (7): Jujuju que partidún jugó el Tito. Espíndola (6): La entrega de siempre, intensidad por doquier. Soarez (6): Dio una mano y mantuvo el nivel colectivo. Giano, García Morandi y Rodríguez (-): Minutos con el partido absolutamente liquidado. López (10): Perfecta planificación defensiva. Su equipo dominó por completo a un equipo que venía de un triunfo histórico. Poco importó las pocas horas de descanso del aguatero, lo pasó por arriba.

_______________________

Bavosi (3): Superado constantemente. Ofensivamente no pudo influir ni imponer su ritmo al partido y al equipo. García Morales (3): ¿Podemos copiar y pegar el concepto anterior? Pereiras (4): Fue el más querendón. Thornton (3): Nunca se pudo encontrar. Krampelj (4): Asumió en el comienzo, poco más. Duren (3): No pudo cambiarle la cara al equipo desde su individualidad. Zuvich (3): Ingresó para elevar el tono defensivo, no lo logró. Izaguirre (4): Sumó minutos y aportó alguna cosita. Debe ponerse a punto para llegar al 100% cuando el equipo más lo necesite. Silva, Brun y Stoll (-): Minutos con el partido absolutamente liquidado. Casalanguida (3): Fue ampliamente superado. Nobleza obliga (y no menor) tuvo menos de 48 horas para descansar, preparar y planificar una Semifinal. Eso en un básquet serio no debería pasar. Pero es Uruguay. El viernes seguramente sea otro cantar.

VAR

Andrés Lauhle, Julio Dutra, Martín Rial (7): En un partido que se liquidó en menos de 20’ minutos ¿Qué se puede decir de la terna? Correcta noche.

_______________________

LO DISTINTO

La vuelta al Antel Arena siempre es linda. Un escenario soñado para disputar la etapa más importante de la temporada. Eso no fue lo distinto de la noche, sino que en pleno calentamiento sonó a todo volumen “Bo Cartero” del Cuarteto de Nos, viejo y popular tema del rock uruguayo, pero absolutamente out of context con el momento que se vivía en el AA previo a una Semi y más aun con la música que estamos acostumbrados a escuchar en dicho recinto. ¿Qué temita deberíamos pedir en la próxima jornada? Para mi uno de Los Fatales no puede faltar, eh…