Malvin cosechó su segunda victoria en La Liga Femenina, tras derrotar contundentemente a Hebraica y Macabi.  Por parte del las playeras, Yosimar Corrales y Monique Blanks de gran juego interno, siendo las figuras del encuentro.

Crónica del partido

El juego tuvo un pequeño inconveniente en el arranque, en la mesa de contralor, pero rápidamente se soluciono para que las protagonistas se luzcan sobre el flotante. Hebraica y Macabi salió con; Natasha Dolinsky, Abril Mieres, Romina Dalesandro, Abril Ramirez y Martina Mariño. Por su parte, Malvin salió con;  Carolina Fernandez,Yosimar Corrales,Monique Blanks, Florencia Somma y Emilia Larre Borges. 

El primer cuarto se notó una alta densidad y dinámica para pasar de defensa a ataque en cuestión de segundos. El local con una zona 3-2, eficaz, no dejó jugar prolijo en el perímetro y mucho menos en la zona pintada. En cambió, al azul de la playa lo sostuvo el juego interno de Emilia Larre Borges, y desde el tiro exterior de Monique Blanks para ponerse en partido. Hebraica y Macabi, con su juego directo; pasar y cortar saco ventajas claves para abrir diferencia, pero Malvin ajustó atrás y al conjunto de Hebraica le costó aún más romper la zona, sin embargó, Pierri mando al flotante a Martina Pereira y Valentina Carrara para revolucionar el partido. En cambió tras dos corridas Malvín se lleva el primer chico 25-22.

El segundo cuarto, Malvín cometió errores defensivos y para transportar, impuesto por Hebraica que hizo una presión en todo la cancha. Llevó a qué puedan correr 1×0.  Adelante era un show de Natasha Dolinsky que estuvo fina desde el tiro exterior pudiendo adelantar a las suyas. Perri movió su banco dando lugar a Carolina Curbelo, quien aportó a nivel defensivo.

Macabi propuso defensa zonal (2-3), limitando a Malvín a la hora de generar juego. Ante esto, Pierri solicitó minuto para modificar su defensa algo que Malvin le había encontrado la vuelta, tan solo, moviendola bola por el perímetro. Los segundos tiros fueron en su totalidad del playero, en este rol se impuso Yosimar Corrales (quien terminó con 11 rebotes). Se fueron al descanso largo 46-35 a favor de Malvín.

En el tercer cuarto, demoraron en volver a anotar pasando varios minutos para hacerlo, Malvin impuso su juego 7-0 parcial  (53-23), tras el minuto pedido por Pierri, género a partir de la cortina cortina. Un cuarto donde el azul de la playa quebró el juego, moviendo la bola en el perímetro, apostando a un pase extra, teniendo libertad del error producto de la ventaja en el score. En cambio, Macabi debió jugar en contra del reloj y el malhumor colectivo que hizo pasar algunos momentos con varios errores defensivos. Pese a esto, Pierri buscó movilidad en el banco, pero no pudo romper la intensidad y buen momento de Malvín, quien se lleva el tercer periodo,  68-45 a favor de Malvín.

El último cuarto fue perdiendo intensidad y la rotación de ambos bancos era el común denominador. Hebraica y Macabi, dejó espacio atrás que oportunamente los tomó Malvín para estirar cierta diferencia en el score. Un partido que se fue apagando con el correr de los minutos. El azul de la playa durante el último periodo se centró en tirar sobre en los últimos segundos de la posición . Sin embargo, Macabi aspiró a la esperanza y que saliera el sol, pero no. El duelo se lo termina quedando Malvín en cifras, 92-59. 

EL PODIO

🥇

Natasha Dolinsky se queda con el oro. Encendió la mano, y no paró, estuvo fina, parecía un cirujano o más bien un cocinero que maneja de novela el cuchillo. Metio 5/10, pero a vos que estás leyendo, metio 4 seguidos, SI. Un nivel descomunal pidiendo el balón en cada ofensiva que la pelota pesaba demasiado ella lo hacía ver fácil (como si fuera Play). Se desmarcan, miraba, calculaba y embocaba con mano arriba al mejor estilo NBA, para que lo presentes disfruten del show. Natasha terminó con: 22 puntos, 7 rebotes y 1 asistencia. 

🥈

Romina Dalesandro, hoy se lucio, mostró su agilidad a la hora de jugar el 1×1. En muchas ocasiones rompió a su oponente y aportó su granito de arena asistiendo a quienes penetraban por la calle del centro. En varios pasajes del partido se tuvo fe y cargó con la responsabilidad de ponerse el hombro. Transportando y planificando la jugadas del elenco de Macabi, esto la hace acreedora de la medalla de plata.

🥉

Carolina Fernández sobre el último cuarto (partido de ida y vuelta), aprovechó el eje de la cancha que no había adversarios y transportó, hasta frenar en suelo rival, amago con un gesto técnico  y se la entregó a Emilia Larre Borges para que se quite las ganas de hacer un doble más de su cuenta personal.

_______________________