The Kings obtuvo su cuarta victoria en la división B del torneo 3×3 y de esta forma es líder invicto de su grupo. Tras finalizar el partido frente a Domingo Savio, Básquet Total dialogó con Andres Guillen quien fue la gran figura de su equipo.

Sobre la importancia de ganarle a Domingo Savio que también venía invicto en el torneo, Andres comentó: “Vinimos hoy sabiendo que era un rival directo. Por suerte sobre el final del partido entraron pelotas importantes y lo pudimos ganar”.

Fue un inicio adverso para The Kings pero con el pasar de los minutos pudieron dar vuelta el trámite. Sobre cómo lo vivió, Guillen decía: “Entramos helados. Ellos venían de jugar un partido antes, por lo cual habían calentado la mano. Sumado a eso, ellos son todos tiradores. Nosotros no jugamos a primera hora porque nuestro rival no se presentó y eso nos hizo entrar fríos a este partido. Por suerte calentamos rápido la mano para llevarnos el triunfo”.

The Kinks viene mostrando un gran rendimiento con un juego dinámico. Sobre cómo se sienten en este tipo de torneo, Andrés comentó: “Nosotros somos seis amigos que nos conocemos de toda la vida y siempre nos gustó el estilo de básquet de plaza, con un tipo de juego muy dinámico por lo cual estamos muy acostumbrados a este tipo de basquet y nos encanta. Por suerte armamos un equipo lindo y esperamos poder obtener el logro”.

Se han jugado cuatro fechas y el equipo es líder absoluto en el grupo. El jugador analizó las posibilidades del plantel de pelear el torneo: “Sentimos que la posibilidad la tenemos. Ya demostramos que le podemos ganar a cualquiera. De todas formas, esto es partido a partido, cualquiera puede venir en una buena racha y ganarnos. Son trámites cortos, a 21 puntos o 10 minutos, por lo cual cualquier equipo puede tener un buen pasaje y ganarte en una semifinal o final”.

Por último, se refirió a la organización del torneo y el cambio de escenario: “Cuando me dijeron que era en cancha de Montevideo cambié de pensamiento porque en principio no quería jugar (risas). Allá en la Rambla tirabas un triple y podía terminar en el agua o dentro del aro. Realmente era algo muy complicado. Pero este año es otra cosa, jugando en una cancha linda, los aros están bien, por lo cual todo se vuelve más lindo”.