Federico Camiña dialogó con Basquet Total luego del triunfo de Malvín que colocó la serie 2-2 llevando a un quinto juego.

El entrenador playero contó las primeras sensaciones tras el alivio del triunfo: ”Fue una final para nosotros. Estuvimos a la altura. Supimos dar vuelta un resultado adverso y defendimos como queremos en la segunda parte, hicimos un gran desgaste defensivo”.

Sobre lo que marcó en el entretiempo para cambiar la cara del equipo, contó: ”No hubo una charla motivacional ni nada raro. Hicimos ajustes. Necesitábamos una primera línea defensiva fuerte por eso decidimos por arrancar con Bejarano que nos da un tenor defensivo impresionante, entiende como defender y tiene un gran corazón. Nos cambia los partidos en la parte de atrás. Lucas también entró muy bien y puso una bola grande”.

Wachsmann fue figura determinante en el complemento, Camiña lo elogió: ”Lo necesitábamos y estuvo. Es un león. Reboteó muchísimo. Se fajó con todos. Defendió los picks altísimos que lleva un gran desgaste. Nos mantuvo en los rebotes en ambos aros y puso sus puntos cuando lo precisábamos”.

De cara al martes, dijo: ”Otra vez lo mismo. Ajustar lo que se hizo mal, mirar videos y convivir con las ganas de meternos en semifinal. Se duerme poco, pero son épocas que son así y todos nos vamos haciendo más maduros”.