Defensor Sporting apeló a su indentidad en el último cuarto y liderado por Paola Ferrari ofensivamente, levantó 17 puntos de desventaja para ganarle a Sportiva Italiana, 55-49.

El equipo chileno mostró una cara muy parecida a la de ayer en el arranque, intentando jugar ofensivas rápidas, muchas veces culminadas con tiros de tres puntos. Atrás, una zona que las compatriotas supieron castigar de buena manera en el arranque, encontrando tiros cómodos desde el poste medio. Afortunadamente para las uruguayas, los porcentajes de la Sportiva no fueron altos en el arranque y Rossi y Ale, si lograron castigar temprano para las fusionadas. De todas formas, García pudo generar, mientras que las caídas de Pérez fueron importantes para mantener el score parejo. Un doble de Rivera tras cortar por línea de fondo, dejaron a las de Punta Carretas, arriba por 12-11 al término del primer cuarto.

Más allá de un temprano triple de da Costa, Italiana subió la presión e incomodó a las Decanas, para aprovechar a correr y mantener parejas las acciones. Panetta rescató a su equipo en el peor momento, pero las fusionadas volvieron a sufrir pérdidas ante el cuadrado y uno sobre Ferrari, que las trasandinas siguieron castigando con corridas. De esta forma, entraron al entretiempo arriba por 1 (25-24).

Con Pérez jugando a partir del bloqueo directo, Italiana sumó y elevó sus números de afuera para abrir 8 (36-28). Defensor Sporting, empezó a desdibujarse en la medida que dejó una catarata de triples y se desajustó con el rebote en su aro. Además, Sportiva Italiana, desde trabajo de atrapes, forzó a más pérdidas de las fusionadas y machacando con cortes por línea de fondo, siguió estirando. Las colectivas también jugaron una mala pasada en el equipo uruguayo, que entró con una lapidaria diferencia de 17 al último descanso (45-28).

El inicio del cuarto período para las Decanas tampoco fue bueno y si bien tras minuto de Alderete, el equipo salió más agresivo atrás y Panetta encontró un bombazo para descontar, parecía seguir trabado en ataque. Ale puso uno que abrió interrogantes en el score, al robar en la salida y poner a 9 a las de la calle Jaime Zudáñez (47-38). Ya la entrega del equipo fue otra, desde la presión y una defensa intensa que desconcertó a las dirigidas por Pozo. A 3:16 del final, Ferrari sacó a relucir toda su categoría y puso sólo a 2 unidades a las bicampeonas de la LFB, con ocho puntos consecutivos. Tras minuto, Italiana pareció salir un poco de la locura que impusieron las uruguayas para traerlo, pero tras dos libres afuera de Díaz, Ferrari sacó una falta de tres para darlo vuelta y con un triple en transición, la paraguaya estiró a 4 (51-47). Ya el equipo fusionado había hundido en su juego a las chilenas y ya no hubo marcha atrás. Defensor Sporting se quedó con un triunfo épico con el que mantuvo vivo el sueño de estar en la próxima instancia.

LO DESTACADO

Era injusto realmente que Defensor Sporting se despidiera de la clasificación sin demostrar la identidad que lo trajo hasta acá. Tiró por la borda la estructura y apeló a presionar, a subir el ritmo y así, una vez más trajo un trámite recontra adverso. Es que a este equipo lo tenés que recontra pisar, enterrar y asegurarte que no te levante porque la podés pasar feo. Volvieron las bicampeonas, ese equipo por el que cualquier rival quiere evitar ser defendido.

UNO x UNO

Moyano (4): Torcida con el tiro. García (8): Hace absolutamente todo. Genera un montón de cosas, baja rebotes. Pedazo de jugadora. ¿No querrá venir a Uruguay? Pérez (7): Cuando cae al aro, correte que te pasa por arriba. Díaz (6): Hizo un trabajo de rol notable. Pelea cada rebote como si fuera la vida. Cabrera (5): No desentonó. Carrasco (4): Abolló el aro, pero sus triples nos hicieron sufrir. Antezana (2): Tuvo la mira totalmente torcida. Si hubiese tirado como ayer, el desenlace era otro. Cortes (5): Dio intensidad. Garay y Hernández (-): Pocos minutos en cancha. Pozo (6): Su equipo juega bárbaro. Genera tiros buenísimos, pero no lo acompañaron los porcentajes. Nunca pudo sortear la presión de Defensor Sporting.

_______________________

Ale (8): Una de las almas de la remontada. Defendió una locura y generó para Ferrari. Siempre aparece en las difíciles. Cordara (4): Salió en la referencia de García. No pudo. Ferrari (9): No tiró la carpeta en la cancha, tiró todo el archivo completo. Puso bolas difíciles que no le habían entrado y en el momento más caliente del match. Hizo valer todo el trabajo defensivo del equipo Schiavo y Rivera (7): ¿Son internas? ¿Existen grandes que te salgan a presionar así toda la cancha? Una locura, te matan atrás. Es injustísimo que Batman y Robin tengan una película y esta dupla no, avivate DC. Panetta (8): La revulsiva, le dio al equipo otra cosa. Ni que hablar de lo que defendió, además puso una bola súper pesada que abrió la reacción. No se comió la cancha, se comió el gimnasio entero. Con razón no quedaba más comida ayer. Rossi (4): No repitió, se cargó de pérdidas cuando la atraparon. Curbelo (5): Siempre da su batalla. da Costa (5): Arrancó bien. No sostuvo. Alderete (8): Es capaz de convencer al equipo que los partidos están vivos cuando la historia parece terminada. No es la primera vez que en el camino al bi, Defensor Sporting trae un partido del estilo.

VAR

Franco Ronconi (Argentina), Erick Endara (Ecuador) y Romina Morales (Argentina) (7): Se excedieron un poco de más con dejar jugar. Debieron pitar m… Noo ni en pedo, el partido estuvo divino, dio gusto que leyeran que el juego se prestaba para eso y dieran continuación.

_______________________

LO DISTINTO

Dejando la injusticia con el cupo de lado, Pía Moyano y Sylvie Bouissa, que se habían ganado deportivamente la chance de estar dentro de la cancha, vinieron a alentar a sus ex compañeras. Un gesto que vale un montón, que demuestra, que el crecimiento del básquetbol femenino es con todas empujando para el mismo lado. Y mañana que vuelvan, que son el amuleto de la suerte 😉