Aguada ganó el clásico de atrás ante Goes, pero hoy conoció novedades sanitarias que lo vuelven a complicar y lo obligan a buscar una nueva ficha innominada.

El Rojiverde ha ligado muy poco con las lesiones. Perdió por toda la temporada a Mathias Calfani. Ahora, tras el gran triunfo ante Goes, terminaron con distintos inconvenientes otros dos jugadores.

Marcos Mata culminó con esguince de rodilla, pero a eso se sumó la rotura de meniscos, lo que demandará una operación para su recuperación. El aguatero pedirá junta médica para habilitar el recambio de la ficha innominada. En principio, se buscaría un cuatro, por el déficit en el juego interno.

Sebastián Izaguirre, en tanto, está con un problema muscular. Se estima que puede ser desgarro aunque todavía no hay certezas sobre la entidad. De todas formas, no estará a la órden el próximo martes en el cuarto punto de la serie ante el Misionero.

Vale recordar que Agustín Zuvich, clave en el tercer punto, solo fue contratado por cinco encuentros por su arreglo con Capitol para El Metro. Por lo que solo podría jugar dos más en caso de que se mantenga el arreglo en las mismas condiciones.