Defensor Sporting derrotó a Hebraica y Macabi gracias a un gran trabajo defensivo. Camila Panetta fue importante en este rubro, pero también dejo destellos en ofensiva y tras el partido habló con Basquet Total.

Defensor jugó 30 minutos de gran calidad defensiva y eso hizo que se quede con el punto, pero se quedó en el último cuarto: “Generalmente nos pasa al revés, arrancamos flojas atrás y terminamos muy fuertes, hoy fue totalmente lo contrario. Eso sin duda nos benefició porque tuvimos tres cuartos de un gran nivel defensivo, pero esas distracciones a lo último no nos pueden pasar. Igualmente, sin Julieta (Ale), Pierina (Rossi), Nina (Gianina Tiscornia) y Mapi (María Paz Rivera) pudimos sacar un partido importante ante un cuadro muy difícil.”

Hebraica cambió muchísimo desde la última final de la temporada pasada. Pero, aun así, mantiene una base de jugadoras jóvenes, una extranjera de gran juego y un cuerpo técnico con una idea clara. Por lo que resalta más el tercer cuarto de Defensor donde apenas permitió convertir 3 puntos a las macabeas: “Tal vez lo que más cambio es que este año Hebraica no tiene tan repartido el goleo y por eso Natasha Dolinsky y Abril Ramírez son las que más asumen en ataque y ese era nuestro plan de juego, frenarlas a ellas dos y que nos dañaran lo menos posible. Sabemos que si las anulamos a ellas el resto del equipo va a aparecer, porque tienen un buen equipo, pero al anular a sus dos goleadoras le quitamos puntos y eso nos ayudó en la victoria.”

La baja de Pierina Rossi fue una de las que más sintió Camila, dado que el descanso en la rotación de la base del equipo entre ambas se sintió, sobre todo de cara al último cuarto: “Me costó bastante, además vengo cargada del sudamericano. Pude entrar bien en ritmo en el arranque del partido, pero me costó mantenerlo hacia el final, ahí tuve muchas pérdidas y es algo que debo controlar de cara al resto del año.”

Defensor tuvo grandes incorporaciones para esta liga como Carolina Curbelo y Pierina Rossi, algo que sin dudas el Sudamericano ayudó a insertarlas en el engranaje del equipo: “No solo con los partidos, sino que él viaje en sí nos ayudó a ser más equipo. Hay un gran compañerismo, nos llevamos muy bien, eso se nota dentro de la cancha y este año teníamos que sumar a dos jugadoras, porque “Nina” (Tiscornia) ya era una de nosotras, pero Pierina y Carolina las teníamos que incorporar al grupo y la verdad que se adaptaron rapidísimo. El viaje sin dudas que ayudó a acelerar ese proceso.”

Justamente el sábado se supo quiénes serán los rivales de Defensor Sporting en el Final Four del Sudamericano, Berazategui de Argentina, Sportiva Bocca de Ecuador y Félix Pérez Cardozo de Paraguay. Sobre esto le consultamos a Camila si ya vive la definición del Sudamericano: “Sin duda que sí. Me despierto todos los días pensando en el Sudamericano, quiero que llegue ya. Además, los entrenamientos ya son mayormente enfocados en el sudamericano. La verdad que estoy deseando que llegue ya, con unas ganas tremendas de jugarlo y ojalá sé nos pueda dar”.

Para cerrar Camila se refirió a volver a jugar con público en Jaime Zudañez tras dos ligas sin poder ser locales: “Es una sensación hermosa, más que nada que mi familia me venga a ver es muy lindo la verdad. También tuve la suerte que mis padres pudieron ir al Sudamericano, pero que vengan a verme en la liga, acá en Defensor dónde nos sentimos muy cómodas, que la cancha este llena y cuando termine el partido canten “Defensor, Defensor” es mucho más motivante.”