Urupan derrotó a Trouville por 97 a 84 y estiró la serie a un quinto y decisivo juego mostrando un gran rendimiento colectivo. 

Un arrollador comienzo de Dwayne Davis marcaba la concentración e intensidad que intentaba plasmar Marcelo Signorelli en sus dirigidos desde el primer momento. A pesar de esto Urupan, de la mano de sus internos, respondía con rapidez el envión que llegaba desde Pocitos. Con el pasaje de los minutos Zygimantas Riauka se transformaba en un bastión ofensivo jugando posteado mientras que Martín Trelles se encargaba de volver loco a la defensa de Trouville. La salida de Tyler Harris potenció a Miles Bowman Jr quien se emparejó con Riauka y el norteamericano logró sacar ventaja en ataque. Un golazo de Donald Robinson dejó al verde arriba por dos posesiones ganando 27 a 23.

En el complemento de la primera parte se mantuvo la sintonía del juego con Riauka lastimando debajo del tablero mientras que los perimetrales aprovechaban los espacios que quedaban tras el constante juego de pies del lituano. El cambio defensivo de Sarni sobre Davis dio resultados y con antideportiva incluída del extranjero, arrancó el mejor momento de los de la ciudad industrial donde colocaron un 14 a 0. Un gran nivel colectivo fue clave para abrir hasta 19 puntos de distancia. De la mano de Bowman Jr, los de Pocitos mejoraron sobre le cierre del periodo para acortar la distancia y que Urupan se vaya arriba 54 a 41.

Tras el parate largo Trouville volvió a contar con la jerarquía de sus extranjeros sumados a los minutos de calidad de Federico Soto quién con su potencial físico sacaba rédito cuando cargaba hacia el aro. En un abrir y cerrar de ojos los de Signorelli se pusieron en juego con posesiones cortas y con velocidad en ofensiva. En defensa Manuel Mayora se encargó de anular completamente a Duncan Robinson y Urupan se quedó sin opciones de gol. En el peor pasaje del juego para Urupan, reingresó Bivins para defender a Davis, logró el cometido y además le volvió a dar opciones ofensivas al conjunto de Esteban Yaquinta que terminó entrando 72 a 61 arriba.

En el cuarto final Urupan siguió cargando la pintura y con un Sebastián Ottonello gigante en esa zona, el verde empezó a abrir a distancia para llegar con aire al cierre del juego. El cruce Bivins-Davis siguió subiendo temperatura y el foráneo de la ciudad industrial fue sacando del juego a una de las figuras que tiene Trouville. A pesar de los intentos por acortar la renta, los foráneos de Yaquinta se cargaron el equipo al hombro y cerraron el juego por 97 a 84.

LO DESTACADO

A partir de hoy la Real Academia Española acaba de cambiar el significado de la palabra “equipo”. Si usted aún no sabe o no está atento, puede ir a leer la nueva actualización de unos de los libros más importantes sobre el vocabulario que utilizamos. Desde el 2 de mayo de 2022 si uno lee la definición de “equipo” dice: Urupan. Es que este plantel de la cuidad industrial es capaz de enamorar hasta a los españoles. Cada uno sabe cuando asumir, en que momento y como colaborar. Hoy volvió a dar clases de básquet. Chapeau Don Esteban, sus músicos saben que instrumento tocar para formar la mejor sinfonía. 

UNO x UNO

Mayora (4): No fue su mejor noche y en la conducción Trouville lo extrañó. Davis (6): El hombre rojo. Fue el que más quiso por escándalo, por momentos estuvo solo. Soto (5): Le costó en el comienzo y fue creciendo. Fundamental en las pequeñas reaaciones. Bowman Jr (5): Jugadorazo y pico. El cambio de marcas en el primer tiempo le jugó a favor. Harris (3): Chiquito por donde se lo mire. 18 minutos y 5 faltas. Iglesias (4): Puntos con el partido liquidado. Massa (5): Buenos minutos en cancha. Dio aire y soluciones desde afuera. Fernández (5): Entró a dar aire y cumplió. Signorelli (4): Se vio superado en todo el momento del juego. No le encontró la vuelta y le supieron tapar sus mejores opciones ofensivas.

_______________________

Sarni (6): De más a menos. Ganó y perdió con Davis pero manejó a la perfección al equipo en ofensiva. Trelles (4): No fue su mejor juego a pesar de los buenos momentos en cancha. La dupla de extranjeros lo terminó desplazando en la cancha. Bivins (7): ¡Que loco lindo eee! Lo aman o lo odian. En Urupan la opción 1 es la correcta. Algún escultor de la ciudad industrial ya está pensando donde colocar su escultura. Ottonello (8): Muchísimo carácter en los momentos que más pesa la pelota. Último cuarto deluxe. Riauka (9): El lituano más uruguayo que existe. No sabemos como se baila la plena lituana, pero debajo del aro te mete un 2 y 1 infalible. Robinson (8): Es una elegancia verlo jugar. Tiene un físico envidiable y una mano caliente que te vuelve loco en cualquier momento. García (4): Velocidad en el momento que el equipo lo necesitaba. Cáceres (3): No influyó. Yaquinta (8): Bestial planteo táctico. Demoledor por donde se lo mire. Manejó los hilos a la perfección. Cuando no pudo con Davis, le modificó la marca constantemente. 

VAR

Andrés Lauhle, Martín Fernández, Alejandra Godoy (6): Arbitraje correcto. Por momentos se dejaron comer la oreja en demasía por todos lados. 

_______________________

LO DISTINTO

Podría ser un truco, una partida de poker, un asado, un reunión de amigos y un sin fin de situaciones similares pero en realidad era el cuerpo técnico de Trouville completo. Es que el rojo de Pocitos se vio tan superado en la primera mitad que Marcelo Signorelli se quedó al cabo del primer tiempo unos cuantos minutos en el rectángulo de juego viendo por donde podía ir el mal funcionamiento del equipo. Estadísticas, videos, computadoras y unas cuantas opiniones pero nada pudo con el ejército verde.