Joventut venció como visitante al Baskonia y se aseguró la ventaja de localía para los playoffs. El equipo de Jayson Granger enfrentará a Valencia en cuartos de final de la Liga ACB.

Por la última jornada de la fase regular de la Liga Endesa se veían las caras Baskonia y Joventut, en un duelo en el cual estaba en juego nada más y nada menos que la posibilidad de ser cabeza de serie en los playoffs. Neven Spahija presentó un quinteto conformado por Wade Baldwin IV, Rokas Giedraitis, Simone Fontecchio, Alec Peters y Steven Enoch. Por su parte, los dirigidos por Carles Durán saltaron a la cancha con Andrés Feliz, Guillem Vives, Joel Parra, Derek Willis y Ante Tomic.

El encuentro celebrado en el Fernando Buesa Arena presentó un inicio bastante auspicioso para el elenco locatario, que con un buen aporte ofensivo de su 1-2 conformado por Wade Baldwin IV y Rokas Giedraitis, conseguía abrir una rápida ventaja de siete puntos. Con el correr de los minutos, el conjunto visitante fue equilibrando las acciones, siendo importante para ello su juego interior conformado por Derek Willis y Ante Tomic. Los de Catalunya siguieron de largo en el arranque del segundo periodo, gracias al goleo exterior de Joel Parra y Pau Ribas. Los vascos tenían serios problemas en defensa, mientras que en el otro costado dependían en exceso de lo que pudiera generar Matt Costello. La etapa inicial se fue con los de Badalona al frente en el score por 47 a 37.

En el comienzo del segundo tiempo se pudo ver un trámite claramente marcado, en el cual un equipo intentaba por todos los medios concretar una reacción, mientras el otro tenía como principal objetivo mantener la diferencia generada en la primera mitad. Los de Vitoria-Gasteiz encontraron el goleo del italiano Simone Fontecchio, que hasta ese momento estaba siendo bien defendido. No obstante, la Penya lograba mantener el control del match, manejando una renta que oscilaba entre los ocho y diez puntos. Los comandados por Neven Spahija buscaron el milagro en el último cuarto, más que nada a través de impulsos individuales de Jayson Granger. Sin embargo, los de Carles Durán se mantuvieron firmes y cerraron el juego sin sufrir inconvenientes. Finalmente, Joventut se quedó con el triunfo por 89 a 81 y de esa forma se aseguró la ventaja de localía para los cuartos de final.

En el ganador se destacó la actuación del croata Ante Tomic, que aportó 24 puntos y 6 rebotes, bien acompañado por Pau Ribas con 19 tantos y 5 asistencias. Por el lado del perdedor, Wade Baldwin IV convirtió 17 unidades.

El armador uruguayo Jayson Granger encestó 15 puntos (1/6 triples, 2/6 dobles y 8/8 libres), atrapó 5 rebotes y repartió 1 asistencia en los 21:33 minutos que permaneció en el rectángulo, alcanzando una valoración total de 14.

El equipo del ex Cordón enfrentará a Valencia en los cuartos de final, teniendo estos últimos el factor cancha a su favor.