En un partido muy complicado Montevideo derrotó a Juventud como visitante, Victoria Cardone fue fundamental en las ganadoras y tras el partido habló con Básquet Total.

Juventud demostró que de local peleará cada partido que le toque hasta la última pelota, eso lo sufrió Montevideo que debió exigirse al doble para llevarse el punto en un juego demasiado luchado por momentos: “Fue realmente complicado el partido, la cancha, hay muchísimo espacio, por momento parecía que no terminaba más y de repente mirabas para arriba y tenías el aro. La gente constantemente gritando, muchísimo ruido, por momentos sentía que me perdía en la cancha, fue muy complicado pero por suerte se ganó”.

La gente se hizo sentir y mucho con el constante aliento desde las tribunas, algo a lo que nos habíamos desacostumbrado en la Liga Femenina: “Estábamos acostumbradas a ser muy pocas en la cancha, los planteles y nada más. Que vuelva la gente y este griterío constante es una locura, estábamos totalmente desacostumbradas”.

Otra cosa que complicó mucho a Montevideo fueron las dimensiones de escenario pedrense donde las jugadoras no cuentan con una referencia de la cancha dado que al ser un Polideportivo cuenta con medidas de futbol sala: “Nos costó muchísimo tomarle el tamaño a la cancha. Al tener tanto espacio fue muy difícil encontrar una referencia para ubicarnos eso permitió que nos corrieran mucho. Juventud está más acostumbrada y eso se notó, por momentos a nosotras nos costaba volver del ataque por las dimensiones de la cancha, parecía que no se terminaba más, pero se ganó y eso es importante”.

Le costó mucho la salida al equipo del Mercado, igual que en el juego contra Aguada fueron muchas las pérdidas en primera línea dada la presión del rival: “Estamos practicando mucho ese tema, la verdad que la salida desde abajo nos está costando mucho, cuando no logramos correr la cancha demoramos mucho en salir. Lo estamos entrenando y vamos a ir mejorando a lo largo del año”.

Esas pérdidas de balón se deben a la presión del rival, algo que Juventud hizo muy bien ante Montevideo con un juego muy físico que le costó sobrellevar a Montevideo: “Sinceramente fue durísimo el partido, muy golpeado y muy frenado también, porque muchas veces la pelota quedaba bloqueada y constantemente los árbitros pitaban salto y eso hacía que el juego se parara mucho. Personalmente creo que no todo era para pitar salto, los árbitros dejaron pegar mucho, hubo muchas faltas. Llevamos el partido como pudimos, porque entramos mucho en el juego de Juventud yendo constantemente al choque y eso nos desconcertó gran parte del partido”.

Montevideo se renovó mucho para este año, con incorporaciones de nivel a su plantel como Antonella Aguilera y Florencia Mier provenientes de Capurro: “La verdad que se integraron desde el primer momento al equipo, la verdad que hemos armado un gran grupo estamos todas muy unidas, la verdad que nos sumaron un montón y es hermoso tenerlas con nosotras, cómo también es una lástima que Capurro no tenga femenino, pero por suerte ellas vinieron a Montevideo”.