Aguada quedó a un segundo de meterse entre los cuatro mejores del continente, pero libres de Sasi Scévola lo despojaron de meterse al Final Four esta noche. Triunfó Tomás de Rocamora, por 63-61.

Tras un inicio trancado de las compatriotas, en donde sufrió los cortes y el buen juego colectivo de su rival, nuevamente la entrada de Niski fue solución para Altalef. El ingreso de Florencia, generó espacios para las argentinas, que se arrancaron a conectar para rápidamente revertir los 5 puntos de desventaja. Rocamora, apeló al juego en el bajo de Miculka para generar a partir de ahí y por su parte, las rojiverdes usaron a Paz para atacarla de frente. En un encuentro con tremenda dinámica, las uruguayas lideraron el primer cuarto por 3 (18-15).

González, calentó la mano de afuera para rápidamente marcar paridad en el partido. El equipo local siguió sufriendo el juego de frente de Paz, a lo que se sumaron los cortes por línea de fondo de Barzola. Momentos de Díaz desde la generación, agregando a una efectiva Ayala, pusieron a las de Concepción del Uruguay al frente. La defensa sobre Niski comenzó a desdibujar a Aguada que perdió fluidez ofensiva, por lo que el liderazgo al entretiempo fue argentino, 33-29.

Una encendida Figueroa, le dio a Tomás de Rocamora, rápidamente 10 de ventaja en el último cuarto. Paz agigantó su figura, atacando desde la esquina para la reacción de las Aguateras. Pese a un triple de Scévola, el equipo uruguayo protegió bien su pintura, en un juego en el que el score cayó y la distancia fue de 5 al descanso final.

Ya con números totalmente de locos, Paz con una caída y un par de triples de la esquina, le dio el liderazgo a Aguada. González sacó la pizarra, haciendo crecer a su equipo colectivamente tras el minuto, con puntos asistidos. Niski marcó paridad con un 2+1 saliendo del bloqueo, poniendo la antesala de un final de locos. Un libre afuera de Paz, permitió a Scévola cayendo al aro, poner enfrente al equipo local. Gregorio sacó la cara por su equipo con un tiro súper difícil, pero del otro lado, Díaz respondió con simples, cuando al romper se llevó la falta de Ana. Niski puso un golazo tras minuto que pudo ser el de la clasificación para las rojiverdes al romper por línea de fondo. En un cierre polémico, el equipo de la Avenida San Martín defendió notable la última bola, donde en el cambio, Barzola le puso la tapa a Scévola, pero los árbitros apreciaron un contacto de Niski abajo, dándole cuatro tiros a Sasi, tras una técnica a Altalef. Con 3/4 adentro el equipo argentino quedó a tiro del triunfo y lo consumó tras un triple largo corto de Niski. El equipo centenario quedó cerquita de hacer historia, pero terminó cayendo y ya no depende de sí mismo para entrar entre los mejores cuatro del continente.

LO DESTACADO

Todos sabemos lo que defiende Ana Paz, quizás, top jugadoras defensivas de nuestra liga. La bancó a Miculka, a Scévola y a quien le pusieras en frente. Pero si a eso, le sumás, TREINTA Y DOS PUNTOS y 12 rebotes, permitanme decir que estamos ante una actuación individual abusolutamente de locos. Ni que hablar en la segunda parte, que encontró una chacrita en la esquina pegada a su banco de la que hizo destrozos. 10/14 en dobles, 3/7 en triples, totalmente anormal. Difícil de superar esta actuación individual en lo que queda de Liga.

UNO x UNO

A. González (6): Fue líder en el primer tiempo. Después aportó intensidad. Díaz (8): Emboca libres hasta con la luz apagada y bajo presión. Cortarla son dos puntos en contra. Qué mano confiable Figueroa (5): Si bien tuvo un partido discreto, puso dos bombas claves para abrir la máxima. Ayala (5): Con buenas y malas. Tuvo buenos minutos adelante, atrás no tuvo Paz. Scévola (6): Está en un The Last Dance de película. Pese a su 4/17 en tiros de campo cerró el partido y pone pelotas pesadas. Hagan la serie YA. Aunque un último pasito por Uruguay Messirve. Lara (5): Generó por momentos y le dio verticalidad al equipo. Miculka (3): Generó algo por el bajo, pero una vez más fue superada. Santini y Fernández (-): Poco en cancha. L. González (7): El equipo tiene momentos brillantes desde el colectivo. Se nota a las claras el trabajo de una entrenadora que conoce a Rocamora como la palma de su mano.

_______________________

Gregorio (5): Sin tener una noche brillante, estuvo activa en momentos pesados. Fernández (3): No encontró el acierto de afuera que la destrabe. Barzola (7): Fue la socia ideal de Paz cuando la contuvieron bien, dando soluciones desde los cortes. Hizo una tarea brillante de ambos costados, entiende muchísimo. Peri (4): No pudo sacar ventajas. Paz (10): Absolutamente desquiciada. Ultra destacada. Niski (7): Totalmente a otro nivel, hace todo. Mereció quedarse con el doble del triunfo, fue para enmarcar. Chagas (6): Nació para defender. En la cuna ya marcaba a los osos de peluche. Dos Santos y Barbato (-): Poco en cancha. Altalef (7): Por detalles se le escapó el partido. Apeló a un ritmo de juego más elevado en el que Aguada también se sintió cómodo. 

VAR

Gustavo Mathías (Brasil), Claudio Osorio (Chile) y María Sanabria (Paraguay) (5): El partido lo llevaron bien. No sostuvieron el criterio en el final, en donde si bien hay argumentos para pitar, el ambiente favoreció a bajar algún escalón en las sanciones.

_______________________

LO DISTINTO

Preciso saber, cuanta gente queda en la tribuna en los entretiempos de los partidos de Rocamora. Yo creo que se vacía el estadio, porque la fila para comprar choris, es más larga que para sacar entradas a un renacimiento de los Beattles. Y eso que no es de la calidad del de Larre (o se supone, porque todavía no lo probamos), pero si llevás a Rocamora a La Unión, se cuelgan hasta del techo para ir en busca de los chorolos. No tengo pruebas y tampoco dudas.